domingo, 25 de marzo de 2012

Piedra

viviré en esta casa






cerca de las piedras





al amanecer, la luz bañará las hormigas, las abejas,
los saltamontes en la yerba


un rumor sonando en las esquinas,
ahuecando la piel rocosa del día




Fotos Virgi

70 comentarios:

Carmen dijo...

las piedras son mapas en los que siempre que nos detenemos encontramos nuevas rutas, nuevos detalles

besitos

marichuy dijo...

Las piedras, espero, nos sobrevirán, hablarán de lo que fuimos cuando ya no estemos aquì.

Un beso, querida Virgi.

virgi dijo...

Las piedras, eternas, impasibles, siempre nuevas. Sí.
Besos a las dos, Carmen, Marichuy.

arena dijo...

preciosa casa de piedra, seguro que su interior está repleto de secretos

abrazos

tecla dijo...

Pues me iré a vivir contigo, Virgi.
También junto a las piedras y cuando aparezcan los claros del día y las piedras se vean del color del oro, nos haremos anillos y collares para celebrar que cada día sale el sol.

virgi dijo...

Por la cerradura se veían cosas preciosas, Arena. Gracias por venir.
Un abrazo

virgi dijo...

Contigo donde me digas, Tecla querida. Y con alguien que las dos conocemos, ¿te parece?
Besitos. Muchos.
Sonrisas. Siempre.

Pluma Roja dijo...

Sería lindo que los muebles fueran de piedra. Es una casa que invita a vivir en ella.

Tú última estrofa me hace pensar en insectos de oro que que vuelan sobre lo verde de la grama.

Felicitaciones preciosas fotos.

Saludos.

ZenyZero dijo...

La luz sabe que de todos los seres que se interponen en su trayectoria, la piedra es la única que no le devuelve el murmullo. Su lítica mudez nos protege de todos los engaños. Tal vez, porque le pertenecemos.

Un abrazo.
Precioso
Chuff!!

Isabel Martínez Barquero dijo...

Las piedras me infunden un gran respeto.
Son antiguas y saben de la historia de los hombres, aunque es proverbial su silencio.
Algunos hemos sentido sus nervios oscuros.
Un abrazo muy grandote, Virgi querida.

fgiucich dijo...

Ausente por un tiempo, he venido a ponerme al día en este paraíso tan bello. Abrazos.

Cabopá dijo...

"ahuecando la piel rocosa del día"

Me gusta esta imagen perfecta que describe los avatares de lo más superficial de nuestro cuerpo...

Besicos murcianos, guapa.

De cenizas dijo...

Hay piedras con alma, con luz intemporal, con la sonrisa de la memoria...



besos

Larisa dijo...

Mola tu casa. Espero que me invites. A cambio, puedo ofrecerte la mía, en la isla de Hydra. En cuanto le haga fotos, te las mando.

Buen sabor de boca. Por las pastas y por lo demás.

Biquiños, dama.

SAUDADES DA VOLTA dijo...

Una piedra es un mapa, una piedra es un baúl que guarda un montón de secretos que por momentos hablan.
Buen escrito, te felicito

Un abrazo,

Luis Carlos

Mayte dijo...

Y de tu piel canela se abriran ventanas de luz y vida hechas palabra....

besos linda!

Ginebra dijo...

La naturaleza es mágica, como mágica es quien sabe apreciarla.
Besos

Miguel Baquero dijo...

Pues esa casa, si por dentro está habilitada, puede ser un paraíso.

Uno de los sueños de mi vida, que temo se quedará insatisfecho, es comprar un corralón de piedra en mi pueblo (ya le tengo echado el ojo, está en un paraje excepcional) y habilitarlo por dentro para vivienda.

Es un sueño, ya digo.

(* dijo...

Vivir cerca de las piedras es como dejar que nos cuenten un cuento. Un cuento donde llueve, donde todo repiquetea, donde todo se erosiona pero también reverdece... Las piedras cuentan y cantan y es hermoso tu deseo de querer acercarles tus oídos.
Un abrazo.

Isabel dijo...

El rumor del mar y ese dorado del sol, ¡qué hermosura!

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Y yo entraré despacito en ella, para acurrucarme a tu lado, sentir esa luz y bañarnos en ella...

Besos.
Cuánto TQ.

V dijo...

