viernes, 9 de abril de 2010

Sicilia


Estuve en Sicilia hace unos años. Era verano y la isla desprendía un calor de volcán. Con Nicolás de Staël rememoro los mosaicos dorados de Monreale, los campos heridos por el sol de agosto, marrones, yermos. Y en lo alto de Segesta, el templo, sereno y abierto al cielo, donde se acunaba el mediodía ardiente.
Sola, con el canto de las cigarras, y un verdor inesperado de pinos en la lejanía, me senté a la sombra de las columnas dóricas. Algunas lagartijas corrían tímidamente entre las piedras y los siglos.



Abajo, detrás de una loma, esperaba el teatro, divisando el mar, con esa sabiduría que los griegos imprimieron a sus construcciones. El aislamiento y el silencio del templo me conmovieron. Tal vez era éste el panorama que el pintor vió cuando yo aún no había nacido, rojos de fuego, amarillos de oro, negros de batallas, violetas de muerte. En el horizonte lejano, se destacaba una línea difusa, el Mediterráneo de nuestros comienzos. Sobre la colina, un templo. Incólume, tras las batallas, las ciudades, los siglos, los ritos. Ritos como el del nadador, lanzándose firme al vacío. O las ciudades, como Agrigento, piedras y dioses, gigantes dormidos. Y Selinunte, casi bañada por el mar africano. Recorrí lugares al peso del sol, pueblos recónditos y dormidos, paisajes donde veía a las mujeres solas, tan solas aún, y a Visconti, en los campos infinitos del Gatopardo.
Mis ojos reconocen en la pintura algo de esa isla que conocí en parte. Los colores reverdecen los recuerdos y en los trazos, veo las líneas que fueron dejando los pobladores de un lugar espléndido, cimentado entre la lava y el mar, lugar de paso y de arraigo, azotado por las inclemencias de la tierra y de los hombres. Una isla seductora, plagada de tesoros y abandonos.




Nicolás de Stael, Sicilia, 1954
Museo de Grenoble

Templo de Segesta
fotografía de la red,
grabado s.XVIII

96 comentarios:

Isabel Romana dijo...

He quedado seducida por tu texto, exquisito. El próximo otoño iré unos días a Sicilia y creo que lo haré con la impresión de estas palabras tuyas. Saludos cordiales.

virgi dijo...

Hola Isabel, un verdadero lujo que empiecen tus palabras adornando mis recuerdos de esa isla, hermosa y cautivadora.
Muchísimas gracias. Espero a leer tu libro, que seguro me encantará, según los pequeños retazos que he ido leyendo aquí y allá.
Un abrazo grande

Rayuela dijo...

Qué maravilloso paseo por Sicilia! Tu relato es perfecto y cálido.
Sabés? me recordaste a Pavese...


mil besos*

carmensabes dijo...

No hay quien se resita a Sicilia con este delicioso texto tuyo, lleno de matices y derrochando sensibilidad.
Y con Nicolás de Stael, qué lujo nos regalas mujer.

Besos

virgi dijo...

Querida Rayuela, debe ser que entre las palabras continúa enredándose el calor de aquellos días. Muchos besos...¡tremendo piropo recordarte a Pavese!

virgi dijo...

Carmen, amiga, el derroche se me habrá pegado de tus espléndidos blogs! Me agradan tus palabras y ese semblante dorado que nos regalas. Un abrazo, maravilla.

iliamehoy dijo...

Mi Segesta escanciaba làgrimas de lluvia otoñal. Selinunte mar y piedra...azul mediterráneo tan primero, tan griego.
Qué belleza recorrerlo con tus palabras y mis recuerdos...
Una sonrisa

marichuy dijo...

Virgi querida

Fíjate que no conozco Sicilia, estando tan cerca –en Capri- ya no pude ir y no imaginas cuántas ganas tengo de visitarla.

El cine, la literatura me la han dibujado tantas veces y yo sin conocer.

Por eso te agradezco doblemente este post, el relato sensible de tu viaje a la isla, la nostalgia que trae consigo. También, gracias por las referencias literarias e histórico culturales con las que lo has hilvanado. Y esas imágenes tan ad hoc (estupendo el trabajo de Nicolás de Staël).

Un beso

sandocan en bicicleta dijo...

termino de leerte y pienso: ha valido la pena pedalear y pedalear.
un texto con mucha delicadeza que obliga a marcar Sicilia como un destino mas sobre el mapa.
un saludo en la lejania.

virgi dijo...

Hemos ido de la mano, entonces, querida Ilia. Me ha saltado el feedback con tus palabras, allí volví con las lagartijas, y los caracoles enroscados entre las yerbas.
Besitos :):):)

virgi dijo...

Pues ya ves, amiga Marichuy, y yo que he estado muchas veces en diferentes lugares de Italia, nunca fui a Capri...¿Nos vemos en el puerto de Nápoles y bifurcamos el camino? Un abrazo grande, tanti baci.

virgi dijo...

Sandocan, seguramente si sigues así, llegarás a sitios maravillosos de los que espero nos escribas tus impresiones de viajero sensible.
Gracias por llegar hasta aquí, muchos besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

genial tu post... siempre es un placer venir a echar un ratito en tu universo...

saludos y un abrazo enorme.

TORO SALVAJE dijo...

Ahora mismo me iría.
Que bien lo explicas y que atrayente resulta.

Besos.

ruben dijo...

Pessoa tenía razón Los viajes son los viajeros, lo que vemos no es lo que vemos sino lo que somos.Y por tu escrito delicioso se nota antes el cómo eres de lo que qué cuentas.
Besos

Tempero dijo...

La percepción de los campos como 'heridos' por el sol de agosto no la tengo yo. Asumo las estaciones como hechos sustanciales para las plantas. Y es que, en verano alumbran los girasoles y se exhiben los rastrojos. Y en la fruta se la carne. ¿Heridos? Oye, Virgi, que entiendo lo que quieres decir, y que soy un meticón. Y que Sicilia la tengo entre mis sueños, como a Córcega.
Sobre tu texto: el impunso de un recuerdo sereno.

Besos.

mariajesusparadela dijo...

Pues yo ya no quiero conocer Sicilia: un lugar real nunca podrá igualar lo que tu texto inspira.

virgi dijo...

Una satisfacción que pases y que te guste, Hiperión. Un abrazo también para ti, entre el trigal.

Querido Toro, seguro que si viera el templo, te quedarías emocionado...¡y no digamos Justi, con esa sensibilidad que tiene para todo!
Besitos, lindo

virgi dijo...

¡Jo, Rubén, que bonito!
Seré que lees bien entre líneas...Gracias. Muy tiernas tus palabras, un abrazo.

Tempero, las heridas también son hermosas, nos desangran, mientras crecemos.
De Córcega no sé aún, pero Cerdeña es misteriosa, verde, gris, azul...
Besos :)

virgi dijo...

Bueno, María Jesús, entonces cuando vuelvas de París ya yo no querré volver, porque seguramente nos contarás cosas muy bellas. Como tú, mismamente. Gracias, mi niña, muchos besos

Reyes Uve dijo...

Ñam , ñam.
Un post para ser paladeado de principio a fin.

mateosantamarta dijo...

Todo un viaje por la Historia, el recuerdo, la nostalgia, la luz, la sensibilidad. Yo no soy un viajero, pero te agradezco este magnífico paseo. Un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Precioso viaje recorrido de tu mano.

Es muy bonita la forma de hacernos recorrer los campos,los templos, toda Sicilia y sus pobladores a través de los siglos. Preciosos los colores y hasta los olores, eres una pintora con la pluma y la cámara.

Besicos muchos niña.

tanci dijo...

El peso del sol a tu paso. Con tu soledad y tus silencios llenos de color, de olor y de trazos. Muchos trazos de nostalgia que, tal vez, traspasándola tan delicadamente a este magnífico itinerario nos has abierto el apetito visual, estético y geográfico hacia una nueva ruta: Sicilia. Me ha encantado Virgi.Gracias.

Enrique Sabaté dijo...

Bien por las lagartijas en la Magna Grecia.

Salud.

Mayte dijo...

Mi abuelo decía que las lagartijas solo se tiraban al sol plácidas y bellas en Sicilia y en el desierto mexicano, y que razón y que bellas tus palabras Vir, me regalas paisajes de mi propia memoria.

Un biko grandot pa tí ;)

gaia07 dijo...

Hemos aprendido a construir con elementos duraderos las maravillosas e ingeniosas ideas que se nos han ocurrido utilizando el medio que nos rodea, pero todavía no hemos conseguido que se perpetúe a través de los siglos para el goce de cuantos nos siguen, lo que con nuestros más sublimes sentimientos podemos sentir y hacer sentir.

He disfrutado Sicilia contigo de la mejor manera que se puede disfrutar un viaje, con sensaciones.
Muchos besos fabulosa Virgi.

AROBOS dijo...

Un bello texto que me ha llevado en volandas por el aire hasta Sicilia.

TriniReina dijo...

Virgi, tus palabras ponen imagen en nuestra mente y desde tus letras, somos turistas que transitan y saborean los lugares que describes. Gracias por este paseo por Sicilia.

Besos

De cenizas dijo...

Fantástica descripción... dan ganas de ir a vivirlo.


besos

GINEBRA dijo...

Un sitio precioso debe ser, pues no lo conozco, aunque tu descripción del lugar nos lo acerque un poco.
Te envío besos

virgi dijo...

Lo del ñam, ñam, me ha encantado, querida Reyes. Nada como tener apetito y comer de todo (mismamente yo). Gracias por tus piropos, besitos.

Hola Mateo, son muy apreciadas tus visitas y la sensibilidad que me devuelves. Te lo agradezco muchomucho.
Un abrazo

virgi dijo...

Querida Nani, ya quisiera yo tener esas cualidades que me otorgas! Lo que sí es cierto es que los viajes me dan mucha vida, aprendo, huelo, me alimento...
Sonrisas, sonrisas, sonrisas

Tanci, ya veo que ha sido un plato apetitoso para algunas visitas. Me alegra mucho si he podido traspasar mis sensaciones. Estoy segura que a ti te gustaría mucho. Yo sólo estuve en la mitad occidental, espero volver a la que me falta , que tiene otros lugares espléndidos. Un fuerte abrazo

virgi dijo...

¡Una alegría grande verte por aquí, Enrique! Y muy lindo que te hayas fijado en las humildes lagartijas. Te doy las gracias de su parte. Te mandan besos escurridizos.

Mayte, también tú me hablas de las lagartijas...precioso lo que me dices de tu abuelo. Habrá que ir a México (lo tengo en mente) pa' corrobar de nuevo lo que me dices. Besitos, tesoro

virgi dijo...

Súper Gaia, tu entusiamo me conmueve. Tienes a mano siempre bellas palabras para hacernos pensar en las nuestras...es una gran cualidad, lo sabes, no?
Muchos besos, abrazos, sonrisas

virgi dijo...

Arobos, seguramente podrías llegar antes que yo. El viento del Estrecho, a poco que te impulse, ya te deja caer por esa isla. ¡Buen viaje, pues!

Apreciada Trini, imágenes las tuyas, poéticas y vívidas, sentidas desde lo hondo. Si te he servido para un pequeño paseo, no sabes cuánto me satisface. Tesoro, mucho cariño, mucho.

virgi dijo...

De Cenizas, le sacarías mucho partido, creo. Con las virguerías que cuelgas! Un fuerte abrazo.

Hola Ginebra! Tiene lugares maravillosos, aunque, como ya dije más arriba, sólo paseé por una mitad de la isla. Y se come del diez, por cierto! Cosas populares, en mercados auténticos. Besitos entre las ruinas.

ZenyZero dijo...

Yo creo que sí habías nacido.
Tu descripción emula la laboriosidad con la que la lava construye sus países isleños y tus palabras encierran los sueños incandescentes de un volcán.

Habías nacido entonces y nos lo cuentas hoy.

Un abrazo
chuff!!

virgi dijo...

¡Oh, Zeny, eres total! Hermosas siempre tus palabras...

Un abrazo tierno y calentito.
De volcán, vaya!

Bel M. dijo...

Sí, exquisito, como dice Isabel R. También yo, cuando vaya, recordaré tus palabras.
Un abrazo, Virgi.

Jin dijo...

ojalá pudiera ir yo también a Sicilia con tu mirada dentro, has escrito/descrito un ambiente hermoso y vivido, cercano, verdaderamente seductor. besos, hechicera!

virgi dijo...

Muy apreciada Bel, lejos me alcanzan tus palabras...no sabes cuánto!
Te visito siempre, he entrado en la revista que señalas, pero debe ser que no me muevo bien por ella, porque no he podido aún leer tu trabajo. Sigo en ello. Un abrazo, mil gracias

virgi dijo...

