viernes, 7 de febrero de 2014

Piedras





Observó la piedra, brillante, oscura. 
Era como un cubo de basalto, desprendido de la roca enorme al pie de la montaña. Nunca había entendido aquello de “menos da una piedra”… ¡ah, las piedras, testigos milenarios, silenciosos, humildes!  Iba recolectando pequeñas piedras en sus viajes y construía con ellas murallas en miniatura con las que imaginaba Troya, Tenochtitlan, el Muro de Adriano, Cnossos, Pérgamo o la Atlántida.


 

Las había recogido en caminos, playas, montañas, jardines, iglesias en ruinas y castillos abandonados. Cada maleta pesaba siempre algo más pero no le importaba dejar alguna pertenencia, a cambio de cargar un nuevo elemento a su colección.

 












Las tenía rugosas, pulidas, redondas, con estrías, rojas, grises, con vetas, verdes, plateadas. Las piedras le hablaban y ella entendía sus historias. Eran un aliciente, una forma de condensar el mundo, las gentes, los países, las costumbres…en las edificaciones minúsculas que luego construía.
Una personal manera de sentirse útil consigo misma, pegando aquellos trocitos unos con otros, como una metáfora de lo que pensaba debía ser el mundo.














Fotos y texto, Virgi





84 comentarios:

tecla dijo...

Gracias Virgi. Hoy que tengo la lágrima blanda me has emocionado por tu empatía hacia mi y las emociones que en mi despierta la piedra.
Debe de ser porque vengo de zona de inmensas montañas que te encogen el alma y la vida.

Eres un amor, quién podría resistírsete.

Genín dijo...

Que suerte, a mi no me hablan las piedras, por mas preguntas que les hago siempre permanecen mudas, pero no me desanimo y me invento las respuestas... :)
Besos y salud

Amapola Azzul dijo...

Qué buen detalle, un beso.
Feliz semana, un abrazo.

V dijo...

Esta página si que es un aliciente...en realidad esta cargada de ellos. Como fluye el agua...y el buen rollo. Muy tierno el texto...muy hermoso...no pienso arrojarte piedras. Un abrazo

virgi dijo...

Por eso te lo he regalado, Tecla querida, porque sé de tu amor por la piedras. Mientras lo montaba, estabas todo el rato en mi mente, no tenía otra alternativa que ofrecértelo :)

Un abrazo, me alegra si te ha llegado en el momento adecuado.
Y besos, claro!

virgi dijo...

Ni falta que hace que te hablen, Genín, ya ellas aprenden mucho de ti y disfrutan con tu humor y bonhomía.
Besitos besitos

virgi dijo...

Otro abrazo para ti, Amapola.

virgi dijo...

Hola V.
Estos son los rollos que fluyen por la magia de las ondas "internetianas".
Poco a poco vas empatando con gente y al final parece que las conoces de toda la vida...o casi.
Te va una piedra dulce como la miel y tierna como tú mismo.
Un abrazo :9

TriniReina dijo...

Piedra a piedra nos vamos trayendo un trocito de cada lugar visitado, como para que no se nos olvide nunca ese tránsito.

Precioso: texto e imagen

Besos

Juan L. Trujillo dijo...

...y sobre esta piedra edificaré una bella entrada donde la fotografía y la literatura, sean noticia de bellos sentimientos.
Un abrazo.

Aristos Veyrud dijo...

Hermosa!!! dedicatoria.
Las piedras son el esqueleto de todo lo tangible y duro en el universo, sobre ella el metal, el mineral, y el agua, la vida, y en esta publicación la belleza.
Besos Artista!!!

XuanRata dijo...

Una piedra activa los recuerdos a través del tacto, un camino poco usado para este menester. La memoria táctil, seguramente la primera que tuvimos.

Besos.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que bonito, ya estaba emocionada leyéndote y cuando veo que es para
Tecla..., Ufff. Dicen tanto las piedras..., ¿sabes que de niña siempre pasaba por los edificios de piedra rozando mis dedos? y me encantaba que se quedaran lisos y pulidos como consecuencia de ese roce?
Las fotos son preciosas, me ha gustado mucho la segunda, tan lisita y ese piso tan pulido!!
Besicos muchos.

moderato_Dos_josef dijo...

