martes, 8 de mayo de 2012

Alternancia



Me encanta el circo. Cuando ví al equilibrista sobre el alambre, me enamoré perdidamente de él. Representaba todo lo que había soñado: era guapo, fibroso, moreno, de pelo áspero y poca sonrisa. Lo contemplaba cada día desde la primera fila. 
Tardé en darme cuenta que el amor de su vida nunca iba a ser yo. Era el alambre el objeto de su deseo. Dormía abrazado a él. Le sonreía, lo acariciaba, le hablaba quedamente. 

Ahora me muero por el domador. 






Foto Virgi
"El circo", cromo de la Biblioteca Nacional

75 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

:)

Mírala ella, si sabe...

Y yo, también me muero, pero por los trapecistas ;-)

Besos, tesoro.

virgi dijo...

ja ja ja esos chicos de circo, con esas tabletas por torsos, tan ágiles, tan sugerentes con las mallas pegadas...¡uy, Eva!
cuando nos encontremos, entonces, vayamos al circo.
Montón de besos.
Y de sonrisas.

ismo dijo...

Y a mí que el circo me causaba casi terror... ;)

El Joven llamado Cuervo dijo...

Pero el objeto del deseo del domador es el león o el elefante. Por eso, yo amo a la payasa, ella vive para hacerme reír. Yo soy su objeto eterno.
Me encantó. Un abrazo.

virgi dijo...

Ismo, tienes que retomarlo, es algo hermoso, verás...
Besos

Joven, tú si que sabes. Una chica dedicada a hacerte reír, eso es amor y lo demás son morondangas.
Besos también

salambó dijo...

Y ahora el circo. Las hojas ya no estarán, pero tus palabras volaron bajo la carpa.
Como dice El Joven: me encantó.
Un beso

Isabel Martínez Barquero dijo...

Qué tremendo si pierde los huesos por el domador, que seguro que este le mete en la cama a una elefanta o a un tigre.
Pero estoy de acuerdo en que los trapecistas tienen su puntito, ay... (suspiro no audible para señores no-trapecistas). Son como gimnastas, pero con más riesgo, ¿verdad?
Con el comentario del amigo Cuervo, me he reído un buen rato. Seguro que yo también optaría por el payaso, aunque tienen fama de ser tristes fuera de escena, con lo cual no sé, no sé...
Un galimatías esto del amor circense, está claro.

Tu foto en esa gama verdosa que se te da tan bien y a mí tanto me gusta. Y el cromo es una delicia.

Gracias por hacerme soñar un ratito, querida Virgi. Eres un cielo de chica y te mando besos a mogollón.

virgi dijo...

Viniste con las hojas, Salambó ¡qué bien!

Isabel querida, si soñaste durante algún minuto, estaré tan feliz como si fuera al circo contigo.
Montones de besos, montones.

(* dijo...

Todo esto me recuerda a un libre de Miguel Ángel Albero que se llama "Troupé". Y también a esto: http://www.youtube.com/watch?v=m_0PAum18PU
Un abrazo.

Fernando dijo...

ya se sabe que nada podemos hacer contra los desequilibrios del amor

Me gusta
un saludo

Fernando dijo...

ya se sabe que nada podemos hacer contra los desequilibrios del amor

Me gusta
un saludo

tecla dijo...

Jajajajajajaj. El caso es morir por alguien. Tener ese oscuro objeto del deseo.
Ahora el domador.
A ver si se le ocurre domarte y entonces ya verás.
Si te vas con él quítale primero el látigo.
Jajajajajja.

El Drac dijo...

¡Vaya! entonces todos los trabajadores circenses tienen alguna expectativa con tu corazón; mientras tanto que siga la función!!

Un abrazo

claudia dijo...

¿El domador con látigo? eso debe ser alguna perversión.
Yo me desilusioné mucho cuando fuí al circo y ví que las medias de las trapecistas estaban llenas de carreras, me dí cuenta que idealizamos lo que no conocemos a fondo.


bss

virgi dijo...

Estamos llenas de contradicciones, es lo que hay, querida Claudia.
Seguramente que en cuanto lo vea actuar, me desilusiono. A ver que ocurre luego..
Besos besos

sandocan en bicicleta dijo...

uff.. irradia placer. mucho.
la primer foto me fascino. parecia a primera vista el horizonte con un lago. espejo.
Te mando un saludo grande desde la lejania.

Pluma Roja dijo...

Un mini cuento redondo, Muy bueno la verdad. Interesantes esos personajes circenses.

Un besos Virgi.

Cabopá dijo...

A mi no me gusta mucho el circo, pero sí me gusta como lo cuentas...

No tiene usted mal gusto señora mía..
Besicos

Arantza G. dijo...

Los trapecistas acostumbran a lucir muy bien.... jajaja
Besos

De cenizas dijo...

Tendrás que ser muy fiera.... :)
Es que la vida es un circo.


besos

María Socorro Luis dijo...

Es lo que tiene ser tan propensa a enamorarse...

Yo me enamoré una vez de un vagabundo que tocaba saxo en la calle.