Hechizos, los que conjugas en tu moleskine, querida Jin, ...me dan ganas de tener uno, así, maravilloso, como el que nos enseñas.Mi reverencia a tu visita, cielo. Voy a verte ahora mismo, muak, muak, muak!

tecla dijo...

Siento la quietud del paisaje a través de tus plalabras, siento la brisa humedecer mi rostro, y el aire cantando en mis oídos.
Tanta poesía se desliza de tí hacia mi mente.
Gracias virgi.

virgi dijo...

Hacía mucho calor, querida Tecla, me había costado llegar hasta el templo desde el tren, pero lo olvidé todo cuando me senté a la sombra de las columnas. Si ahora te ha llegado algo de aquel aroma, me satisface mucho. Un abrazo fueeeeeerte!!!

PSYCOMORO dijo...

Sicilia tiene esos tonos que invaden el recuerdo de quienha pisado esa tiera seca, calurosa; te queda la sensación de que el retorno no es más que algo que va acabar sucediendo. Preciosa entrada.

Bel M. dijo...

Querida Virgi:
Muchas gracias por ese interés. Si todavía quieres leerlo o echarle una ojeada a la revista, tienes que pinchar en "Pdf", entonces se descarga y como tiene un índice ya puedes leer lo que quieras.
Espero dentro de un tiempo poder abrir de nuevo las Amapolas. No quiero perder a amigos como tú.
Otro abrazo.

virgi dijo...

Psycomoro, si hablas de retornar a los lugares donde algo nos deslumbró, sí que volvería a Segesta.
Hay una atmósfera que nunca sentí, ni antes ni después. Muchos besos, qué bueno cuando nos sentimos comprendidas!

virgi dijo...

¡Qué amable volviendo, Bel! Pues lo que me recomiendas es lo que he hecho, debe ser que aún me queda mucho por recorrer en el sendero de la paciencia (mi asignatura pendiente...bueno, una de tantas...).
Veo muchas amapolas por los campos, ninguna como las tuyas, por eso las espero. Besos, linda.

edgar dijo...

Veo que lo mismo te mueves en el fondo del mar como en lo alto de una colina, con las lagartijas griegas.
Muy bello tu relato, con tus palabras he valorado más a Staël.
Abrazo

virgi dijo...

Estimado Edgar, si ahora te gusta más Staël gracias a esta entrada, puedo decirte que yo le he cogido mucho cariño al cuadro. Lo observé mucho para relacionarlo con mis vivencias de la isla. Gracias por tus palabras.

Beauséant dijo...

uno de esos sitios que tenemos casi al lado y nunca figura en la lista de destinos de las agencias de viaje.. no śe parece como una especie de avalon perdida entre la niebla ;)

zayi dijo...

Otro viaje que me he gozado de gratis gracias a ti. Un texto delicadísimo y hermoso. Lo he disfrutado y lo he vivído. Me gustaría conocer Sicilia ( bueno y japón y Argentina y Chile y Cartagena Y Estambul....) pero cuando no se puede y se tiene algo tan bueno como esto, al menos da menos "cosita" no viajar.
Un besito cielo.
Voy comentando a media máquina, sin prisas pero sin pausa.
Otro Besito.

Lu dijo...

La Italia, los ancestros... Tantas deudas saldadas conociendo lugares simplemente.
Espero q la vida me alcance para hacerlo.
Uno a veces conoce tan poco realmente (físicamente hablando).
Besos y gracias.
(Más q un comentario fue una reflexión en voz alta)

Franziska dijo...

Ha sido un delicioso paseo el que nos ha ofrecido tu magnífico texto tan lleno de matices y al mismo tiempo con todo el aroma de la isla impregnando cada descripción.

Gracias por tus palabras en mi blog.

MBI dijo...

Era un viaje aplazado pero tu entrada me lo ha resuelto inminente...

ismo dijo...

Sicilia es un sueño pendiente. Berteaux, bonito grabado.

sue dijo...

No conozco Sicilia, pero después de leerte me dan ganas de tomar un avión ahora mismo y volar hacia allí.
Gracias por compartirlo.

virgi dijo...

Beauséant, muchas veces con sólo apartar esa niebla que dices, podemos disfrutar de hermosos paisajes. Ojalá tuviéramos la lucidez para hacerlo. Un fuerte abrazo.

Querida Zayi, tómate tu tiempo y tu espacio. Te extrañare si no vienes, pero sé que estás liada. Gracias por sacar un ratito para leerme. Muchos besos, muchos

Miguel Baquero dijo...

Impresionante descripción, refinada y sensible. Un verdadero lujo, de verdad. Qué manera más sencilla y suave de escribir...

virgi dijo...

Lu: Un placer que cruces el charco mientra reflexionas. Son lindos tus pensamientos. Vienen cargados de ternura y melancolía. Gracias , mi niña.

¡Franziska, que bien que vuelves! También te extrañaba, sabes? Un fuerte abrazo, me encanta ver esa sonrisa vital que tienes

virgi dijo...

MBI, "te pondrás las botas" sacando ventanas. Yo no tenía ganas de llevar la cámara, quería ir con las menos cosas posibles. Luego me arrepentí mucho. Que la inminencia se lo corta. Kisses

virgi dijo...

Ismo, cómo se nota que te fijas en lo que te gusta! A mí me parecía muy evocador el grabado del templo. Me veía yo dentro, entre la gente. Gracias. Muchas.

Querida Sue, pues nada! a hacerlo. Además el italiano es tan fácil para nosotros que hasta las lagartijas nos pueden entender...:) :) :). Mil besos, cielo.

virgi dijo...

¡Miguel, muchacho, con lo genial que eres tú! Llegas sonrojarme. Te lo agradezco mucho, mucho. Un abrazo fuerte, como las columnas.

María Socorro Luis dijo...

Oh, mama mia, Sicilia...
Estuvimos allí hace muchos años, en unas vacaciones de caravana y tienda de campaña. Inolvidable...

Muchos besos.

virgi dijo...

Hola Soco, pues yo también he estado en campings en algunos lugares de Europa (hace años!), pero no en Sicilia...me alegra leerte lo de "inolvidable"
Ciao, bambina, molti baci

Caminante dijo...

Preciosa descripción Virgi, está llena de poesía. Sicilia debe ser, al menos, tan bella como tú la pintas.

Besos.

virgi dijo...

Hermoso comentario, Caminante. Te lo agradezco mucho. Sicilia es una belleza, entre historia, paisajes, ciudades...
Muchos besos

doctorvitamorte dijo...

Realmente seductora y abandonada.

virgi dijo...

¡Sólo un Doctor lúcido y con experiencia podía hacer esta asociación con la película! genial, genial.

(no encontré a ninguna belleza como la Sandrelli, una pena)

tajinaste dijo...

No te tenido la oportunidad de ir, pero después de leer esto, creo que ya tengo decidido mi próximo viaje.Gracias virgi por dejarme con una paz y una sonrisa como la de un niño cuando duerme.

virgi dijo...

Linda flor del terruño, me llega tu sonrisa y los colores que le pones a la vida. Montón de gracias, que descanses. Un buen beso.

tajinaste dijo...

No he estado nunca,pero después de leer este texto ya se donde serà nuestro próximo viaje.Gracias virgi por dejarnos conocer lugares donde nunca hemos estado y dejarme con esta paz. Un besote. ¡ que grande eres!

virgi dijo...

Grande tú y amor duplicado para ti.
Gracias por volver, nuevamente entusiasmada. :) :) :)

ana sáenz dijo...

después de leer tu texto es casi obligada la visita a Sicilia

un fuerte abrazo

(cerré el blog unos días pero acabo de volver)

Ñoco Le Bolo dijo...


En fin. Sólo puedo ir hasta ese lugar de tu mano. Al menos disfruto de la lectura.

un beso desde PH

CristalRasgado & LaMiradaAusente
________________________________

Angus dijo...

Recuerdo perfectamente haber leído tu entrada Cine. Hay en ella muchas referencias comunes. Hoy la he vuelto a leer... por cierto, anoche vi Easy rider. ¡ Qué frustración!. El tiempo no perdona ni las almas rebeldes ni los viejos motores.

virgi dijo...

Hola Ana, ¡qué bueno verte otra vez! Vista la aceptación general de la isla, podemos hacer alla un encuentro de blogs ...
Muchos besos, linda

virgi dijo...

Pues de mi mano te llevo, querido Ñoco. Total, desde PH hasta allí no son sino un par de pasos...
Gracias por tu compañía, siempre un placer

virgi dijo...

