domingo, 1 de febrero de 2009

Transcurre el invierno entre piedras y pétalos en este rincón umbroso.
La blancura rosácea del almendro alfombra los ladrillos esparcidos sobre el muro.
Mi mirada se detiene entre unos y otros y la levedad del momento me salpica de melancolía.

No hay comentarios: