domingo, 2 de junio de 2013

Oquedad



Colgó las botas.

No caminaré más
aquí he de esperar.




Así lo hizo.

   Abrió el armario vacío.

   Se sentó bajo el árbol.






Árbol sin hojas.

Árbol sin flores.

Corteza y cicatrices.

Savia tortuosa.






Encontré las botas, las hojas, 
las ramas, la sombra en el tronco, la raíz profunda.

Mas de él, nada ví.




Fotos Virgi

84 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Ese armario es un ataúd disfrazado de mueble.

Un Beso de vida para ti.

Sarco.

maria dijo...

¿Y que me dices de las botas, Sarco? Ahí esperando al forense.
Aunque no sé, el cielo azul parece darnos un quiebro de esperanza.
Besos, Virgi

virgi dijo...

Tu agudeza, Sarco, es magnífica. Así te leo, poeta cargado de vida.
Un abrazo de los grandes.

virgi dijo...

También, María, también.
Algo debe reservarse la vida para alentarnos a ella.
Besitos, linda.

Arantza G. dijo...

Me ha dejado una sensación de tisteza. Unas botas que no tendrán más camino, el armario; eco de una esencia difuminada en el vacío....
Besos Virgi

virgi dijo...

Pues sí, Arantza, tienes razón.
Encontré esas botas en una caminata y la verdad es que me evocó una historia bastante tétrica.
Besitos, tesoro.

ana dijo...

Nos cansamos de caminar y nos sentamos en alguna parte a esperar no sabemos qué, o a mirar la vida como si no fuera con nosotros.

Besicos.

Verso a beso dijo...

El reloj no tenía saetas...Pero tu cámara y tus versos inmortalizaron el tiempo.


Bss

virgi dijo...

Y mientras, Ana, perdemos los zapatos, embobecidos o quizá desengañados.
Besos besos

virgi dijo...

El tiempo ya estaba así cuando decubrí las botas, queridopoetagato.
Besitos :) :) :)

silvia zappia dijo...

es que habrá trasmutado en...


besitos, virgi*

Aristos Veyrud dijo...

Es la ley, se llega el momento en que la senda se termina, y nada de quien la caminó queda. Cada camino andado es único tal cual como una huella.
Abrazos!!!

Pluma Roja dijo...

¡¡Excelente!! y que bellas fotos.

Besos Virgi.

Genín dijo...

¿Ni siquiera dejó sus huellas?
Seguramente que al menos dejaría algún recuerdo, incluso grato...
Besos y salud

TriniReina dijo...

...De tanto esperar, se volatizó...

Grande en la fotografía y grande en la palabra.

Besos

virgi dijo...

Una alegría siempre que te veo, Silvia, sonrío y te mando besos.

mariajesusparadela dijo...

Valiente.

LA ZARZAMORA dijo...

Pero seguirá caminando aún descalza...
En ese tronco de savia, late aún la vida.

Besos, tesoro!!!

Isabel dijo...

Parece que se escapó del pijama de madera porque se acordó de las botas.

Preciosas imágenes que lucen, si cabe, más aún, con esta nueva decoración.

Abrazos

virgi dijo...

Y hay huellas y huellas. Y más huellas, tantas como personas somos.
Abrazos besos

virgi dijo...

La belleza está en ti, querida Pluma. Y en tu mirada.
Un montón de besos.

virgi dijo...

Eso no te lo puedo decir, Genín.
Todos dejamos algún recuerdo, unos más otros menos, unos mejores y otros peores.
Salud para ti y sonrisas. Muchas.

virgi dijo...

Sí, Trini, se mezcló con los árboles y las piedras, el cielo y la tierra. Sólo las botas permanecen.
Besitos

virgi dijo...

Sí, mucho, no todos tenemos esa clase de arrojo.
María Jesús, un abrazo grande.

virgi dijo...

Mi querida Zarzamora, sabes bien lo que me alegras.
La vida sigue latiendo en los lugares más insospechados y nos ha de servir para insuflarnos de ella.
Sabes que te abrazo con fuerza, cariño, ternura...

virgi dijo...

Ya estaba cansada del formato anterior, Isabel.
Y como ahora hay menos comentarios, vuelvo a mis principios, cuando respondía a las visitas. A ver si puedo mantener esta propuesta que me hago nuevamente.
Gracias por tu apoyo, siempre fiel. Besos besos besos

Juan L. Trujillo dijo...

Las botas ahorcadas en la horrible sequedad de un árbol sin sombras, el armario desvencijado y vacío que ocupa la oquedad de un muro sin latidos,los brotes que parecen manos implorando desesperadamente un verdor que nunca llega y esas raíces terrosas y tristes que hablan de una soledad que sufre por no poder ser compartida.
Un abrazo.

virgi dijo...

Es lo que me decían las botas colgadas, aunque, seguramente, nada que ver con la realidad. Las pusieron allí para que se secaran, ningún otro dramatismo.
Juan L. besos besos

Darío dijo...

yo creo que sí, ciertas esperas nos vuelven muy livianos, muy. Un abrazo.

virgi dijo...

Aéreos, etéreos...más que plumas.
:) :) :) y besos para ti, Joven.

tecla dijo...

Inquietante, Virgi. Misterioso. Vacío inmenso.

Isabel Barceló Chico dijo...

Maravilloso, virgi. No caben otro calificativo. Siempre esa sensibilidad tuya, ese ojo para captar el mundo y sus implicaciones. Un abrazo muy fuerte.

virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
virgi dijo...

Diste con el calificativo que no conseguí cuando encontré las botas en el árbol. Querida Tecla, me encantas.
Eso, sí.

virgi dijo...

Si tú me hablas así, Isabel, ¿cómo no entusiasmarme?
Mi Maestra, gracias y gracias.
Un gran beso

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que manera más sutil de ir dejando recuerdos, eres una maga de la imagen y la palabra. Como siempre, sublime!!
Besicos muchos.

virgi dijo...

¡Uy, Nani, qué placer estos halagos, tesoro!
Un abrazo y mil gracias

Beauséant dijo...

Me encanta el cambio de look :)

Uno se pasa toda la vida caminando, y es fácil olvidar que en algún momento tenemos derecho a decir sea acabo, ya no camino más...

virgi dijo...

Pues no, seguimos y seguimos, Beauséant, por rutina, por obligaciones, por mantener la imagen, por...
Una parada a la sombra para ver el camino hecho y el que nos falta estaría muy bien.
:) :) :)

salambó dijo...

Una parada, de acuerdo, pero que sirva para recapacitar, no para dejar de caminar.
Me gusta el nuevo cambio, será que sigues caminando, no?
:D Besotes :D

virgi dijo...

Je je, estoy en ello, Salambó, pero sabes que no siempre es fácil. Y es necesario parar, desde luego.
Besitos besitos

Tesa Medina dijo...

Las botas parecen dos amigas aventureras contándose sus historias mientras se cuelgan pies arriba.

El armario se asoma a la ventana con nostalgia de perchas y ramos de lavanda. El árbol se desnuda porque tiene un bello esqueleto que combina con el azul...

No sé, no soy capaz de ver nada tétrico en tu blog, Virgi, porque tienes mirada de poeta y sólo veo belleza y sensibilidad.

Es un placer visitarte.

Un beso,

virgi dijo...

¡Qué lindo, mi querida Tesa!
Leerte de mañana, así, dulce, positiva, natural...me encanta. Y gracias, eres un tesoro grande.
Y una artista!!!

Ladelmedio dijo...

Con qué cuidado eliges cada imagen, cada fotografía, cada palabra. Con qué suma delicadeza las engarzas. Y el final siempre sorprendente, cargado de fuerza. Enhorabuena.

Un abrazo!

virgi dijo...

Montón de gracias, Ladelmedio.
En verdad aciertas, porque dedico mucho tiempo a estos montajes. Y no creas que siempre me quedo satisfecha..."ah, tenía que haber puesto esta foto"..."no, esa palabra no funciona"..."me pasé con lo que quiero decir"...
Así que te agradezco mucho tus palabras.
Abrazo gordo.

Aldabra dijo...

ese "más de él nada vi" es muy significativo... pudiera ser por varios motivos... y ninguno me gusta.

el hecho de "colgar las botas" es como una derrota, una derrota grande.

biquiños,

virgi dijo...

Algo así, Aldabra, pero sabes bien que las derrotas pueden dar lugar a posteriores victorias.
Pues biquiños para ti también.

edgar dijo...

Ese mar del final...¿no se habrá marchado a hacer las Américas? y luego vendrá elegante y con poderío, ni recordará las botas ni el armario.
Sonrisas

Myriam dijo...

Impactante combinación de imagen y palabra, Tracy.
Toda una huella marcada de alguien o "alguienes" que anduvieron ese camino,
tal como lo has presentado.

Una historia que me deja un nudo en el estómago.

Besos

marichuy dijo...

Quizá él sigue por ahí, aguardando un mejor ánimo para salir. Quizá...

Un abrazo, querida Virgi

marichuy dijo...

Quizá él sigue por ahí, aguardando un mejor ánimo para salir. Quizá...

Un abrazo, querida Virgi

virgi dijo...

Quizá ha sido así, quién sabe!
Ojalá vuelva y las botas sigan ilesas, como también nosotros.
:) :) :)

virgi dijo...

Pasos de la vida y de los que la vivieron, querida Myriam.
Besitos de Virgi (a todos nos pasa, sí):) :) :)

Sole dijo...

Yo lo veo, Virgi, lo veo en esa "sombra en el tronco del árbol": una "vida" que pasa más desapercibida pero que tiene mucho movimiento.

bsÖs.

mateosantamarta dijo...

El día que yo sea protagonista de esta historia, sólo querría que el descanso fuese merecido, que el camino estuviese hecho...pero quedarán tantos recovecos, tantos atajos...Un texto evocador, como las fotos. Un abrazo.

Pamisola dijo...

Reflexión sobre quien no vuelve, pero deja el rastro.

las fotos siempre adecuadas, y preciosas.

Abrazos.

virgi dijo...

Tal vez vuelva y ni recuerde las botas, ni el armario, ni nada...
Idem para ti

fus dijo...

Increible como las imàgenes impactan con tus frases.

un abrazo

fus

virgi dijo...

Me ayudaste a ver, Sole, en la sombra y en la luz, sí, sí.
Un beso grande.

virgi dijo...

Gracias, Mateo, siempre tienes palabras hermosas.
Abrazo largo y con mucho afecto.

virgi dijo...

Me alegra que te guste, Fus, te van unos cuantos besos de agradecimiento.

tanci dijo...

Mi querida Virgi, es la esencia lo que permanece. Es esa esencia que, aunque volátil, sigue entre sus cosas, Su botas; su andar, su armario; su sabiduría, Su árbol, con todas sus cicatrices y también su crecimiento; su sabiduría. Y de paso tú que consigues sugerir tantas cosas entre tus fotos y tus letras. ¡Cuánto me gustó! Besos, besos y más besos.

V dijo...

Una auténtica exlosión literiia y visual. Me he descubierto tantas veces ante este torrente de sugerencias. Perfecta combinación. Aunque ya sabes, hacemos camino al andar, aunque sea descalzos. Un abrazo.

virgi dijo...

Es tu sensibilidad, Tanci querida, la que percibe más allá de lo que ves y lees.
Gracias, un verdadero lujo tus visitas.
Montaña de cariño para ti.

virgi dijo...

¡Vaya, quién habla! Con lo que aprendo de ti, porfa, V., tu sí que eres un pozo de sabiduría que nos enriquece con sus aportaciones.
Bien que te abrazo. Y mucho.

ANTIQVA dijo...

Amiga, con tus imagenes y tus palabras nos llevas, sin miramientos, al mundo de los sueños, de las ausencias... A lo invisible...

Un abrazo fuerte

virgi dijo...

Lo invisible que nos rodea levemente, con la sutileza de los recuerdos.
Besos, Antiqua.

pluvisca dijo...

Hola guapa, ya estoy por aqui de nuevo,el estreno de teatro fué muy bien

Preciosas fotos, tienes un dfon para eso

Besos

virgi dijo...

Gracias, Pluvi, no digas esas cosas, porfi, que tienes siempre una retahíla prodigiosa de Maestros en tu blog.
Un beso grande, me alegra que hayas vuelto.

maria dijo...

Lo inevitable lo haces poético. Besos, ya te envié un abrazo.

virgi dijo...

Me llegaron los abrazos, besitos, entonces para ti, maría.

Esilleviana dijo...

Todos tenemos nuestro propio hueco vacío en el que perdernos y ocultarnos de los demás.

Preciosas fotografías -como siempre- y hermosas palabras que hacen pensar.

un fuerte abrazo

Nómada planetario dijo...

Me encantan tus secuencias de fotos y los pies engatillados que las bordan.
Besos.

virgi dijo...

Hola Esi, huecos donde escondernos o protegernos, vacíos que no sabemos o no queremos llenar, ausencias necesarias y a veces obligatorias...en fin, tantas posibilidades como personas somos.
Te abrazo con un guiño.

virgi dijo...

Un placer tus palabras, Nómada, porque como ya he dicho en algún lugar de más arriba, bastante que me cuesta montar estas entradas, y no siempre me quedo contenta.
Besos besos

María Socorro Luis dijo...


Tal vez se hizo nube y se fue a escalar cumbres... Tal vez un día se visualice en lluvia.

Buenas noches, con besos.

virgi dijo...

Buenas noches, querida Soco. Seguro que dormiré plácidamente, un angelito me ha visitado.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Eso hacían los caballeros andantes cuando dejaban el mundo. Y los héroes de la antigüedad, al morir.
Yo busco lugar en donde colgar mis zapatos.
Besos.

virgi dijo...

Tranki, que aún tienes mucho por delante, tiempo tendremos de pensarlo.
Besos otra vez y gracias por tu dedicación.

Sue dijo...

Joer, qué preciosidad de palabras y de imágenes.

Un beso Virgi.

virgi dijo...

¡Ay, esta chica tan linda! Pero si tú eres una escritora de las de quitar el hipo, mi niña.
Te admiro desde la primera vez que te leí, un par de añitos ha.
Pues unos cuantos besos, anda, anda.

Ximens dijo...

No solo haces buenas fotos, Virgi, si no que además sabes enlazarlas en una historia reflexiva sobre la soledad de la espera. Me ha encantado.

virgi dijo...

Ximens, cielo, mil gracias, mil.
A mí sí que de veras me encantan tus visitas.
Besos y besos