Angus, ¡no me digas lo de Easy Rider!
Bueno, normal. Con las que no creo que pase lo mismo es con las de Buñuel, Felini, Wenders, Fassbinder...eso sí que son "clásicos", que dicen. Gracias por venir, mi niño, mogollón de cariño.

alicia dijo...

Me hablaron de la luz ambarina de Sicilia pero nunca de sus abandonos y soledades. Comenzaré el viaje en la pintura para después cambiar óleo por tierra, pincelada por camino.
Abrazos bajo el sol

Miradme al menos dijo...

Joé, qué gentío. Me parece que llego algo tarde...
El pasado verano estuve en Malta, muy cerca de Sicilia. Me faltó muy poco para coger un ferry y llegar allí. Bueno, hay que dejar lugares para el futuro.
Comparto contigo el gusto por las evocaciones, aunque no sean tan bellas como la tuya.
Un abrazo

Malena dijo...

Mi querida Virgi: Conocí también Sicilia hace unos años pero me faltó la visión de poeta con que tú la miraste. Quizá el horroroso frio que hacía (diciembre) me impidió disfrutarla. Prefiero ahora mirarla a través de tus palabras.

Mil besos y mil rosas.

virgi dijo...

Alicia, la luz ambarina en Segesta te puedo garantizar que la disfruté.
Un abrazo con la luna, plateado y tierno

Fernando dijo...

En esta cuna no he estado, por el contrario.
Una vez estuve a punto, y si entonces hubiera leído este texto, no tendría tan ancha laguna en mi paraíso perdido.
Hermoso y evocador.
Un beso.

virgi dijo...

Miradme, una sorpresa después de tanto tiempo. Hace unos días pasé por tu blog y no ví nada nuevo, luego vuelvo a ver qué tal...
Gracias por recordame y venir, besitos

virgi dijo...

Querida Malena, si hubiera ido en invierno, no tendría estos recuerdos. Tampoco habría disfrutado igual, las estaciones nos hacen sentir y ver las cosas de otra forma.
Un fuerte abrazo

virgi dijo...

Fernando, ¿a qué has estado en unas cuantas cunas de esta clase? Con su balanceo de belleza, de mitos, de arte, de batallas y conquistas...
Y aquí seguimos, con el aroma que nos ha incrustado ese balanceo.
Saboreando tu visita, te van mis besos.

(gracias, cielo)

Intro dijo...

Tienes una forma bonita de nombrar a Sicilia, de describirla, de bautizarla con tu boca, y de recordarla.

Un beso.

Thornton dijo...

Virgi, en el club tienes un modestísimo regalo.
He recordado mi viaje por Italia. Mejor no se puede contar: "y un verdor inesperado de los pinos"
La verdad es que no es tan dificil hacer lo que tú haces, conociendo la historía, sabiendo relacionar las distintas artes y teniendo talento para escribir no hace falta más.
Un abrazo, maestra.

virgi dijo...

Querida Intro, tu ternura se acerca siempre hasta aquí, gracias. Muchos besos, me gusta que te haya gustado. Sí!

virgi dijo...

Muy estimado (mucho) Thornton, ya fui a tu blog. Montón de gracias, no esperaba verme sobre fondo rojo, ni tampoco entre el cielo y la tierra.
PRECIOSO.
Besos, allí voy otra vez.

Clarice Baricco dijo...

Pues mientras todavía no tenga la oportunidad monetaria para volar a esa tierra, me quedo con tu texto.
Qué ganas de volar deveras.


Besos.

virgi dijo...

Todo llega, querida Clarice, verás que sí. Sobre todo ls cosas que más deseamos.
Un fuerte abrazo te va sobre el océano, gracias por tus visitas

Maguita dijo...

Hola Virgi, llego aquí de casualidad, casualidades de la vida (buscando info de Stäel, para ser sincera) y me encuentro con tu blog hermoso, con tu escritura precisa, y con tu poesía. Y con el post de Sicilia, que me llegó al alma, porque es la tierra en la que vivo desde hace un par de meses, de la que no dejo de enamorarme cada día que pasa. Un abrazo.

virgi dijo...

Muy bienvenida, Maguita. Este mundo de redes es apasionante...¡quién me iba a decir que alguien viviendo en Sicilia leería esta entrada!
Montón de gracias, ya he ido a visitarte, un fuerte abrazo