Besosybesos

Genín dijo...

jajaja ¿Tu vas a ser la fiera y te vas a dejar domar?
No creo...
Besos y salud

Sarco Lange dijo...

Juré que la primera foto era el horizonte visto desde la costa. Erré.
Yo creo me enamoraría de la mujer barbuda, de puro pervertido que soy.

Besos.

virgi dijo...

¡¡¡Ja ja ja mira que he sonreído con tanta variedad de opiniones!!! Y todas simpaticas, da gusto amanecer con esta compañía.
Verdaderamente un placer.

ANTIQVA dijo...

Yo me enamore de la trapecista de Balada triste de trompeta...

Debe ser algo contagioso

Un abrazo, amiga

alkerme dijo...

No sé yo, porque si el equilibrista andaba enamorado del alambre, tal vez el domador esté enamorado de alguna de sus fieras... ¿acaso eres tú su fierecilla domada?

Saludos, Virgi y sigue sonriendo.

V dijo...

Pues mucho cuidado.Hay que conservar a toda costa ese espíritu indómito que te acompaña. Dudo mucho que existadomador que pueda con él.
Los equilibristas ahora molan menos por que como todos estamos haciendo equilibrios en el mismo alambre,pues como que hay sobredosis y poco alambre para todos. Pero en fin. Que viva el circo. Un abrazo.

Aldabra dijo...

pues así se hace: "a rey muerto, rey puesto".

practicidad.

biquiños,

pluvisca dijo...

jajajaaj, eso s ser práctica, esperemos que el domador no duerma con sus fieras....

Me gustaba mucho el circo, los equilibristas me fascinaban...

Besos

mjromero dijo...

Trabajaba en el almabre, era puro vértigo, ay, el circo...Pero si ya no quedan apenas.
Un abrazo.

mjromero dijo...

quise decir 'alambre'.

marichuy dijo...

Los equilibristas me gustan. hace años que no voy a un circo.

Un abrazo, querida Virgi

Vera E. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vera E. dijo...

Esto sí que ha sido una metamorfosis ¡estás hecha una fiera ;)))
Alternar es una buena idea, productiva, como en los cultivos.

BsoT.

PD: Buenísimo este micro.

virgi dijo...

Estamos en ello, Vera, gracias por tus consejos. No sé si luego pasaré al contorsionista, al payaso o al malabarista.
Besotes para ti.
:) :) :) :) :) :)

Isabel dijo...

Estoy esperanzada de que a los payasos le pidan también una buena musculatura, lo mismo que a una barrendera le piden saberse la constitución. Porque me temo que nunca voy a poder ser una leona.

He disfrutado con tu micro.

Besos.

mar dijo...

Con lo que me gusta el circo,me enamoraría de cualquiera, empezando por los elefantes.
Espero nos cuentes algo más, a ver qué tal esas fieras, si se ponen celosas. Cuídate, Virgi.

mar dijo...

Y no les des mucha cancha al domador, eh?

Franziska dijo...

Bueno, esa segunda información pone de relieve que a tí, en realidad, lo que te enamora es el circo. un abrazo. Franziska

virgi dijo...

Sabía que acertarías, Franzis, eso es sabiduría. Un besazo sonriente.

Beauséant dijo...

y, claro, no puedo evitar ponerte esa canción que dice: llevo siglos siendo equilibrista aunque siempre quise ser domador

que viene que ni pintada :)

Rayuela dijo...

cambiar el objeto de deseo...


no sabés el miedo que me daba el circo!
pero ahora, todos somos equilibristas! malabaristas!

besos, maestra*

virgi dijo...

Y a mí me encantaría ser domadora de la Banca. Con látigo y todo.

TriniReina dijo...

Pues creo que aún será más difícil conseguir ese esa atención. Un animal calienta más que un alambre:):)

Genial

Besos

Clarice Baricco dijo...

Ay qué bonito, me encantó-me encantó.
Besos.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Eres muy graciosa y escribir es una actividad estupenda.
Un abrazo fuerte desde mi Librillo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

La primera foto es tan hermosa en su sencillez que resume todas las complicaciones del mundo. De esas fotografías que uno no se cansa de contemplar.

gaia07 dijo...

Descubriste el secreto. Hay que morir de amor por un él cada vez.

Un besazo

gaia07 dijo...

Descubriste el secreto. Hay que morir de amor por un él cada vez.

Un besazo

virgi dijo...

Si siempre es un placer que me visites, Gaia querida, ahora es doble.
Pues duplicado de besos también.

Ginebra dijo...

¡Muy ocurrente!.
A mí en cambio no me gusta el circo, nunca me gustó, me pone triste, sobre todo los animales enjaulados y no soporto a los domadores (no soy una Bárbara Rey:)
Sólo me gusta el Circo del Sol.
Besos

virgi dijo...

¡Jo, y a mí! Aquí está anunciado que venga en unos meses, a ver si consigo entradas.
Besos, Ginebra

La sonrisa de Hiperión dijo...

