miércoles, 2 de febrero de 2011

Ciudades


De tiempo en tiempo sueño con ciudades.
Soñé una vez que volaba sobre una ciudad antigua en lo alto de una colina, con calles empinadas y murallas árabes. Mi vuelo lento y rasante me permitía ver las puertas agrietadas por el tiempo, ventanales góticos con esbeltas columnillas y plazas pequeñas donde los jazmines florecían.


Nunca veo gente, quizá los lugares que en mis sueños visito, están esperando que los recorra para desaparecer después, sin tener que hacer desaparecer también a las personas que las habitan.
Otra noche callejeaba un lugar medieval, paredes ocres, arcos sobre las puertas, aldabas con leones y águilas. Como un campo al estilo veneciano, amplio y solitario, y entre los intersticios de las piedras, pequeñas hierbecillas.



Venía una tarde de un viaje que paraba en Bérgamo. Mi otro vuelo partía al día siguiente. Llegué al hotel, dejé la maleta y salí a ver la ciudad alta. Se celebraba alguna de esas conmemoraciones que los italianos festejan con la familia, entre helados, voces y mazorcas de maíz. Me desvié a la derecha de la calle, hacia el Duomo. Por un momento, el rincón donde caminaba estaba vacío, los adoquines brillaban débilmente bajo las escasas farolas, y en un ángulo de la calle, entre la iglesia y unas casas señoriales, me ví paseando por un lugar donde ya había estado. La misma luz, iguales las sombras, los reflejos de las piedras, la esquina, más allá, cerca de un palacio. Un torreón robusto con las aristas marcadas por los siglos. Flotaba mientras caminaba, imposible un déjà vu tan real. No se oía la algarabía, nadie que rompiera el encanto, todo se confabulaba para respetar mi experiencia. El aroma de aquel sueño ondeaba en la noche veraniega y me pertenecían los brillos de las piedras, la luz tenue de las lámparas, el alféizar donde una paloma se esponjaba, los escalones del baptisterio. Me había detenido en Bérgamo para aprender que hay sueños que se anticipan a la existencia.


Fotos Virgi
Vista de Bérgamo, Edizione Cittadini

78 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


· Bérgamo es de esas ciudades que enamoran un poco. La parte alta es cómo para callejear incansablemente... y sucumbir ante sus escaparates llenos de inverosímiles pasteles.

· besitos bergamaschis... ¿o los prefieres bergamescos?

CR & LMA
________________________________
·

virgi dijo...

De los pasteles ni me acuerdo (tampoco soy muy de dulces), Ñoco. Pero de la sensación que tuve aquella noche, sí.
Y al día siguiente, seguir disfrutando de la ciudad y contemplar las maravillosas obras de Lorenzo Lotto.
Muchos besos, me encanta que hayas estado allí y que vengas a decírmelo

TORO SALVAJE dijo...

Que fuerte no?
Te debiste quedar paralizada.

Besos.

virgi dijo...

Pues casi casi, Toro. Fue algo increíble, verdaderamene aquel rincón ya lo conocía.
Un abrazo bien grande

Larisa dijo...

Ciudades sin gente. Mola.

En algo me parezco a Bisbal: ni idea de situar Bérgamo en el mapa. Pero, vamos, tampoco acabo de situar mi propia ciudad.

Si dices que es tan preciosa, te creo.

Besos hermosos.

virgi dijo...

Ja ja ja, ¡qué simpatía que tienes, Larisa! Tu sinceridad sí que mola.
Montón de besos

Mayte dijo...

La soledad que fascina, el encuentro con la belleza, como este con tus palabras, dejan un huequito de dulzura, canallita.

Un besiño grande, grande!!

El Drac dijo...

Siempre he pensado que si nos esforzamos mentalmente y con una técnica claro está podremos ir y venir del pasado al futuro; porque me ha pasado pero claro sin querer queriendo!! jajaja

zayi dijo...

Las almas libres suelen viajar en el silencio de los sueños...unas veces se elevan y van más allá... otras, en cambio, anticipan las visitas...
Me has dejado con ganas de viajar, a donde sea, me da igual...
Un besito, linda.

Reyes dijo...

Sí es así .
Yo he soñado con Hamburgo , no sé por qué , y jamás he estado allí ni es una ciudad que me atraiga especialmente .
Y sin embargo sé que he estado .
Qué cosa tan rara verdad?
Pero también lo que llamamos magia es totalmente real .
Un beso.

Miguel Baquero dijo...

¡Qué hermosura! Las fotos, Bérgamo (que no conozco, pero con esos tres detalles finales la has descrito perfectamente), el texto. ¡Qué delicia!

