martes, 15 de marzo de 2011

Cerca, lejos


Imagino que pudo haber sido así el origen del mundo, una marea barriendo islas y continentes, para ajustarse entre los espacios sólidos, un bloque infinito de agua buscando su sitio. Ahora, una ola poderosa, cargada de escombros, negra y silenciosa, con coches y barcos que se hunden como cáscaras de pistachos en el líquido amniótico de la madre tierra, ha barrido con pueblos, carreteras, ciudades, prados, campos.
Un líquido que avanza y avanza, decidido, cruel, tal vez vengativo. O quizá no, quizá sea el paso normal de nueve centímetros de placa terrestre deslizándose sobre otra placa, allá abajo, casi en el centro de nuestro maltratado planeta.
Hoy es en el otro lado del mundo, pero no por eso dejo de imaginar niños sin familia, ancianos engullidos, jóvenes que paseaban por la orilla de un río y pasajeros de un tren desaparecido bajo los desechos, bajo la tierra que se mueve, bajo la ola impávida que camina, segura de lo que debe hacer y adonde ha de llegar.
Hoy es lejos.

Y hoy también es cerca, ahí, un poco más allá, donde alguien bien pertrechado, creyéndose luz y padre de los suyos, los masacra mientras sonríe.
Aquí no hay una marea de escombros. Hay bombas y cuchillos, armas y traición. La revolución se convirtió en soberbia, poder y riqueza. La miseria anida entre el polvo de las calles, las medinas no guardan bellezas ni perfumes de leyenda y pocas niñas van a la escuela. No hubo aquí ningún movimiento tectónico, solamente el pueblo que lucha por vivir. Por vivir, sí.

Lejos, cerca, hoy, ayer, mañana.
La humanidad avanza a duras penas. Si no es la tierra que evoluciona mal que nos pese, seremos nosotros, los humanos, los que volvemos a las cavernas, a los gurús y a la barbarie.

Mañana, que llegue la primavera, cerca o lejos, pero que florezcan los olivos, los cerezos, las sonrisas de los niños.


Fotos de la red

77 comentarios:

La Zarzamora dijo...

Esas reivindicaciones son tan justas que lejos o cerca, aquí o allí las firmaría todas.
Besos, Virgi.

virgi dijo...

Mi muy querida Eva, ¡qué gozada verte aquí, recién abierto! Eres un sol, un abrazo fuerte y tierno.

TORO SALVAJE dijo...

Me temo que no evolucionamos bien.
Creo que lo estamos haciendo fatal.
Alguien debería parar esta locura.

Besos.

virgi dijo...

Pues no sé quién, quiénes, cómo, cuándo...
¡Ay, querido Toro, qué desastre somos!
Otro abrazo grande para ti.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Sumidos en el horror del terremoto, le vemos la cara al desastre más que posible, a ese que nos trague con nuestra soberbia y nos deje en la prehistoria de nosotros mismos.
La Tierra impone su potencia, No somos más que la estela de un sueño quebradizo en la magnitud poderosa del planeta.

Preciosa entrada, querida Virgi. Y sí, da lo mismo que sea cerca o lejos. Nos atañe a todos.

Un abrazo muy fuerte.

Carmen dijo...

estoy con Toro, creo que lo estamos haciendo fatal

pero lo cierto es que no sé dónde ni cómo, ni quiénes, van a cambiarlo

la inmensa mayoría seguimos los acontecimientos (a veces hasta con cifras...de muertos, de heridos, de supevivientes), a menos de la mayoría se nos encoge el corazón

todo esto desde la distancia, la comodidad de nuestro sofá y el poder que nos concede un botón del mando a distancia

triste y cierto

Besos

Mayte dijo...

La naturaleza humana se reinventa, se regenera y se vuelve invencible ante los desastres, que de una u otra forma provocamos a la tierra...junto a ti se acunan mis deseos y acciones, para que renazcan, olivos, cerezos, sonrisas y almas que crezcan sanas y puras en cada niño.

Un abrazo Canalla.

mj romero dijo...

La tierra se mueve, bulle, no podemos ponerle freno a ese movimiento, y no nos enteramos hasta que sucede, me refiero a la energía nuclear que puede ser más devastadora que el tsunami.
Y el mundo de los tiranos es mucho más doloroso, desde mi punto de vista, matar a los otros por mantenerte en el poder es imperdonable, o vivr y robar como hacen mientras el resto no puede ni respirar..., es un tsunami lentísimo. Y podría tener remedio..., pero parece que no queremos.
Sí, Virgi, que llegue la primavera, los almendros y los cerezos en flor, las risas de los niños, los balones en las playas, las miradas felices y no idiotizadas de los mayores... Pero que llegue para todos, no solo para unos pocos.
Besos.

Begoña Leonardo dijo...

Tengamos confianza en lo bueno que hay en cada ser viviente. Ojalá aprendamos algo de todo lo vivido en estos días de incertidunbre, dolor y miedo.
Besos de viento

virgi dijo...

Ojalá tengamos capacidad de reinventarnos de forma mucho más positiva. Y que lleguela primavera para todos. Y el verano radiante, como dice MJRomero, aplastando con su calor el frío de la tristeza.

De cenizas dijo...

Para avanzar, a veces hay que dar un paso atrás, y me temo que pronto estaremos en esa tesitura... Y si no andamos con cuidado... nos podemos cargar miles de años de trabajo de la naturaleza.


besos

Alicia dijo...

En este mundo global que hemos creado se confunde el cerca con el lejos y el ayer y el mañana se funden. La naturaleza grita oprimida bajo el corsé de asfalto que le hemos impuestro; los juegos atómicos empiezan a volverse contra nosotros y los tiranos, confundidos en su estupidez, recobran finalmente el sitio que les corresponde. ¡Ojalá recuperemos la cordura! Un abrazo

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Amén Virgi. Se puede decir de otra manera pero no creo que pueda ser mejor que lo que relatas en esta entrada. Cerca y lejos la vida empieza y termina. la friadadlucha con la esperanza y la supervivencia no se sabe a donde estará.
Besicos muchos y agradecida por esta reflexión.

Allek dijo...

Que tal..! después de un tiempo de ausencia paso a saludarte!
te dejo un fuerte abrazo!

ANTIQVA dijo...

Efectivamente, amiga, la Humanidad avanza a duras penas...

Un abrazo grande

TriniReina dijo...

Imagino que, tanto para unos como para otros, la primavera, en estos moemntos, es una utopía...

Aún así, la primavera llega y ojalá los levante...

Terrible todo lo que está sucediendo: lejos y cerca

Besos

Isabel dijo...

¡Qué razón tienes!
La primera imagen es la que más me impactó, la impresión de caer en el remolino como el barco , me dio más la idea de fin que de principio.

Siento que la distancia que nos separa a todos disminuye cada vez más, porque las catástrofes naturales y sus consecuencias llegan también a todos los rincones de este mundo globalizado.

Besos.

Beauséant dijo...

de vez en cuando la tierra nos recuerda que sólo somos sus inquilinos y puede ponernos fuera cuando quiera, pero ni por esas aprendemos, ya ves.

Tesa dijo...

No es el infierno, es el hombre adicto a la barbarie, es la indiferencia, es una Europa mirándose el ombligo, tibía e inofensiva dejando que los dictadores masacren a sus pueblos.

No es el infierno, es la naturaleza rebelándose contra la arrogancia del hombre que juega a ser Dios.

Virgi, una entrada que me llega al corazón.

Me quedó un rato a ver el resto.

Un beso.

ñOCO Le bOLO dijo...


· ¡Excelente! Es el telediario del día... dicho con sensibilidad, sabiendo que tras la noticia siempre hay personas que sufren las consecuencias de los hechos. Si estos son imputables a la naturaleza, habrá que buscar responsabilidades en quienes la desafían. Si son imputables al hombre... la esperanza de que la evolución de esta especie no le lleve a la autoextinción.... o nos lleve a la extinción de los responsables del hambre y la guerra.

· un beso por ese parte del día.

CR & LMA
________________________________
·

Sue dijo...

Lejos solo en Km. pero cerca en el corazón porque, al fin y al cabo, todos somos humanos.

Que se haga realidad tu deseo final depende de muchas variables que no sé si estaríamos dispuestos a aceptar. En ambos casos habría que hacer una serie de concesiones, cambiar muchos de nuestros hábitos. Algunos lo llaman perder privilejios, yo lo llamo solidaridad.

Me uno a tu deseo, Virgi.

Dejemos de involucionar.

Un bso.

tanci dijo...

Poco que añadir a esta miseria humana. La miseria de la locura, del poder y de la soberbia. Poco que añadir a la embestida de la madre naturaleza. Y nos creemos todopoderosos. Y al final bastan unas buenas sacudidas para bajar la mirada y acercarnos a dónde siempre hemos debido estar al lado de los que sufren. Cerca y lejos, pero siempre con una idea universal de solidaridad. Nada que decir querida Virgi, porque tus palabras penetran en lo más hondo de un sentir empático. Un abrazo.

