viernes, 2 de enero de 2009

Una piedra.
Un hombre que raspa, pule, talla, lija.
Una piedra blanca.
Trazos, delicadas líneas sobre el mármol eterno.
Un mármol que atraviesa el tiempo,
siglos de vida, guerras, muerte, arte.
Cabezas de hombres, mujeres, dioses.
Hombres, dioses, piedras.
Un mármol leve que duerme.
Una sonrisa entre las piedras.
El arte.
Las piedras son las mismas
y la vida se desliza entre ellas.


(Arte Cicládico, Francesco Laurana, Brancusi)

No hay comentarios: