sábado, 14 de marzo de 2009

Espejos de piedra


Como la obsidiana pulida por la lluvia, el viento y la nieve, así brillaba la roca frente al sol del poniente. Las salpicaduras alegraban su estancia marina y los burgados le cosquilleaban la piel lisa y milenaria.


























No hay comentarios: