domingo, 5 de noviembre de 2017

VOCES XXVII



¡A ver si por tantos jeringonces se te vira el buche! Que te lo tengo dicho, eres un tajul, te entullas a gofio,  te empericosas por esas chapas y luego llegas todo sorroballado  Ya lo sabes, después no quiero verte hecho un merdellón, que mira que tu padre te tranca presto. Y no vengas con que tienes jilorio, que cada poco me endilgas lo mismo, que hoy estoy levantisca y no quiero machangadas.



¡Ah, y ya que estamos, coge la guataca y vétete a sachar la huerta, que eres un galletudo repunante y no te gusta sino la papita suave! Llévate el balayo, y a la vuelta, tráeme un fleje de hojas de col pal potaje…ay, señor, qué jartita estoy y qué ganas tengo de que de la vecina me diga: “¿Y qué tienes hoy, Candelaria, que ni tuges ni muges”? Menuda sarpeta, siempre alongada al ventanillo, golifiando desde las claras y merdellona como ninguna.
Pero no, cuando no es una cosa es la otra, y aquí voy, jurungándome entre unos y otros, un día me dará un flato y a ver quién saca la casa adelante, con todos estos toletes sin fundamento.



Texto y fotos, Virgi



No hay comentarios: