martes, 7 de diciembre de 2010

Mudanza


Cuando vivías en la casa africana, trepaba al cuello de la jirafa y me descolgaba en tu balcón. Los monos aullaban tímidamente, sabedores de la aventura que guiaba mis pasos, y las garzas, bajo el alero, se hacían las distraídas, oteando el horizonte por si había que emprender el vuelo.
En aquel paraje de sabanas y rugidos de león en la maleza, fui feliz como un baobab cargado de agua, tanto amor me hacías sentir.


Ahora que te mudaste al edificio musical, mi amada Julieta, las notas de las tubas y los clarinetes, apostados en la fachada y retorcidos por las manos de un albañil inexperto, me impiden oír tus gemidos de placer. Ya no percibo tu voz tenue y enamorada y ni siquiera consigo escuchar el entrechocar de las espadas en los callejones.
El azul me aparta de tus ojos y no atino a comprender la razón de estos caprichos. ¡No sabes cuánto extraño aquel primer balcón de nuestros encuentros!



Fotos Virgi
Dresde

73 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


· Dresde Dresde nos traes estres extreñes casas, en las que cualquier Romeo puede encontrar a su Julieta, siempre y cuando no se dresdespere. La música viajará dresde de una fachada a la otra y las jirafas tocarán las tubas en tanto monos saltarán dresde unas notas a otras para dresorientar a los amantes sin balcón.

· Saludos dresde mi balcón

CR & LMA
________________________________
·

ana dijo...

preciosas las imágenes junto a la cadencia que emanan tus letras

un abrazo

moderato_Dos_josef dijo...

Pues lo que es a mí me encantan las dos casas. excelente texto.
Un abrazo

mateosantamarta dijo...

También a mí me encantan las dos casas e incluso prefiero la segunda por sus variados azules.
Pero si Romeo prefiere el cuello de la jirafa para ascender, en vez de la escala, hacia el balcón de Julieta es libre de hacerlo.
Un abrazo, Virgi.

José Alfonso dijo...

Dios!

Y lo mío, que habito... ¡tan tétrico y colmenero!

Pasé a saludarte, vecina.

XuanRata dijo...

En las estación de las lluvias nos bastaba con el repiqueteo sobre la hierba y en los árboles. Ahora hay que tocar los instrumentos de la forma adecuada para que vuelva a sonar la lluvia y nunca como entonces. Nos hemos vuelto especialistas, técnicos. Pero también distinguimos ahora modulaciones mínimas que entonces ni siquiera intuíamos que existían.

Athena dijo...

Que casas tan bonitas para vivir.

Besos

mi nombre es alma dijo...

Y es que en hermosísimas casas como las que nos traes es posible todo, desde los grandes amores hasta el desamor más doliente.

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Además el clima de Dresde es inmisericorde. Hay que tomar un vapor de vuelta, de la forma que sea.
La sabana está preparando el recibimiento.
Precioso texto y fotos.

Un abrazo desde Andalucía.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué belleza tu mirada: color y música. Ritmo.
Besos.

TriniReina dijo...

Pues a mi me parecería extraordinario el vivir en un edificio así, prefiero el azul, aunque el verde no está mal tampoco:)

Claro que parece ser que a la protagonista de este texto le gustaba más el verde, o mejro dicho, lo que vivia en el verde.

Besossss

Sue dijo...

¿También has estado en Dresde? La verdad es que las fachadas son una pasada. Yo también soy una aficionada a fotografiar fachadas bonitas.
Y bueno, el texto Virgi, es precioso. Uno de los que más me han gustado de este tu Blog poético.
Jolín, precioso.

Un beso, corazón de mudanza :)

tecla dijo...

Enternecedor y entrañable Virgi,
tanto las fotografías como las palabras, como tu.

contramipersona dijo...

Se complementan las casas, pues la musica amansa a las fieras ("amorosas").

un besorión

TORO SALVAJE dijo...

Que vuelvan a la casa africana.
Pero ya.

Excelente Virgi.

Besos.

gaia07 dijo...

Todo muda, es ley de vida. Quizá el fin lo llevemos con nosotros en nuestra ansía por tener siempre un principio.
Un beso Virgi

GINEBRA dijo...

La verdad es que en el edificio verde se puede vivir muy bien, aunque el azul tampoco está mal... Sigues tejiendo historias sorprendentes.
Besos hacia Dresde o hacia donde quieras que estés.

Nómada planetario dijo...

Desde el punto de vista estético me inclino por el segundo edificio. Claro que lo importante es la experiencia interior.
Saludos.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me gustan esos edificios con alma y color de Dresde. No conozco esta ciudad y es un buen aperitivo.

Me enterneció tu Romeo que se desconcierta con la música y prefiere a su Julieta entre animales custodiada.
Siempre me deslumbra esta imaginación tuya al compás de las imágenes.

Ah, y me gusta más la foto actual: mi Virgi pensativa, custodiada por un árbol. Interesante y profunda, definitiva.

Un beso enorme, de los grandotes inmensos.

PSYCOMORO dijo...

Resulta impresionante tu capacidad de mirar, Virgi; hallar esos rincones que dicen cosas al oído, belleza estátic que hace mover el mundo de la poesía. Besos.

Alicia dijo...

¡Sin palabras! ... como siempre. ¡Felicidades!

Belén dijo...

Una paciente de hace muchos años acabó en dresde de Erasmus.. no me dieron las vacaciones cuando lo pedí y me perdí el viaje... ¡mala pata!

Besicos

El Drac dijo...

¡Qué precioso! Has utilizado una linda manera de sorprendernos ¡románticamente! te felicito es un post realmente bello. Un gran abrazo

carmensabes dijo...