Entre tus palabras, las piedas, y las imágenes, me dejas boquiabierto virgi! Qué post tan bonitos.
Y no es broma...

Un abrazo.

Isolda dijo...

Emocionan una vez más tus palabras y las fotografías. No tendrán vida propia, pero se la das con la cámara.
La segunda es espectacular!
Besos, casi con tanta luz como la tuya.

Clarice Baricco dijo...



Hermosas piedras y palabras.

Ya me puse al corriente de tus latidos pasados y qué paisaje a mis ojos.

Abrazos fuertes.

Pluma Roja dijo...

Me parece un texto exquisito y esas piedras, no podrían estar más a la mano para jugar con tus palabras.

Bello Obsequio para Tecla, ella sí que habla con piedras y ríos, árboles y flores.

Saludos cariñosos.

Beauséant dijo...

Cuando voy de excursión me encanta coger piedras y dejarlas en otros sitios. Es mi forma de ayudarlas a ver otras cosas, las pobres..

Isabel dijo...

A mí me parece que toda esa atracción por las piedras que sentimos, debe ser porque además de sobrevivirnos y ser inmutables, son a la vez cambiantes en bellísima armonía con el entorno y su atmósfera.

Abrazos

marichuy dijo...


Algún día sólo piedras quedarán…

Como siempre, muy buenas fotos, Virgi. La antepenúltima me recordó a Los Nenúfares de Monet (nomás que con piedritas en vez de flores).

Un beso

ANTIQVA dijo...

Otra gran serie de imagenes, amiga... Y unas bellas reflexiones...

Un abrazo fuerte

ñOCO Le bOLO dijo...


Pues es para Tecla por dos razones. Una, porque lo dices claramente y nada tengo que objetar, es más, me alegro. Otra, porque lo has escrito en 'femenino singular' y eso no va conmigo. En otro caso, pensaría que estabas dedicándome a mi y a mi gran colección de piedras de todas partes... incluyendo una bien grande del Teide.
(De iglesias no, de esas ninguna. Vienen cargadas de electricidad negativa)
La colección de fotos es inmejorable. La tercera tira a verde porque así tiene que ser. La novena es otra cosa.

· BdPH

· CR · & · LMA ·


mateosantamarta dijo...

Yo creo que sí, que las piedras hablan. Con su silencio, con su belleza, con su humildad, con su permanencia, su desgaste lento...

Luc 19:40ª)
"El, respondiendo, les dijo: Os digo que si éstos callaran, las piedras clamarían."

Desde luego hablan las que nos muestras en estas bellas fotos. Un abrazo, amiga.

Isabel Martínez Barquero dijo...

También mantengo una relación peculiar con las piedras. Siempre me han gustado y las he coleccionado, aunque las haya perdido con tantos traslados. Pero fue hace años cuando la piedra adquirió en mi vida protagonismo esencial. Todo gris, todo piedra, todo aparentemente inerte... Pero esta es una historia demasiado larga.

Tu texto es muy hermoso y me gusta mucho que se lo hayas dedicado a Tecla, pero mucho, mucho. Ambas sois maravillosas y es normal que la simpatía corra entre ambas.

Por último, no quiero despedirme sin agradecerte que hayas colocado "Aroma de vainilla" en tu rincón de lectura. Todo un honor para mí que aparezca en tu blog. Y es que eres un encanto.

Un beso enorme, querida Virgi.

diego dijo...

Menos da una piedra, piedra arrojadiza, frío como una piedra... Pobres piedras, menos mal que hay quien les encuentra el alma. Beso para ti y para Tecla.

virgi dijo...

Mira, Trini, y al paso del tiempo, ya no recordamos si la verde era de Génova y la gris de Turquía o al revés.
Besitos y sonrisas.

virgi dijo...