Que singulares y curiosas, únicas, esas casas que descubres. Derrochan personalidad. Pasa igual con cada una de tus fotos y esos textos que son como bálsamo. Y llega el relax.
No pude ver la peli francesa, la quitaron. Y de veras que lo lamenté.Un abrazo.

Vera E. dijo...

La Piedra:
El despistado tropezó con ella.
El violento la usó para herir.
El emperador la usó para construir.
El campesino cansado la usó para sentarse.
El niño la usó como juguete.
Drummond la usó como inspiración.
David la usó para vencer a Goliat.
Miguel angel sacó de ella una bella escultura.

En todos los casos la diferencia no estuvo en la piedra sino en el hombre.
No existe piedra en tu camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento.


Lo he leído justo antes de llegar aquí y no he podido resistir traerlo, Virgi.

BsoT.

mi nombre es alma dijo...

Vivir cerca de las piedras, de la piel rocosa del dia, es volver al origen de lo que fuimos y que a veces hemos olvidado ser.

virgi dijo...

Querida Vera, gracias por Drummond, no lo conocía y ahora ya sé que había una piedra en el camino.
Un pedrusco enorme de besos

Sarco Lange dijo...

Si vas a vivir ahí es porque has descubierto la verdad.

Bs.

maria dijo...

Lo mejor de las piedras es que no engañan. Y brillan con la luz, sea la de la luna o la del sol. En fin, que no tienen prejuicios.

Arantza G. dijo...

Me encanta la segunda fotografía; ese laberinto de luz...
Besos

Esilleviana dijo...

(jaja te lo aseguro V., aunque mis post sean insensatos, él es muy prudente y actúa con mucha inteligencia y serenidad. Una cosa es lo que pensamos y escribimos y otra bien distinta es, como actuamos jaja).

Estas piedras representan la permanencia, lo auténtico, lo original, aquello que no se deja influir por las nuevas tendencias y modas. Así son tus post, sugerencias en las que predomina lo esencial y puro.

Un abrazo V.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Impresionante baño de luz.

virgi dijo...

Pues no me había dado cuenta, Joven.
¿Ves? es lo que tiene esta interacción virtual...je je...en serio, volví a recorrerme, gracias, un beso.

alkerme dijo...

Las mismas piedras, distintas y renovadas con el tiempo, las que estaban y estarán cuando nos hayamos ido.

Saludos, Virgi

tanci dijo...

Si, me gusta que decidas ir a vivir allí, junto a las piedras. Yo te visitaré y pondré mismanos sobre ellas. Sentiré el calor de su palpitar, la textura de los tiempos, la fragancia de la humedad sobre sus espejos. Y necesitaré volver para saber que ellas perviven a través del tiempo. Maravillooas fotos Virgi. Tan cercanas y tan llenas de luz y oro. Deseo tocar en esa casa y tomar un buchito de café ¿pido mucho?. Un abrazo de los más cálidos.

virgi dijo...

Buena idea, señorita Tanci, pide Vd muy poco, podíamos llegarnos hasta allí.
Hablamos, besos, :) :) :)

María Socorro Luis dijo...

Recuerdo la casa de piedra donde viví mi primera infancia. Ahora es un enorme edificio de hormigón y cristal. Y pienso si el hombre no sería mas feliz si no ambicionara tanto...

Son preciosas tus fotos.

Y sí, yo también iría a visitarte, a palpar huellas y retraer recuerdos.

Abrazo, preciosa tú

TriniReina dijo...

Tus palabras enaltecen la belleza de la piedra.

Son magnificas tus letras y tus fotografías.

Besos

Elvira dijo...

Ay, has tocado mi punto flaco estos días. Estoy con las piedras para aquí y para allá. Las cojo en la montaña, las sostengo en la mano... Incluso me traigo varias a casa.

Preciosas fotos y muy bien acompañadas, como siempre. Besos

edgar dijo...

También yo siento la luz y sus reflejos. Arden las piedras y refulgen.
Abrazos

Myriam dijo...

Se me hace ese un lugar con una luz extraña. Quizás sea allí donde aniden los sueños y el rumor, sea tan potente que taladre corazones.

Besos

violeta dijo...

Respeto a las piedras, las colecciono. Tengo muchas y todas me dicen algo.
Me siento muy identificada hoy con tu entrada.
Besos, todos, preciosa

virgi dijo...

Y yo encanta de que vengas, querida Violeta. Besitos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Curiosamente, a las piedras les ha dado forma el tiempo y la naturaleza. Eso les hace más humanas.

Thornton dijo...

Una mano de pintura no le vendría mal a esa puerta. ¿Añil?

En La Alberca, en ocasiones, duermo la siesta al son del canto de las chicharras. Me duermo por la noche oyendo estridular a los grillos y me despiertan los gorjeos de los gorriones. Así es, no exagero.

Un beso.

P.S. Ya florece mi glicinia.

virgi dijo...

¡"estridular"!
Por favor, qué preciosa palabra, no la conocía, apreciado Profe.
No sabes lo que me ha gustado aprender hoy algo así. No sólo no la olvidaré, sino que presumiré de ella.
Además, pienso en mi padre, que le encantaba conocer nuevos vocablos.
Un beso.
Con élitros y todo.

Sue dijo...

Yo también viviré en esa casa de piedra tallada por el agua y la luz.

Qué bonita.

Un beso.

ANTIQVA dijo...

Me encanta el modo en que aunas las imagenes y las palabras...

Un abrazo, amiga

Manuel María Torres Rojas dijo...

¡No hay más que mirar y ver/
la verdad resplandeciente.(JRJ)

Esilleviana dijo...

Gracias Virgi.

:))

Rayuela dijo...

casa de piedra bañada en luz. vivirá para siempre

besitos, virgi*

maria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maria dijo...

...y la piel rocosa nos protejerá de la vida y sus inclemencias...
Otra vez bss

virgi dijo...

Pero creo que no de esta marea azul que se nos echa encima y no se digna oír el grito de la calle.
Besos, María

Mercedes Pinto dijo...

No tengo que decirte de nuevo cuánto me gustan tus fotografías y las pequeñas historias que cuentas a través de ellas.
Estas piedras tienen magia; magia que pones tú.
Un abrazo y hasta pronto.

virgi dijo...

Sabes que para mí también es un placer que me visites. Montón de gracias, Mercedes, un puñado de besos.

salambó dijo...

Habrá que volver a los orígenes por ver si entendemos esta época tan injusta. Dime la dirección, anda.

salambó dijo...

Besos, Virgi

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre genial amiga.

Saludos y buen fin de semana.

zayi dijo...

Ese es el tipo de vida que me gusta...

bellísimo, Virgi.

las imágenes son preciosas y el texto simplemente, sútil.

virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tesa dijo...

Parece una buena vida. Un refúgio sólido, luz, naturaleza, sol que entibia almas y huesos.

Muy evocador, Virgi, y no me importaría que me esperara una casa así, cuando quiera pararme a descansar y dejar que la vida transcurra con la misma calma que me transmite tu blog.

Un beso,

gaia07 dijo...

Ser atraída por esa quietud alegre es una manera de manifestar la solidez de la ternura que no puede expresarse sino es entrelíneas, como un registro de la intimidad que suscita ese algo oculto que atrae la luz, resplandece y se ancla en ellas.

Un abrazo

virgi dijo...

Gracias, chicas, un lujazo para mí que vengan, abrazos y besos.

mar dijo...

Las piedras nunca pierden el brillo, se adaptan a la luz reinante.
Mis besos para ti.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Me encantas las dos últimas fotos... y todas las piedras del mundo.
Hasta del Teide tengo una, mayor que un melón.

· BdPH

CR & LMA
________________________________
·

virgi dijo...

Pues mira que si te pillan, de la multa no te escapas (una exageración por otra parte, la verdad). Por cierto, la llevaste en barco o en avión? Yo cargué un trozo de mármol de Estremoz (en coche), un adoquín de Madeira (en avión), una bomba volcánica (a pie)...
Besos, Ñoco

Cuentos Bajo Pedido ¿Y tu nieve de qué la quieres? dijo...

Un rumor sonando las esquinas!
Lindas fotos

virgi dijo...

¡Caramba, llegaste hasta aquí!
Montonazo de gracias

mateosantamarta dijo...

Esa casa y esas piedras bendecidas por la luz dorada, que no sólo las ilumina y acaricia,sino que también las configura y da personalidad en acuerdo con la oscura noche, están a punto de decirnos algo, algo que ellas ya saben y nosotros ignoramos. Un abrazo.

mar dijo...

Virgi, ¿la casa es de tu tierra o castellana? es que me recuerda lugares que he visto.
Besos

virgi dijo...

Es de por aquí, Mar, "de piedra seca", le dicen. Besos

Un abrazo, Mateo