sábado, 14 de marzo de 2009

La curvatura de un puente
enciende una sombra.
El agua y las piedras, reflejan,
pálidas, el cielo.
A lo lejos, se recorta la montaña.

1 comentario:

JR dijo...

Bonita foto. Gostei de visitar o sei blog.
Saludos.
JR