Y en la piedra, Juan. L., te dejaré un mensaje de gratitud. Muchos besos a tu poesía.

virgi dijo...

Hola Aristos.
Las piedras, base de tanta historia, y tan modestas ellas...natural, hay tantas y tan al paso!
Te agradezco hoy y siempre tu entusiasmo.
Un besote.

virgi dijo...

Como acostumbras, Xuan, tu reflexiones de filósofo poeta que iluminan al leerte.
Besitos muchos.

virgi dijo...

...sí, sí, interesante lo que dices de la primera memoria...aquí me dejas recapacitando...

virgi dijo...

Nani, a mí lo que me pasa es que me dan ganas de pasar la lengua cuando veo las piedras lisas por el agua, como esa de la segunda foto.
Te comprendo requetebien.
Un abrazote.

virgi dijo...

¿Boquiabierto, tú, Josef? Pues sí que me haces sonreír, con esa imaginación incansable que tienes.
Gracias y un beso.

virgi dijo...

Seguro Isolda, que cuando vuelva a pasar por ese sitio, acariciaré la piedra pensando en ti.
Un beso y un abrazo, cielo de chica.

virgi dijo...

Me alegra muchísimo verte de nuevo, querida Clarice. Un abrazo bien grande.

virgi dijo...

A la mano para regalar a esa mujer encantadora. Mientras montaba el post pensaba en ella y su energía delicada.
Un gran beso, querida Aída.

virgi dijo...

Qué genial, Beauséant, no se me hubiera ocurrido. Pues a ver si te lo agradecen de alguna forma y ya me cuentas.
:) :) :) con besos.

virgi dijo...

Muy atractivo ese pensamiento, Isabel, sí. Tendríamos que aprender tanto de la naturaleza que nos rodea, sus cambios, su saber estar, su silencio...
Te abrazo con fuerza.

virgi dijo...

Pues fíjate, Marichuy, que tengo una foto pensada en relación a Monet...pero no es la que dices, aunque bastante razón tienes. ¡Ah, Monet, qué genio!
Muchos, muchos besos.

virgi dijo...

Reflexiones las que me dejan ustedes, apreciado Antiqua.
Un placer que te guste, besos y recuerdos a la señorita C.

virgi dijo...

Bueno, bueno, Ñoco, tranki, todo llega. Y teniendo una piedra del Teide te mereces no una multa, sino mi entusiasmo por tu admiración hacia estos parajes.
Lo que pasa es que dedicarte una entrada es medir mucho las fotos...¡uf, qué difícil, siempre encuentras algún fallo!
Besos y abrazos y sonrisas.

virgi dijo...

Lo que te puse en fb, querido Mateo, que ojalá las piedras hablarán, seguro dirían cosas realmente importantes.
Un abrazo gradne regrande.

virgi dijo...

Me picas la curiosidad, querida Isabel, esa época de piedras grises. Ya hablaremos con tranquilidad, los paisajes grises a veces son importantes para poder luego ver el contraste con el color.
Muuuuuuchos besos
(por aquí sigo con tu Aroma...¡ay, esa saga!)

virgi dijo...

(es que Tecla es uno de esos soles que he encontrado en este mundo de teclas y pantalla, no voy a señalar)

virgi dijo...

Me llegaron tus besos, querido Diego, espero que a Tecla también.
Lo del alma no es tan fácil, ni siquiera con los humanos.
Abrazo y abrazo.

De barro y luz dijo...

¿Quién dijo que las piedras no tienen alma? A tus pruebas me remito.


Bss

ismo dijo...

Por favor, sigue pegando trocitos

virgi dijo...

Será que como por aquí hay tantas y tan variadas, querido Gato, me he ido acostumbrando a conocerlas.
Besitos besitos.

virgi dijo...

Ja ja ja...Ismo, no me esperaba esta simpática sorpresa. Ok, veremos si tengo maña pa' seguir.
Un abrazo grande.

Sole dijo...