Juan Yanes dijo...

Bérgamo, sólo el nombre dan ganas de ir. Un saludito.

moderato_Dos_josef dijo...

Que sería de nosotros sin esos sueños sublimes. Nos despertamos como hechizados. también tus palabras me hechizan.
Besos.

cabopá dijo...

Soñar,soñar no. Lo que hago es que aquellas que conozco, las pienso y las recorro mentalmente, acordándome de lo que en ellas vi o sentí... La verdad es que la memoria y el recuerdo cuando se unen,da gusto.
Besicos.

J. G. dijo...

imagino lo mismo que tú, o sueño, lo que prefieras, pero eso sí, en blanco y negro no me lo quites

maria dijo...

Un placer esos sueños, ¿tienes algún truco? ¿o es un trato? je je.
Me gustó, besos.

Belén dijo...

¡¡¡Joe, así cualquiera sueña!!!

;)

besicos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Ya me has abierto las ganas, porque Bérgamo no la conozco y pinta guapísima con tus palabras y tus foticos.
Apuntada queda, que también me gusta soñar con las ciudades. Ay, quién fuera pájaro para volar a tantas de las amadas.
Besotes, Virgi.

tanci dijo...

Me encantan los sueños. Y algunos de ellos siendo premonirorios te pueden poner lo pelos de punta. No conozco Bérgamo, pero la primera vez que ói hablar de este sitio fue en Inglaterra auna compañera de estudios. Hacía referencia a su ciudad como la más bonita entre las bonitas. Después de leerte yo también voy creyendo que es un sueño de lugar. Me maravillo cómo vuelas con tus palabras y cómo te deslizas libre, entre los vericuetos por los que sueñas, te elevas y planeas para dejarnos dulce miel entre los labios. Un abrazo Virgi

marichuy dijo...

Me encantó, todo, pero en especial la primera foto. Te quedó genial, y el texto muy ad-hoc.

Gracias por otro viaje, querida Virgi
Un beso

virgi dijo...

(por un "porsi": las dos primeras fotos no son de Bérgamo)

Conciencia Personal dijo...

"Hay sueños que se anticipan a la existencia" qué frase!!!! es de literatura y la celebro. Quizá me preparo para uno de ellos. Tu hermosa caligrafía engalanan un lugar, que debe ser demasiado hermoso.

Besos, Monique.

Carmen dijo...

Virgi, te mueves más que los precios

...y esto es pura envidia, no ésa que se disfraza para quedar mejor y acaba resultando envidia sana

¡pero no quiero que mi envidia sea insana! jooo qué jaleo

náa que tengo ganas de coger carretera y manta

:D

besos

gaia07 dijo...

Quise contar una vez sobre estas experiencias. No lo habría hecho tan bien como tú.
Cuando ocurre me queda la impronta de que nuestra cada vez menos vida física está dejando paso a nuestras amplias posibilidades mentales.
He disfrutado mucho.
Un abrazo enorme

Beauséant dijo...

me encantan las calles sin gente en las que el tiempo parece haber pasado de largo...

Últimamente no oigo más que hablar de esa ciudad, quizás alguien quiera decirme algo :)

GINEBRA dijo...

Un viaje excelente. No conozco Bérgamo, pero las fotos hablan por sí solas.
Tu descripción es siempre un viaje mental:)
Besos

jg riobò dijo...

En otro sitio, en otro lugar.

Milu dijo...

Impresionante tu relato e imagino la sensación...Maravillosa manera de disfrutar.¿Sabes porque en tus sueños no hay gente?, porque la belleza tiene que sentirse a solas.
Bellísimo

Besos

La Zarzamora dijo...

Mira que escribes bien, da gusto pasarse siempre por aquí y descubrir contigo experiencias y lugares con esa exquisitez que te caracteriza siempre, maravilla de persona.
Besos, muchos.

Filoabpuerto dijo...

Coincido con el comentario que me precede de Zarzamora:

Es un lujo ir de tu mano en esas visitas
Abrazos

Merce

TriniReina dijo...

Sí, hay lugares que, al recorrerlos por primera vez, nos deja un regusto a que ya
en otra vida los transitamos. Quizá haya sido en sueños donde aquello sucedió y ahora, al hacerlos realidad, nos parecen tan cercanos...

Yo te agradezco este paseo por Bérgamo.

Besos

J.M. Ojeda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Sensaciones, matiz, echo realidad por el tiempo pasado a "tientas" entre lo real e irreal.

Saludos de J.M. Ojeda.
Suele pasar, como dijo aquel,
a veces, solo a veces.

María Socorro Luis dijo...

Viajamos por la Lombardía hace ya bastantes años. Yo quedé maravillada.
La vieja Italia me fascina.
Hermoso también tu texto.

Muchos muchos besos, cielo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que bonito viaje de tu mano, así da gusto y la compañía ilustrando, ha sido magnifico caminar y viajar contigo.
Siempre dejas que mi imaginación vuele y vuele.
Besicos muchos guapa.

Gabiprog dijo...

A veces necesitamos fotografiar los rincones solitarios, despues sabemos que nos toca poblarnos de nuestros sueños.

Un abrazo.

mi nombre es alma dijo...

Se ven tan hermosas las ciudades vacias, tan hermosas.....y tan tristes.

Miradme al menos dijo...

Cuando se viaja en el fondo lo que se desea es conocerse (o reconocerse) a partir de lo que el mundo te ofrece. Es como mirarse dentro.

Un beso

இலை Bohemia இலை dijo...

Sabes? Me sucedió algo parecido con santiago de Compostela...Soñaba siempre con unas calles antiguas, con edificaciones de musgo y piedra, recuerdos las esquinas, el suelo y la felicidad que me hacía estar nuevamente en ese lugar, pues era un sueño recurrente, cuando me adentré por el casco viejo de Santiago aluciné al comprobar que esos eran los lugares con los que había estado soñando tiempo antes...una vez visitada esa ciudad nunca más apareció en mis sueños...pero yo volví a visitarla despierta...

Bss

Bel M. dijo...

¡Qué maravilloso soñar que se vuela! Yo lo he soñado pocas veces, al menos que recuerde, pero la sensación es indecible. Y tu texto es precioso, has conseguido atrapar la materia de los sueños, junto con las fotos, sobre todo la segunda, dan ganas de atravesarla y aparecer en esas calles.
Un abrazo, Virgi.

mateosantamarta dijo...

Muchas veces he soñado que volaba, y también he tenido premoniciones, pero nunca lo hubiese contado tan bien como tú. Un abrazo.

tecla dijo...

Algún día quedaremos para soñar juntas, Virgi. Porque yo también sueño que vuelo.
Y es uno de mis sueños más frecuentes.
Vuelo alto, vuelo bajo y vuelo de todas las maneras posibles.
Y siempre me resulta un sueño reparador.
Qué buena eres Virgi.
Un abrazo.

Sue dijo...

"Algunos sueños se anticipan a la existencia" qué cierto. A mi me ocurrió con NY.
No conozco Bérgamo (al igual que Bisbal) pero después de lo que has escrito se me representa muy atractivo.
Las ciudades sin gente tienen un duende especial, aunque hay ciudades que sin gente pierden (porque es la gente quien les da el alma) otras ganan mucho.

Un beso Virgi.

Otro bonito paseo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

El mundo que nos rodea, en un principio, estaba hecho de pieda...

Saludos y un abrazo.

Enrique Sabaté dijo...

Las ciudades están mejor cuando se recorren en solitario.

Myriam dijo...

También creo que a veces, hay sueños que nos preceden.

ruben dijo...

Tienes una prosa rica, elegante.El tema es lo de menos.El tono es lo de más.
Besos

Nómada planetario dijo...

Hay veces que se activa ese mecanismo de haber vivido situaciones con antelación.
Tal vez las cuerdas del tiempo hacen nudos caprichosos.
Besos desde un presente estático.

edgar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
edgar dijo...

Conozco algunos bellísimos lugares de Italia, pero no esta ciudad. Tal como la pones habrá que verla, tu sueño me lo apropio. Bello como lo escribes.
Un abrazo

virgi dijo...

Te puedo aegurar que te gustará. Y si tienes tiempo para ver todas las maravillas de Lorenzo Lotto (alucinante!), no te las pierdas.
Gracias por tu entusiasmo.

iliamehoy dijo...

No sé si en Bérgamo, pero me encantaría tener la capacidad de vivir unos instantes como estos..bueno, otra vez, porque de momento, ya tengo el tuyo.
Una sonrisa

mgab. dijo...

'sueños que se anticipan a la existencia', sí, seguro. o que hemos vivido sin vivirlos, sólo con pasar la mano sobre las arrugas del tiempo reflejadas en nuestra piel...
lo cierto es que leer tus viajes es como viajar contigo y paladear esas luces, esos sonidos, ese tiempo robado al tiempo.
gracias por ello, querida Virgi

virgi dijo...

Gracias a todos los que vienen y me dejan palabras tan hermosas. Las de Mgab., Ilia, Edgar, Nómada, Rubén, Myriam...y así hasta el principio, hoy, ayer, mañana, luego, antes después...
De verdad, con toda mi satisfacción, GRACIAS.
Y besos, besos, besos, besos, besos...

Rayuela dijo...

me pareció estar leyendo "la ciudades invisibles" de calvino...

besos,maga*

virgi dijo...

¡Jo, Rayuela, enorme piropo, por favor! Calvino, con su trilogía y sus ciudades, su humor y su filosófía. Tan genial.
Un abrazo, más gracias, más besos

virgi dijo...

(perdón, no sé de dónde me salieron tantos acentos...)

mar dijo...

Acabo de leer el comentario de Rayuela y casi estaba pensando lo mismo.
¿La magia de los sueños nos lleva a seguir soñando? no sé...
Molti baci

saltar del tren dijo...

Ciudades, de donde vienen las raíces y de donde partimos para ser.
Un beso

Conciencia Personal dijo...

Querida amiga, me gusta leer tantos halagos merecidos a tus finas letras.

Un beso de madrugada, Monique.

XuanRata dijo...

Virgi, mi nuevo blog ya está abierto al público. Perdona el fallo de ayer.

Un abrazo.

alicia dijo...

Precioso texto, Virgi... Me ha recordado a un sueño recurrente Cortázar tuvo durante toda su vida. Paseaba por una ciudad desierta, una ciudad que no conocía. Cada noche regresaba a la misma urbe y conocía nuevos rincones de la misma. Era "su" ciudad. Le esperaba, tal vez.
Un abrazo callejero

fgiucich dijo...

Un viaje espléndido gracias a este hermoso relato. Abrazos.

fgiucich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
salambó dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
salambó dijo...

¿Cómo no sumarme al coro de aplausos que me precede? Es que es magnífico.
Como lo que sueñas. Intento enviarte un abrazo similar. Dime si te llega.

Nacida en África dijo...

Mi querida Virgi: Hay dos tipos de viajeros: Los "normales" o los sentimentales. Creo que tú , no viajas sólo con los ojos sino con el alma.Son los mejores viajes.

Brisas y besos.

ARO dijo...

Es hermoso viajar en sueños o viajar soñando. Esa ciudad que retratas parece de ensueño. No la conozco. La soñaré esta noche.

Rayén dijo...

Como tu bien dices "hay sueños que se anticipan a la realidad".
A mi me encanta viajar y conocer nuevos lugares.
Con las personas, a veces, me pasa es como si desde siempre las hubiese conocido ??.

Un montón de cariños para ti y que tengas una buena semana!!

manuespada dijo...

¡Qué bonitoooo!

VolVoreta dijo...

Me pasó algo similar cuando fui a Venecia; lo mío se debía a la cantidad de documentales ingeridos.

Me encantan los lugares sin personajes, en mis fotos siempre aprovecho que no pasa nadie para disparar.

Te dejo un beso, Virgi.

Shandy dijo...

Virgi, ¿será que tú persigues a los sueños para que se hagan realidad?
Soñar, vivir y recrear con la palabra y la imagen: vaya trilogía de disfrute.
Besos

PSYCOMORO dijo...

Hay sueños que nos permiten existir, Virgi. Los paseos por las ciudades tienen la extraña facultad de devolvernos a nuestro tamaño natural, a la dimensión a que pertenecemos. Es un lujo pasear contigo.

La abuela frescotona dijo...

CREO EN LOS SUEÑOS QUE PREMONITORIOS, TAMBIÉN EN LAS VIDAS QUE DICEN HEMOS VIVIDO, Y QUE POR ELLO, SON LOS SUEÑOS....
MUY HERMOSAS FOTOS

Navajo dijo...

Siempre sueño con la ciudad en la que vivo, aunque nada la distingue de otras y nunca es la misma ciudad. Llevo unos días soñando con bichos que me atacan; los siento, muy reales, en la espalda y la nuca, trepando a la cabeza. Hasta ahora he despertado antes de que empiecen a devorarme, pero estoy preocupado. Me gustan más tus sueños que los míos, ¿cómo lo haces?

virgi dijo...

Pues no sé, querido Navajo. Me pondré a pensar y pensar por ver si cojo el hilo y llego al origen. Si saco algún resultado, te lo diré.
Ten cuidado con los bichos. Te envío un abrazo grande, tal vez te proteja de los bichos.
También una sonrisa.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Soñar ciudades... ¿hay otra forma?

virgi dijo...

Buena pregunta y mejores sueños, Pedro. Tan concisamente lúcido siempre.