Yo diría más bien, que vivimos en un circo de vida... y con las fieras sueltas.

Llevo algunos días desconectado de visitar a los amigos. Disculpa mi tardanza.

Saludos y un abrazo.

maria dijo...

Estoy con Ginebra, lo mío es el Circo del Sol. Eso, sí, me ha encantado esa veleidad que demuestras. Carpe Diem, Virgi.

Sue dijo...

A mi nunca me gustaron los circos hasta que vi un espectáculo de uno de los creadores de espectáculos del Circo del Sol: DONKA. Me enamoré de todos y cada uno de los circenses.
De todos y cada uno.
Aún guardo uno de los pétalos de rosa que cayó en mi regazo.

Preciosa foto la primera.

Besos Virgi.

tanci dijo...

¡Quiero ir al circo!. Siempre me gustó y despertaba en mi sentimientos de ilusiones y fantasías que nunca terminaros de desentrañarse. Y aunque estando en la cuerda floja, me viene bien esa alternancia. Uno puede elegir. Y uno debe elegir. Al fin y al cabo es la única manera de conseguir un ligero cambio.El cromo, una maravilla. Tengo algunos, pero no llegan a ni a esos colores, ni a ese diseño. Si, me gustó también esta entrada que da juego a una buena alternancia. Te abrazo.

ZenyZero dijo...

The big top is for dreamers... Que diría Bruce Springsteen.

Un abrazo
Chuff!!

Larisa dijo...

Hoy ha salido Bárbara Rey en el 'Sálvame' explicando cómo domaba elefantes en el circo de Ángel Cristo. "Suerte que eran elefantes asiáticos, no africanos", ha apuntado, con su particular gracia totanera.

Todo está conectado.

Besis.

virgi dijo...

ja ja ja no sabe nada la Bárbara, tiene una inteligenica...¡si sabrá ella de domar!
Larisa, besos

PSYCOMORO dijo...

Es la suerte de vivir en una vida con siete pistas, siempre tienes un motivo para seguir enamorándote. Precioso, Virgi. Un abrazo.

Esilleviana dijo...

La política es un espectáculo, no tan divertido como el circo, pero sus participantes no consiguen atraer tanto como los profesionales de esta actividad tan llamativa y decepcionante??jaja

un equilibrista contra un domador; tal vez un malabarista nos haría salir de esta espiral?

un abrazo amiga

La abuela frescotona dijo...

asi son los amores de los corazones inocentes, no perdemos tiempo llorando la desilusión, solo buscamos un nuevo motivo para ser felices...
saludos querida Virgi

Nómada planetario dijo...

De niño los personajes del circo me parecían admirables, con el tiempo uno se cura de asombro, se vuelve como la lona desteñida de la carpa, tantas veces montada y desmontada.
Besos desde la grada.

virgi dijo...

Un trozo de magia me llega con los comentarios. Gracias. Vengo del 12M.
Besos llenos de SOL.

bixen dijo...

Me ha hecho sonreír y hasta he notado un chakra (mariposas, que digo yo) como por el esternón, de veras.
Es difícil convertir algo complicado en simple y viceversa; más aún hacer de ello una broma que todos entendamos, recordándonos en alguna situación pareja.

virgi dijo...

Pillaste el juego cotidiano de la vida y el amor, sin dramas, gracias, Bixen. Una lástima no devolverte la visita.
Besos :) :) :)

David C. dijo...

Tiempo que no voy al circo, dan ganas de volver y ver todo aquel espectáculo.

BEATRIZ dijo...

Eso sucede en el circo, mucha magia engañosa. Pero qué haríamos sin esos sueños que nos hacen crecer y de pronto nos despiertan a la vida.

Me gustó tu post.

Saludos.

virgi dijo...

Bienvenida, Beatriz, ya fui a leerte. Un beso

VICTOR GATO dijo...

jjjjj, pues creo que vas a tener el mismo problema, Virgi, el domador seguramente estará enamorado de sus fieras, jjj. Suele suceder con los expertos en cualquier cosa.
Precioso texto.

Un beso.

virgi dijo...

puf! no había caído...en fin, no hay problema sin arreglo...
besos :) besos :) besos

Elvira dijo...

Ay, qué difícil a veces combinar bien las pasiones vocacionales con los amores caseros!

¡Qué buena tu entrada, Virgi! Besos

virgi dijo...

Lindo que hayas llegado hasta aquí, Elvira. Gracias, cielo.

Libélula dijo...

Encantador, esto es encantador. Yo me enamoré de un trapecista cuando era niña. Hay una parte buena en mi vida de la que me acabo de dar cuenta, mi novio es enfermero, entonces, tendré que procurarme siempre enferma, asi ya no tendría que competir con trapecios, alambres y leoncitos n_n
Creo que estoy tan enamorada de mi novio.... quizá no me hibiera dado cuenta de no haber leído este post.
La de ocsas que surgen. eeen fin. Ya dije que me ha parecido encantador??
Beso

virgi dijo...

Gracias, Libélula.
Otro beso, bien grande, para ti.