Myriam dijo...

Cerca o lejos, que todos vivamos en paz y en armonía con la Naturaleza, que hoy ruge furiosa y clama venganza.

¿Podemos culparla?

Deberíamos utilizar una energía distinta a la nuclear. Qué maldito invento.

Besos con deseo y esperanza de muchas primaveras.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Algunas veces, me he preguntado, como se narra el miedo, cuando no se quiere transmitirr miedo, pero no hay otra cosa... Siempre un placer pasar por tu casa.

Saludos y un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Un texto muy serio, amiga: para seguir pensando...
Un abrazo.

edgar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María Socorro Luis dijo...

Terremotos, guerras... desolación y muerte. Cuesta tanto entenderlo...

Besos cómplices. queridísima.

edgar dijo...

Que llegue la primavera, sí, pero como ya te dijeron, para todos. No para los de siempre.
Abrazos.

edgar dijo...

Y que los inviernos también sean para todos, no para los que menos tienen.
Abrazos otra vez.

J. G. dijo...

y eso que el enfado es leve a nivel global, da miedo claro

Nómada planetario dijo...

Me sumo a tus aspiraciones.
También cobra sentido la teoría de los muertos kilométricos. Cuanto más lejos menos duelen a quienes perciben la noticia. Si esos miles fueran en el pueblo de al lado otro gallo cantaría.
Besos solidarios.

mar dijo...

A mí me impacta ver a los supervivientes, silenciosos, consternados pero con pocas expresiones. Parecen cargar con una educación milenaria que los ha moldeado de una forma más espiritual que física.

Rayuela dijo...

tan lejos,tan cerca


y me sumo a las palabras de Alfaro.

besos*

fgiucich dijo...

La civilización está pasando los límites y la naturaleza se encarga de encauzarla. Abrazos.

marichuy dijo...

Hermosas tus palabras, pero más aún, el sentimiento que dejan ver. Triste el estado actual del mundo: lo de Japón impacta y duele, lo otro impacta y enoja.

Un beso, querida Virgi.

Fero dijo...

Pronto llegará la primavera...
Eso esperamos tantos.

Un grato saludo.

jordim dijo...

ahora lo que queda es confiar en el ser humano, osea,,, jodido..

virgi dijo...

Mejor y más breve, imposible, Jordim.
Gracias por volver.

Belén dijo...

Pues el principio no sé, lo que si se que puede ser el fin...

Besicos

virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clarice Baricco dijo...

Y la lección es la fuerza, la entereza, las ganas de vivir.
Muy emotivas tus letras.
Abrazos.

virgi dijo...

En fin...que estamos todos de acuerdo, pero poco se puede hacer. En Japón, porque al parecer lo de las centrales ya los sobrepasa (encima de todo lo demás).
En Libia, porque los que podrían pararle los pies, estudian y estudian y vuelven a estudiar las acciones adecuadas...

Filoabpuerto dijo...

Que llegue esa primavera, querida Virgi, hoy tu voz más reportera que poética, nos hace una certera fotografía de un cerca-lejos

Un abrazo
Merce

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Qué bella y dura entrada.
Quizá solo merezcamos la grandeza de ese origen si aceptamos que también puede ser nuestro final.

Estrella Altair dijo...

Tienes razón evolucionamos fatal, es como si tecnológicamente hubiéramos evolucionado mucho, pero emocionalmente siguiéramos en la edad Media..

y se nota tanto... verdad...

Me ha gustado mucho esta reflexión, sinceramente..

Virgil, gracias por pasar mi Mirada, a veces se me saltan tus entrada y no vengo, pero cuando me paso me resulta muy agradable.

leerte.

Un besazo

salambó dijo...

Hermoso y doliente tu texto.
La vida parece más fácil en estos tiempos, pero en verdad creo que cada vez es más complicada.
No sé que pasará con este pueblo tan trabajador y responsable.
Tampoco cómo acabará Libia, ¿exterminarán a la mayor parte de la población?...

Allek dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nacida en África dijo...

Mi querida Virgi: Ayer, hoy y mañana, aunque el mañana espero que traiga una luz que nos ilumine, una luz que borre todas las ignominias, todas las crueldades y todos los actos nefastos que ejecuta el ser humano. Sé que contra las desgracias naturales bien poco podemos hacer pero al menos que el ser humano sea más responsable y todo lo que se pueda evitar se evite. Volvamos a ser humanos.

