sábado, 23 de junio de 2018

Discernimiento



Al fin se dio cuenta que si apuntaba al cielo, no tendría ningún desengaño. Era imprevisible, sí, pero honesto, hermoso, sincero, daba todo lo que tenía sin pedir a cambio, podía ser luminoso, cálido, oscuro, abigarrado de conflictos, pero estaba siempre allí, leal y eterno.


Texto y foto, Virgi

No hay comentarios: