lunes, 12 de marzo de 2012

Aroma



Sentada al borde del charco, le caminaba el ámbar por el cabello.
Su mirada iba del agua al suelo, del suelo al agua.

Las barcas la esperaban, pacientes, inconclusas,
densas de sal y sol.




Ella sólo quería el aroma de las glicinias.





Fotos Virgi
Glicinias en Broadway, Worcestershire, de la red

76 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Has contado toda una historia engarzada a esas fotos fantásticas. La segunda, tuya, en su disposición y luz me trajo a la cabeza a Hopper, ahí es "na". Y es que eres muy buena en mirada, objeto elegido y disparo.
Un abrazo y un beso, ambos llenos del aroma de la amistad, queridísima Virgi.

virgi dijo...

Es lo que tiene la amistad, Isabel, que su aroma nos envuelve y nos hace ver las cosas desde el ángulo de la admiración.
Un abrazo.
Sabes bien que de los grandes.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Impresionante fruición de aromas, y ese chapoteo del agua...

De cenizas dijo...

Aromas de mar y glicinias,y la luz dulce de tus imágenes. Belleza.


besos

virgi dijo...

Un chapoteo mientras se espera, Joven.
La luz acompañando, Gato.
Besos a los dos.
Muchos, tantos como pétalos.

Arantza G. dijo...

Todo un popurrí.
El ámbar caminaba por su cabello, me gusta.
Besos

pilar dijo...

sol, sol, y sol, quiero agua virgi, desde Madrid,

Besos

Larisa dijo...

Qué es poesía y tú me lo preguntas.

Molas, nena. Modo 'va en serio' on.

Besicos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que encanto de letras y de fotos. Me ha llegado el aroma de las glicinias y esa foto me ha cautivado, la fachada de esa casa me ha dejado encandilada, ¡es alucinante! sabes estar en el sitio oportuno para captar la belleza en todo su apojeo.
Besicos muchos.

Pluma Roja dijo...

Una combinación perfecta, se siente el aroma de las glicinias. La tercera foto me encantó.

Besos.

Mayte dijo...

Bordas belleza en cada palabra que se impregna con aroma a ti...en imagenes y sensaciones.

Besos muchos!

virgi dijo...

Aroma de sonrisas.
Gracias.
Besos

TriniReina dijo...

A la perfección has convertido en verso un poema visual.

Me gusta tu poética manera de mirar:)

Besos

Elvira dijo...

"Las barcas la esperaban, pacientes, inconclusas, densas de sal y sol." A lo mejor mañana se anima a viajar. Y las barcas contentas de estar en el mar de nuevo.

Besos

Thornton dijo...

En La Alberca disfruto de unas glicinias moradas increíbles, aunque las mías no desprenden ningún aroma. Pronto, cuando florezcan, pondré su fotografía en mi blog.

Bellas palabras y muy bien agavilladas con las fotografías.

Un beso.

tanci dijo...

El aroma va desde tu poesía hasta mi corazón pasando por todos mis sentidos. Y el del tacto,el más desarrollado, lo llena el salitre y la suavidad de tus glicinas. Fragancia la tuya que me estimula.Gracias. Un abrazo desde aquí hasta ahí.

V dijo...

No sabes cuanto me gusta ese color intermedio que está como despidiendose del azul y dando entrada al morado. Bueno, que te voy a decir,la pared del fondo de mi casa es así.
Estas insuperable. Eso de que un color camine y de se deslice por el cabello es muy hermoso. Apetece hasta visualizarlo con los ojos cerrados.
Y tienes un don especial para las fotos. Para captar ese instante que pudiendo ser trivial tu haces mágico. Un abrazo.

Carmen dijo...

¡qué espectáculo efímero el de las glicinias!

te ha quedado un verde genial en la primera foto Virgi

besitos

marichuy dijo...

No conocía las glicinas, su color me recordó a las Jacarandas [que no son nada perfumadas, sólo hermosas.] Se me antojó aspirarlas.

Un abrazo con aroma de mañana fría después de la tormenta, querida Virgi.

violeta dijo...

La admiración que tú muestras ...ha conseguido que me empape en esas barcas, pacientes llenas de sal y sol.
Imágenes y sensaciones. Esa eres tú. Pura poesía.

Un abrazo cálido

Lucas Fulgi dijo...

Que lindas fotos! :)

Genín dijo...

Embelesado leyéndote, con la ultima foto, he quedado "parolizado" como decía mi hija de pequeñita...
Besos y salud

Myriam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Myriam dijo...

¡Hasta aquí me llegó el aroma de la tercera foto!

Besos

virgi dijo...

Pues que bien que las glicinias regalen su aroma más allá de esta tierna virtualidad.
Besos para todos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como me gustan siempre tus fotos. Siempre un placer volver por aquí.

Saludos y un abrazo.

José Alfonso. dijo...

No se debe hacer, el copia y pega está feo, pero pásame la manon una vez. Te ruego que entres (copia el enlace en tu navegador)aquí:

http://canarias-semanal.com/not/1643/un_coronel_del_ejercito_espanol_se_pregunta_a_que_esperamos_los__espanoles_para_sublevarnos/

Un abrazo.

edgar dijo...

Un pelo ámbar...me gusta. Que no pase a rojo, que está muy visto. Las glicinias, preciosas. Cuídalas.

virgi dijo...

Estoy en ello, pero sólo virtualmente, Edgar. Me quedan muy lejos, la verdad es que son divinas.

María Socorro Luis dijo...

Bellísima composición de imagen y palabra.
Luz, color, aroma y tu mirada.

solysalybesos

Sarco Lange dijo...

Hay un océano que brilla en su horizonte. Siempre.

Bs.

LA ZARZAMORA dijo...

Las olí!!!!
Esos cabellos de ámbar me vuelven loca.

Y qué decir de esas barcas de sal y sol...
Hoy inundaste mi mirada de primavera...
Besos, tesoro.

ANTIQVA dijo...

Amiga, tus poemas visuales son bellisimos...

Un abrazo grande

Sue dijo...

Qué bonita la casa de la última foto. Esas ventanas chorreando flores!

Estoy en el cadalso, vigilanmé, debo irme. Besos.

XuanRata dijo...

La nostalgia como un aceite que a veces lo impregna todo.

Vera E. dijo...

Y si estuviese bajo la Glicinia, asomada a esa ventana de añil... tal vez añoraría el aroma del salitre, el rumor de las olas y su vaivén.

BsoT.

Miguel Baquero dijo...

Las había oído mentadas en los libros, pero nunca había sabido lo que eran las glicinias. Son preciosas

Isabel dijo...

¡Qué casa tan linda! Cómo no preferir las bellas glicinas.

Besos.

La abuela frescotona dijo...

los aromas de la niñez nos acompañaran toda nuestra vida, hermosas fotos y escrito, la nostalgia llegó a mi con ellos, saludos amiga mia

virgi dijo...

Sal, sol y más, más, más glicinias, bellas glicinias para todos.

Rayuela dijo...

creo que esa mujer lleva mi nombre


mil besos, virgi*

mjromero dijo...

Me encanta las fotografías y los textos, es precioso.
abrazos.

mar dijo...

Esas glicinias trastornan a cualquiera. Se comprende que el ámbar le camine por el cabello. Cautivador, Virgi, besos

Cabopá dijo...

Aromas de sal, de sol, de arena, de agua...y de glicinas.

Tus foto poemas me encantan tienen el color del ámbar en las letras..

Tu sensibilidad para la expresión poética es maravillosa.

Besicos peninsulares.

virgi dijo...

Gracias, Cabopá. Espero que tu madre haya mejorado. Un abrazo

zayi dijo...

A veces no se necesita casi nada para ser feliz...
Bellisimo, Virgi.

Un beso.

virgi dijo...

La belleza está en ti, Zayi, preciosa. Besos besos

Laura Uve dijo...

Virgi,

Ese aroma entremezclado de ámbar, sal, glicinas y sol... qué placentero y envolvente.

Qué bonitas tus fotos.

Un abrazo!!

Esilleviana dijo...

Me ha gustado mucho la idea "le caminaba el ámbar por el cuello", como si el oro líquido cubriera su cabeza.

Tus fotos siempre son muy evocadoras, facilitando la ensoñación.

un fuerte abrazo V.

Mercedes Pinto dijo...

Tres fotografías tan distintas como hermosas, unidas por una historia sugerente.
Tus imágenes y sus leyendas son siempre una agradable sorpresa.
Un abrazo y hasta la próxima.

gaia07 dijo...

Puedo sentir ese aroma en el ámbar de su cabello, en la curva de la barca y en el color de las ventanas… aspiro a la ternura, a la fuerza y a la belleza.

Gracias amiga mía por mostrarme otra dimensión de los sentidos.
Un beso

Tesa dijo...

La última toma me encandila, preciosa.

Esas glicinas que cuando era pequeña me comía imitando a los pájaros. Cosas de niña.

Y esa niña que te sirve para enlazar una historia que ya huele a primavera.

Un beso, Virgi.

Isabel Barceló Chico dijo...

Qué hermosa mirada de ir y venir bajo la sombra de las glicinas. Me siento como si hubiera sido yo... Un abrazo muy fuerte, querida amiga.

virgi dijo...

¡Qué lujazo estas chicas visitantes! Millones de gracias, leer los comentarios que me dejan siempre es enriquecedor.

tecla dijo...

Una se puede sentir densa de sal y de sol, Virgi. Como tu en tu poema. Eres fantástica.
Me gusta lo que te dice Isabel. Eres muy buena en tu mirada.
Mírame a mi. Necesito resucitar.
Y te abrazo.

virgi dijo...

Te estoy mirando, querida Tecla. Y te veo, te veo llena de luz y vida.
Un abrazo, cielo de chica.

JOAQUIN DOLDAN dijo...

me hiciste viajar al pasado

ZenyZero dijo...

Quién no está de acuerdo en que el agua es el sedimento de todas las cosas. Ese ese estado de liquidez en el que acaba todo lo que vemos y lo que no vemos. Quién no desvió la mirada preguntándose si sería verdad que también lo que nos contiene acabará igual: Mojado y en invisible, tras el espejo azul del mar, y en la refracción de los sueños.

Un abrazo
Chuff!!

virgi dijo...

Todos de acuerdo, Zeny. Y más los marinos.
Ciertamente.
Besos

Vanten dijo...

Entrañable historia colgada de hermosas fotos, un placer siempre leerte y ver tus fotos. Un abrazo

virgi dijo...

Gracias, Vanten, bienvenido.
Otro abrazo

maria dijo...

Una chica que piensa.
Sola.
Le falta la primavera.
Que mire hacia abajo y la encuentra.
Tan precioso, Virgi.

diego dijo...

Como siempre, preciosas fotos y sencillez elevada al cubo en los textos. Tan difícil...

ñOCO Le bOLO dijo...


· ¿que hermoso recorrido... que le camina el ámbar por el cuelo... para acabar en violetas wisterias. Que bien coses las palabras.

· BdPH

CR & LMA
________________________________
·

mateosantamarta dijo...

Como dice Isabel, eres muy buena en mirada; pero también hilvanando esas miradas hacia la construcción de un momento mágico. Un abrazo.

virgi dijo...

¡Vaya, cuántas satisfacciones!
Un placer el aroma que me dejan tantas palabras afectuosas. Mucho más que gracias.

Clarice Baricco dijo...

Lindo.
La primera foto me gustó.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

A veces, hasta el aroma nos niegan.
Besos.

salambó dijo...

Por el aroma vine.
Por el aroma te sigo.
Con una sonrisa, Virgi.

David C. dijo...

Bonitas fotos, en especial la última me fascina el color del marco de la ventana y la puerta. Saludos.

virgi dijo...

Es de la red, David, de un precioso lugar de Inglaterra.Besos

Alex B dijo...

Qué bonitas son las glicinias.
Hay un sitio en León, en Villafranca del Bierzo, creo que es una antigua estación y ahora un restaurante casero con una glicinia enorme que cubre todo un porche. Me acuedo de eso y de un maravilloso postre a su sombra de dulce de castañas.

Un beso.

virgi dijo...

¡Alex, qué bien!
Me has dado una bonita sorpresa...como las glicinias, fíjate! Son preciosas, sí.
Otro beso para ti

Fernando dijo...

Espero que no sea un incordio hacer comentarios de entradas antiguas. Me gusta la capacidad de unir casi una fotografía con un verso, y me gustan mucho estos.

Ya lo había leído anterioremente , pero hoy no se por qué me vino a la cabeza "densas de sal y sol".
Un saludo

Fernando dijo...

Espero que no sea un incordio hacer comentarios de entradas antiguas. Me gusta la capacidad de unir casi una fotografía con un verso, y me gustan mucho estos.

Ya lo había leído anterioremente , pero hoy no se por qué me vino a la cabeza "densas de sal y sol".
Un saludo

virgi dijo...

Por favor, ¡qué incordio ni que nada! Lo que es, es un placer enorme que hayas venido hasta aquí.
Muchacho, un abrazo enorme