Como bien dices, las piedras nos cuentan la historia que vivieron otros antes que nosotros.
Yo coleccionaba arena/tierra de latitudes con las que soñaba y a las que nunca fui: siempre la encargaba, y siempre me la traían :)
La segunda foto me habla… de texturas, colores, luces y (como no?) de sombras.

bsÖs, Virgi.

a volvo dijo...

Pocas cosas son tan resistentes como las piedras, y añadiría que gozan de una paciencia infinita. Hubo una época en que buscaba las planas para dibujar motivos y pintarlas… tan generosas, ellas, que nunca protestaron :)

tD1b, Virgi.

Alís dijo...

Qué bonito! A la memoria que de por sí guardan las piedras, el recuerdo del viaje realizado para lograrla.

Un beso

cristal00k dijo...

Esa verde, es para nota!
;)

mar dijo...

Un regalo muy estimulante, con certeza a tu amiga Tecla le gustará, las piedras son más bellas de lo que nosotros percibimos.
Virgi, un besote

virgi dijo...

La única tierra que he traído (piedras sí) la cogí en Senegal, un color precioso, rojo teja. Inmediatemente me dijeron que esas cosas son delicadas porque de cualquier sitio sale una serpiente o un escorpión. No sé si era para tomarnos el pelo, tan ingenuos como somos en países extraños..
Sole, muchos besos.

virgi dijo...

Volvo, las piedras son muy sugerentes, indudablemente tienen mucha atracción.
También yo pinté alguna y en mi clase ídem.
Un besote gordo.

virgi dijo...

Alís, luego tenemos tantas que no sabemos ni ubicarlas bien. Total, para que nuestros descendientes las tiren más pronto que tarde.
Muchos besos.

virgi dijo...

Un charco en el barranco. Un paseo magnífico con el ruido del agua y las pequñas cascadas...¡a punto estuve de darme un baño1
Cristal, abrazo grande y besos también.

virgi dijo...

Creo que sí, que le gustó. Y me alegro porque tiene esa chica mucho apego a todo lo que sea naturaleza.
Me alegra que te guste, Mar, besitos besitos.

Franziska dijo...

La materia más durable que el hombre es capaz de utilizar. Nosotros llegamos y pronto partimos al lugar del que jamás ha vuelto nadie. Ellas, las piedras, permanecen aunque, a veces, se agrieten y aunque la intemperie las vaya convirtiendo en arenista pero, desde luego, comparadas con nuestra corta vida, son eternas.

Bonita y sugerente entrada y con sus buenas y oportunas fotos: testigos de las palabras que apoyan.

Un abrazo. Franziska

virgi dijo...

Así es, Franzis, nosotros tan breves y ellas, eternas...o casi.
Un placer que te gusten las fotos, si vieras la maquinita que tengo!
Un abrazo laaaaaargo!

Ginebra dijo...

Pues qué bonito!. Un precioso regalo para tu amiga.
Me pregunto si a la pobre mujer no le pesaban demasiado esas maletas, a pesar de que se deshiciera de alguna carga...
Besos
p.d. la vida también puede ser pesada como esas maletas, ¿no crees?

virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
salambó dijo...

A mí también me cautivan las piedras y tengo de varios sitios, unas grandes y otras pequeñas, con lo cual siento que la dedicatoria podía haber sido igualmente para mí. Así que gracias y una sonrisa de piedra en piedra.

virgi dijo...

No sé, Ginebra, lo cierto es que yo me traje una vez un adoquín de Madeira, de una carretera que estaban asfaltando...sí, sí, como lo lees. Un besote, guapa.

virgi dijo...

¡Ah, y lo tengo en una de las estanterías, entre los libros! Una piedra preciosa.

virgi dijo...

Salambó, pues nada, haremos intercambios de piedras, si te parece :) :) :)
Yo creo que es una atracción que tiene mucha gente, no crees?
Un fuerte abrazo.

Nómada planetario dijo...

Menudo partido le has sacado a las piedras. Muy buenas las fotos con sus texturas.
Enhorabuena por formar parte de las obras traducidas por ese colectivo.
Un abrazo de forro polar, que la tarde declina hacia los 10ºC.

virgi dijo...

Gracias, Nómada. Tú sí que debes ver piedras en todos esos recorridos que haces.
Un beso

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hubo un tiempo en el que coleccioné piedras y era capaz de recordar de dónde era cada una. Aún debe quedar alguna por casa, superviviente de tantas mudanzas...
Y protesto, protesto enérgimcamente por no dejarnos comentar en el siguiente post para felicitarte por haber sido incluida en la antologia de Poitiers..
Besos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hubo un tiempo en el que coleccioné piedras y era capaz de recordar de dónde era cada una. Aún debe quedar alguna por casa, superviviente de tantas mudanzas...
Y protesto, protesto enérgimcamente por no dejarnos comentar en el siguiente post para felicitarte por haber sido incluida en la antologia de Poitiers..
Besos.

Myriam dijo...

¡Me sumo a las protestas de Pedro!.

Ya he visto que has emoionado mucho a la destinataria de la dedicatoria. Lindo detalle el tuyo.

Besos y gracias por tus felictaciones en mi cumple y haber venido a la fiestita, Virgi.

virgi dijo...

Pedro, me llegó esa energía positiva, ya ha cumplido vd. tranki, no se me enfade.
Besos y abrazos.
Y gracias!

virgi dijo...

JA JA JA y además, por partida doble! Más besos, chiquillo.

virgi dijo...

Es que esas fiestas no pueden perderse, querida Myriam.
Un abrazote y mis sonrisas.

edgar dijo...

Un recorrido cautivador que estuve a punto de perder. Si las piedras hablarán tal vez las respetaríamos más.
Apunta un abrazo.

edgar dijo...

(estupenda esa piedra, sola y potente)

virgi dijo...

En la piedra te apunté un abrazo, ya sabes, pasa cuando quieras. En serio, las piedras seguro saben ma´s de lo que cuentan.

virgi dijo...

(ja ja y gracias por repetir)

Esilleviana dijo...

Es cierto, es bellísimo. Porque las piedras configuran nuestro camino, nuestros pasos, arrastrándonos, conduciéndonos por donde pasamos, por donde nos apartamos o por donde descansamos como los guiris de tu último post. También Tecla sabe andar muy por todo el mundo :))

un abrazo para las dos

tanci dijo...

Si, las piedras debiera hablar para recordarnos, los diversos mundos que han pasado a lo largo de la Historia. ¿Tienes alguna "repe?. Imposible. No habrá ninguna repetida, pero en cualquier caso si tuvieras dos casi iguales te la cambiaría... aunque sé que no te desprenderías de ninguna de ella. Una buena colección de piedras y de imágenes. Un fuerte abrazo.

Tesa Medina dijo...

Las piedras nos hablan. Así que coleccionarlas es escribir con ellas un nuevo horizonte.

El recolector, la recolectora las ordena o las mezcla, las junta y ellas se cuentan de sus andanzas, las aguas y los vientos que las moldearon, las tierras que las parieron, los volcanes que las exhalaron... hasta las hay que hablan de otras galaxias , y las más románticas se cree lunares...

Me encanta este post, Virgi, y aunque se lo dediques a Tecla, pues me cuelo de rondón y lo disfruto.

Un beso, Virgi.

virgi dijo...

La relevancia de las piedras ya lo dices bien claramente, Esilleviana... ¿qué otra cosa puedo agregar?
Pues que te abrazo fuerte.
Y sí, Tecla sabes mucho, un sol que es.

virgi dijo...

Cierto, Tanci, ninguna es igual a otra. Por más que lo creamos, aunque cogiéramos dos que nos parecieran idénticas, no sería nunca así.
Vaya, mismamente como los humanos.
¿Podríamos hacer un intercambio? je je, no creo, ninguna se desprendería ni de la más pequeña.
Besitos, cielo.

virgi dijo...

El que te hayas cokado, tesa querida, es un aliciente para mí. Porfi, quédate y quédate y quédate, es un lujazo tenerte cerca.
Un abrazo. Grande, tierno, cálido.