Gracias por este escrito. ´Se pueden decir las cosas más altas pero no más claras.

Brisas y besos, Virgi.

Malena

alkerme dijo...

Después de leer tus líneas y los comentarios, sigo viéndolo todo con el mismo colorcillo oscuro con el que veo el futuro desde hace algunos año.

No hemos aprendido casi nada en todo este tiempo...

Saludos,

Arantza G. dijo...

De lejos viene la estupidez humana, cerca estamos de darnos en las narices contra el muro de nuestra propia inconsciencia.
Muchos besos

Esilleviana dijo...

Leyendo palabras como las tuyas, con estilo, mucho sentimiento, sin perder la inmensa carga crítica, nos formamos. Recapacitamos sobre nuestra fragilidad, inconsistencia y endeblez, a pesar de que nos consideramos imbatibles y que ninguna fuerza puede vencernos.

Me gustó este post, como todos los que haces.

un abrazo.

zayi dijo...

Mi Virgi, hay tantas cosas que vemos... que siempre he pensado en una frase de Frida que dice:"Espero alegre la salida y espero no volver jamás". Paso de reencarnaciones si es que existen... el mundo no es lo que esperaba...hay muchas cosas que no entiendo.
Un beso.

virgi dijo...

Querida Zayi, me ha encantado lo de "el mundo no es lo que esperaba".
Y cuando no esperas nada, tampoco lo es.
Besitos, linda.

mar dijo...

Llego cuando parece que hay algo de bueno: las centrales se pueden controlar (?) y por fin intervienen en Libia.
Me alegran estas cosas, aunque no sea para echar las campanas al vuelo.
Muy sentidas tus palabras.
Un abrazo, que la primavera traiga algo más que flores.

PSYCOMORO dijo...

El dolor une en la ditancia; supongo que el terror de comprobar cómo las cosas pueden girarse en unos segundos paraliza nuestra exclusiva dedicación a nosotros mismos. Quizás llegue el día en que no necesitemos el miedo para agitar nuestras consciencias. Gracias por el entrada, todo un sentido homenaje. Un abrazo.

virgi dijo...

Ese tiempo no creo que lo conozcamos, Psyco. El miedo va con nosotros, como un sombra. Avanzamos gracias a unos cuantos que creen en la igualdad, en la ciencia, en el arte, en las posibilidades que tenemos, pero él siempre nos acompaña.
Gracias a ti, por tus palabras siempre atinadas.

Conciencia Personal dijo...

Ayer leía, que los japoneses estaba intoxicados de su prosperidad, hoy les queda la esperanza de que no se repita cerca, ni lejos.
Lo peor es, la mano del hombre contra el hombre. Aterrador y doloroso paisaje , me recuerda el libro "La carretera" de Cormac McCarthy.

Que la primavera sea para todos...

Un beso, Monique.

virgi dijo...

¡Ah, Monique, el gran Cormac McCarthy! Y también se parece esta situación al cómic Jeremiah, de Hermann, premonitorio totalmente, supongo lo conoces.
Besos y besos

Isabel Romana dijo...

Me sumo a tu deseo de ver florecer los cerezos y los olivos y todo aquello que hay de inocente en la tierra. Más allá de las catástrofes naturales, somos nosotros, los humanos, los depredadores más terribles, para con la madre tierra, para con la naturaleza que nos rodea y nos alimenta, para con los demás hombres. Hoy leí en El País una entrevista a un arquitecto japonés. Y decía que los terremotos no matan a nadie: lo que matan son los edificios que se derrumban, el hombre que los ha construido.
En fin, amiga, tengo esperanza en las jóvenes vidas que darán continuidad a las nuestras (y espero que sensatez). Un abrazo muy fuerte.

virgi dijo...

Querida Isabel, me asombra tu capacidad. No sólo escribes el nacimiento de una ciudad prodigiosa, sino que contestas a tus comentarios y además haces visitas.
Debes estar muy bien protegida por los dioses.
Yo también espero que las criaturas que nos rodean no se encuentren una tierra peor de la que ya tenemos. Y que sepan respetar y considerar lo que nosotros no hemos sabido.
Un fuerte y tierno abrazo. Gracias por venir.

mar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Encarni dijo...

Entrañable tu entrada. Esta catástrofe nos ha dejado desolados, creo que sentir la impotencia con esa magnitud me hace preguntarme muchas cosas. La tragedia nunca es lejana, hoy o mañana la humanidad está en peligro y lo estamos viendo cada día, pero la propia humanidad o parte de ella también es responsable, admitámoslo.

Un abrazo cercano aunque sea desde lejos.

ZenyZero dijo...

Virgi, por una vez déjame estar en desacuerdo contigo: no creo que la humanidad avance nada. Yo creo que es al revés, en todo caso. Nos estamos cargando el planeta, directamente. La guerra de Libia, mal que nos pese, se trata de dinero, petróleo y hegemonía, y todos estamos pringados en la muerte de inocentes.

La tierra tampoco avanza, continua su curso, su tiempo, y nosotros no hemos aprendido a vivir sobre ella.

Un gran abrazo.
Chuff!!

virgi dijo...

Tu desacuerdo es un acuerdo completo, querido Zeny.
¿Acaso no es fantástico estar en desacuerdo y seguir queriéndose?
Ni hemos aprendido ni aprenderemos, estamos condenados a hacer estupideces una y otra vez. Unas veces por ignorancia, otras por interés, otras por rutina, otras por maldad...
En fin, tesoro, besos y abrazos.
Of course.

sandocan en bicicleta dijo...

y nosotros tan, tan pequeños.
y nuestras emociones, cada una tan, tan tan grande.

despues de todo, somos seres humanos.
nada mas, nada menos.

seguramente no se comprenda. pero hay mucho por comprender. aprender.



Querida amiga. finalmente, estoy prácticamente de regreso. un viaje para revitalizar el alma. un alma que hoy esta inquieta, y necesita de esa calma.
un saludo desde la lejanía.

momo dijo...

Mañana, que llegue la primavera, cerca o lejos, pero que florezcan los olivos, los cerezos, las sonrisas de los niños.
Sobre todo que sigamos teniendo capacidad para sonreir.
un abrazo grande amiga

La abuela frescotona dijo...

creo que estamos regresando a los tiempos de la sin razón, tiempos de muerte.
ojalá la primavera, que es promesa de vida, traiga nuevos aires, y florezcan nuevos ideales, saludos amiga mia

La abuela frescotona dijo...

creo que estamos regresando a los tiempos de la sin razón, tiempos de muerte.
ojalá la primavera, que es promesa de vida, traiga nuevos aires, y florezcan nuevos ideales, saludos amiga mia

Miguel Baquero dijo...

Estas últimas noticias te muestran por un lado lo pequeños que somos los humanos, cuando un corrimiento de la Tierra de apenas unos metros arrasa con pueblos y ciudades, y por otro lado te muestra lo hijoputas que podemos llegar a ser creyendo tener poder de vida y muerte sobre "nuestros súbditos".

virgi dijo...

Pues a ver, querido Miguel, si entre unas cosas y otras nos entra algo más de responsabilidad y humildad. Pero no sé, no sé...en nada, volveremos al antiguo cauce.
Un abrazo, seguro que lo del libro salió del diez.

ruben dijo...

A mi me gustaría ser un pionero de los de polvo y carruaje a la conquista de algo, aunque fuera de un fracaso, antes que esta vorágine. Que la naturaleza sea una alimaña no nos ha de extrañar: también vive, ahora aquí recién pintada, mientras nosotros necesitaríamos dos manos de belleza.

maria dijo...

He leído varios comentarios y todos coinciden en el desastre que somos. Para ser la última podría decir algo optimista, pero no puedo ni me lo creería.
Sólo te abrazo.

gaia07 dijo...

Nada queda tan lejos para ignorarlo y no todo lo que está cerca puede combatirse.
Es cruel la impotencia, pero no perdamos la fuerza del avance aunque sea a “duras penas”.
Bendita primavera.
Un beso.

maria dijo...

Y eso que soy de las que suelen ver el vaso medio lleno.
Besitos ya!

VolVoreta dijo...

La vida es como es... ya florecieron los almendros y ahora lo hacen los cerezos y florecerá todo lo que tiene que florecer. La vida es como es, no se detiene ante nuestro egoismo ni nuestra estupidez.

Te dejo un beso, Virgi.

virgi dijo...

Aroma de primavera para todos.
Ojalá caigan pétalos de esperanza para todos (menos para unos cuantos).
Besos besos besos

Mayte dijo...

Canalla...te abrazo siempre con un cerezo en la mirada. Hasta el lunes...deleitame de nuevo con tus letras, porque ya las echo en falta.