miércoles, 23 de mayo de 2012

Excavación

Paseando por la plaza, encontró una moneda. Brillaba como un pequeño sol, como un luis antiguo. Durante un rato la observó, incrédula. Era una señal, seguro. Sus sueños de arqueóloga estaban allí, sobre el pavimento. 




 Se puso a escarbar entre las rendijas de las losetas y un centelleo repentino y fugaz hizo que continuara durante un tiempo. Abrió un hueco mayor, apartó la tierra. Encontró raíces, piedrecillas, arena, trozos de cemento. Con fruición, esperaba encontrar algo sorprendente. 

Cayó la noche y allí seguía ella, rodeada de curiosos. 
A un lado, una gota de ámbar relucía entre los escombros. 



Fotos Virgi

62 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Esas fotos parecen cuadros, como tantas veces ocurre en ti, sobre todo la segunda, que es alucinante.
En cuanto al texto, ay, me suena ese trabajo de excavar y excavar en busca de piedras preciosas o tesoros escondidos. A veces es en balde y otras, merece la pena. El caso es estar siempre dispuestas a desentrañar los secretos que podemos llegar a hallar, ¿no te parece?
Tú, querida Virgi, encuentras oro en muchas ocasiones.
Un besazo.

virgi dijo...

Mi querida Isa, no hay que desfallecer si de lo que se trata es de encontrar lo que deseamos. Y el mejor oro es el de las personas que nos quieren. Un abrazo, grande y reluciente.

De cenizas dijo...

Suele ocurrir, excavamos y excavamos, y el tesoro lo tenemos al lado.
Muy buenas las fotos.


besos

virgi dijo...

Un gran piropo viniendo de Vd., admirado Don Gato. Montón de besos.
Y un gracias dorado.

Sarco Lange dijo...

Escarbaré mi frente a ver si encuentro el catálogo de mi verde conducta.

Besos.

mateosantamarta dijo...

Tiene razón Isabel: hay en ti una vena pictórica, aunque sean fotografías lo que haces. Porqué son más hermosos los sueños, los anhelos, los deseos que la realidad. No estará en esa gota de ámbar todo lo que podemos imaginar o soñar. Un abrazo, Virgi.

Tranquilino González dijo...

Qué maravilla. Que no muera jamás ese ansia de buscar, a pesar de los obstáculos. Beso.

ANTIQVA PHOTO dijo...

En cierta ocasion, paseando por el campo y haciendo fotos, me encontre una moneda iberica, un as de bronce... Me volvi loco...

Un abrazo, amiga

virgi dijo...

¡Qué ilusión, Antiqua! Yo, a lo más que llego es a haber comprado un sestercio romano en la Plaza Mayor de Madrid hace años.
Un beso

tecla dijo...

Es cierto a mí también me ocurre. Busco, investigo en la esperanza y la seguridad de que en cualquier momento me llegará una buena noticia. Algo grande y bueno que me cambie la vida.
En realidad algo grande y bueno me pasa cada día cuando amanece y sale el sol, y todas las cosas buenas y estupendas que me rodean. como por ejemplo tu. O Isabel o la Zarza y tantas y tantos otros.
Cada instante nos ocurre algo maravilloso y no nos damos cuenta.

Arantza G. dijo...

Qué bella imagen.
Parecen lágrimas...
Besos y un abrazo

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Que preciosas gotas! ¡Que bonitaw moneda que te ha inspirado estas letras tan maravillosas!
Besicos muchos.

Larisa dijo...

Qué bonito, Virgi. Te llevaría al Ágora romana de Atenas. Me encantaría ver esas maravillas desde tu prisma y tu objetivo.

Cuando lo pones tan bonito no se puede ironizar nada. Bonito de verdad. Bonito, ¿lo he dicho ya?

Biquiños.

Cabopá dijo...

En la excavación encontró la esperanza en forma y color del ámbar...Precioso relato e imágenes.

Besicos

Genín dijo...

Hace un rato que he tomado la decisión de que el oro me encuentre a mi...jajaja
Besos y salud

virgi dijo...

Exceelente idea, Genín, me apunto pero YA!!! Besos

XuanRata dijo...

Ambar, ese sueño detenido en el mejor momento.
Un abrazo.

Thornton dijo...

Todavía rebusco entre los papeles y libros de mis padres tratando de encontrar algún trozo de su vida que hubieran dejado allí.

Besos.

TriniReina dijo...

Pues pienso que mereció la pena que se entretuviese en excavar. Ahora cuando vea una moneda así en el suelo, pensaré en este ámbar y me pondré manos a la obra:)

Besos

Isabel dijo...

Me encantaría que el ámbar guardara nuestros deseos de esperanza en un futuro mejor.

PRECIOSAS FOTOS.

ABRAZOS

Ginebra dijo...

Tesón y tenacidad para alcanzar un sueño. Me gustó esa persona que quería ser arqueóloga. Hubo un tiempo en que también quise serlo yo, al final no hice esa especialidad de mi carrera, elegí otra rama diferente, pero me encanta la arqueología y más aún la antropología (esa es una de mis asignaturas pendientes para cuando tenga más tiempo)
Besos

Aldabra dijo...

Te has quedado corta... A mí me gustaría saber qué más encontró, que tesoros ocultos salieron a la superficie... Pero bueno, está bien, me conformo con este esbozo tan imaginativo.

biquiños,

marichuy dijo...

Interesante excavación. Las imágenes son hermosas.

Un beso, querida Virgi

pluvisca dijo...

Me gusta tu escrito, es fluido, cercano, y me toca dentro...ese ambar...

Un abrazo guapa

Beauséant dijo...

los locos ven señales en todas partes (y, a veces, las encuentran)

Laura Uve dijo...

Las señales suelen ser voces de alerta de nuestro interior, quizás de nuestra sabiduría interior (enlazando con el tema de la intuición).

El significado de la palabra ámbar es tan hermoso que seguro que tiene mucho que ver con esa búsqueda que emprendió la protagonista de tu relato...

Ámbar significa LO QUE FLOTA EN EL MAR, ya que flota sobre el agua de mar. Todo un tesoro de belleza y de sugerencias que merece la pena buscar, escarbar y encontrar...

Un beso flotante para que vuele hacia ti.

virgi dijo...

Mil gracias, Laura Uve, por desvelarme el significado, hermoso, mucho, de ámbar. Creo que es una sustancia altamente cautivadora y ahora la encuentro mucho más.
Un abrazo grande.

Myriam dijo...

Esta segunda foto de ambar, es preciosa.

Gracias, Virgi. Besos

Rayuela dijo...

era Lila! estoy segura!

besos,virgi*

virgi dijo...

¡Ah, Lila, cuánto me gustaría tropezarme un día con ella, tan llena de luz y belleza!
Besos, Rayuela

edgar dijo...

Redondas tus entradas, volando con imágenes originales y palabras precisas. La primera foto es preciosa, en verdad parece de oro.
Besos

Sue dijo...

Joder qué fotos!

Preciosas.

Un beso.

V dijo...

Tal y como estan las cosas no me extraña que el lugar se llene de curiosos.
Ironías aparte, preciosas fotografías. Siempre anhelamos ese tesoro recóndito y perdido que está en todas partes y en ninguna. Creo. Un abrazo.

azpeitia dijo...

Bello relato....un abrazo de azpeitia

Esilleviana dijo...

Tú arañas como nadie la belleza, la riqueza de todo lo que te rodea y lo donas a cada uno de tus lectores y visitantes.

Preciosas fotografías y hermosas palabras, viniendo de ti no podría ser de otro modo.

un abrazo :)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupendas las fotos.

Saludos y buena tarde.

mar dijo...

Tenemos los tesoros al lado y nos empeñamos en buscar otros. Un placer, Virgi.
Besos

virgi dijo...

Pues sí, Mar, algo así. Tenemos bastante más cerca lo que deseamos, pero nos empeñamos en buscarlo lejos.
Besos también para ti

lichazul...elisa dijo...

el que busca siempre encuentra...

me gustó la última foto
en ámbar se quedan atrapados los signos de la historia natural

feliz fin de semana

Elvira dijo...

El ámbar es una preciosidad, un tesoro, como tus fotos y tus palabras.

Besos

virgi dijo...

Gracias, Elvira, un tesoro sí que eres tú.
Besos

tanci dijo...

Encontar esos pequeños tesoros ya es más que suficiente. Luego está el saberlos valorar. También la admiración y el asombro de haberlos encontrado. Y por último también saber que en medio están las pequeñas cosas que sin que nadie les dé importancia, nos dan la vida. Una monedita así me gustaría a mí encontrar, así pegada a una rama o debajo de las raíces de un árbol... aunque sólo fuera para pintarla. Un abrazo querida Virgi.

virgi dijo...

Pues podíamos un día ponernos a ello, querida Tanci, a ver si entre tres vemos algo.
¿Qué te parece la idea?
Besotes

virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pedro Ojeda Escudero dijo...

Qué belleza la de la segunda imagen. Me parece que deberíamos excavar muy profundo para encontrar tesoros ahora...
Besos.

violeta dijo...

Preciosas fotos. preciosas palabras. Hoy tu mirada es tremenda!. Me gusta como miras y como lo compartes. Gracias, Virgi. Muchas

Besos, todos

maria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PSYCOMORO dijo...

Y de la observación y la tierra revuelta surgen los momentos que perduran, cuando entiendes que todo necesita su tiempo y sus dosis de cariño. Un abrazo.

virgi dijo...

Lindo, Psyco.
Una dosis de sonrisas y ternura para ti.

ismo dijo...

Por alguna curiosa asociación de ideas, he visto tu primera foto y he pensado en el Rust Never Sleeps. Cosas que pasan.

virgi dijo...

Pues no sé, Ismo, me dejas turulata...fíjate que he ido a buscarlo y veo que es uno de los famosos discos de N. Young.
Si te digo la verdad, si alguna vez lo supe, lo había olvidado.
Y aquí me tienes, recordando hace décadas, mis primeros contactos con la música, la buena música de los setenta.
Las asociaciones son así.
Besos besos besos

maria dijo...

No perdamos las ilusiones, aunque los que nos rodean no nos entiendan.
Lo importante es tener algo en lo que creer. Y el ámbar es hermoso, un buen objetivo.

salambó dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
salambó dijo...

Me quedé un rato amarrada al noray (precioso) y me trajo hasta aquí. Misterios del mar y sus orillas.
Hermoso también el ámbar de tus palabras.
Besos

Conciencia Personal dijo...

Las gotas ámbar me seducen, excavamos tanto buscando la profundidad, sin saber que el relieve también es hermoso...

Besos arqueóloga...

virgi dijo...

Mi querida Monique...
no te esperaba, mil gracias.
Besitos, amiga

VeraE dijo...

Entiendo su persistencia en la búsqueda, pues ya se sabe que nada en más bonito que un san Luis :)

BsoTTT.

María Socorro Luis dijo...

Aunque tarde te dejo un abrazo dorado y mil besos.

mar dijo...

Encontré un colgante ambarino, te recordé, Virgi.
Besos

virgi dijo...

Vera, Soco, Mar.
Gracias por el apoyo en la búsqueda.
Abrazo triple.

Fernando dijo...

me encanta como sueles terminar los relatos. Siempre dejan poso

Fernando dijo...

me encanta como sueles terminar los relatos. Siempre dejan poso