Precioso texto lleno de nostalgia y melancolía.

Besitos querida Virgi.

María Socorro Luis dijo...

Ojos de poeta y corazón de fantasía, eres estupenda.

y te quiero.

edgar dijo...

Con un panorama así, hay que hacerle caso a Romeo y mudarse al primer balcón. Preservemos el amor, pocas cosas hay tan hermosas.
Besos, Virgi

edgar dijo...

¡Ah, y preciosas fachadas que te han inspirado tan oportunamente!

La sonrisa de Hiperión dijo...

El mundo siempre está cambiando de pellejo... de residencia. De moral...

Saludos y un abrazo.

Tesa dijo...

Qué bonitas.
Qué fachadas más alegres.

Reyes dijo...

Jajajajaj
qué monada , y cuánto ritmo...
si es verdad que el exterior influye en el interior y viceversa, ahí sólo deben vivir almas libres y /o músicos.

Besitos.

zayi dijo...

Eso tienen las mudanzas... cada vez que nos vamos de un lugar, algo se queda atrás.

Que bonitas las imágenes, que nostálgicas las letras.

Un besito.

mar dijo...

¡vaya dos! Irse a amar tan lejos, en casas tan modernas. Imposible tener tranquilidad.
je je je,me encantó

marichuy dijo...

Auch, se me antojó vivir así, mudarme de una casa africana a una musical... y luego que Virgi me hiciera un relato así de bello.

Un beso querida

De cenizas dijo...

¡Qué bueno!
Yo me quedo con la primera casa :)


besos

virgi dijo...

¡Y yo, mira que espabilado!
Besitos de balcón a balcón.

tanci dijo...

Me gusta la cas verde, verde en contacto con la naturaleza. De ahí provengo.Pero no puedo dejat de estar y, por enede, de participar de la casa de la música.Toda vibración en esta última casa siempre me lleva a la primera y por nada del mundo puedo abandonarla. Por eso me gusta sentirme entre estas dos casas que hoy nos has traído. Y de nuevo tus imágenes me hacen soñar. Gracias. Besos, besos y más kisses.

ARO dijo...

Preciosa entrada. Escribes como los ángeles y es un deleite leerte. Y las ilustraciones no envidian a las palabras.

Tonet dijo...

Es una entrada preciosa...."el corazón de mudanza". Me recordó esta canción:
http://www.youtube.com/watch?v=J_-YjCEgAtU
Las imágenes son fantásticas, me encantan.
Un abrazo

saltar del tren dijo...

Fotos increíbles, sumamente originales los edificios. Pero lo que más me gustó fueron esas palabras que acompañaron las imágenes.
Un abrazote

Rayuela dijo...

pobre Romeo! no es capaz de afrontar estos tiempos posmodernos!


qué delicia de texto! me voy a dormir con una sonrisa.
besos,Maga*

(y dónde están esos edificios?)

Rayuela dijo...

ya leí!ya leí! es en Dresde!

besitos,y buenas noches*

Clarice Baricco dijo...

Yo quiero ir a ese lugar. Qué padres edificios.

Abrazos.
G

.. nati .. dijo...

AYYYY
QUE BELLEZAAAAAAA
YO TAMBIÉN QUIERO BALCONES
DUROS DE TREPAR
CON JULIETAS NOBLES, CON ROMEOS FUERTES

Y SONRISAS..
DE AMBOS LADOS! extraña mudanza
me quedo con la musica de todas formas!!

un gusto, y pasaré seguid
un placer encontrar tu blog

nati en www.loca-mente.com.ar

jg riobò dijo...

Todos habitamos en la jungla.

Maik Pimienta dijo...

Una gran pérdida no escuchar un gemido de placer. Aunque la fachada no lo desmerezca. Besos.

fgiucich dijo...

Las casas que marcan la vida y dan color a nuestros amores. Hermoso lo que has escrito. Abrazos.

salambó dijo...

¡Ya me gustaría recibir a mi Romeo de esas formas tan originales! ¡Qué bien se lo montan! Esperemos que no tengan un final dramático.
Besos, campeona de ideas.

Alex B dijo...

Absolutamente de acuerdo con Romeo.
El texto, las imágenes....desprenden romanticismo.
Es que eres genial, Virgi.
Besitos

Juan Yanes dijo...

Leo en un comentario que los edificios son de Dresde. ¿Sí? No la conozco pero como se la cargaron los aliados, viejitas, niños, cobradores de guaguas, etc, vivan los efectos colaterales, todo debe ser nuevo... Una vez leí una cosa terrible de Vonnegut: cuando salió del refugio antiaéreo, no había ciudad... El cuento, redondo. Así que además de ser una cultura y una escritura, eres una artista geógrafa. Besos

virgi dijo...

Hola Juan, las fotos las hice hace un año en Dresde, ciudad preciosa, con otras preciosas ciudades alrededor. De ese recorrido ya colgué otras muchas. Un placer que vengas.
Muaksssssssss

Malena dijo...

Mi querida Virgi: Siempre he admirado en tí ese don que tienes de encontrar belleza en cualquier lugar al que mires.

Mil besos y mil rosas.

maria dijo...

Me cautiva tu mirada. Es como si lo escribieras mientras le das al click.
Besos de jirafa, de monos, de garzas. De fondo, música azul.

Beauséant dijo...

me encantaría vivir en un edificio con aire de blues...

Filoabpuerto dijo...

Y eso es lo bueno que tiene la "mudanza" que nos permite "habitar" diferentes experiencias.

Lindo tu relato, Virgi!

Merce

Myriam dijo...

Qué mudanza más alegre ¡Me encanta!

besos

Isabel Romana dijo...

Qué hermoso debe ser vivir entre esas paredes donde los animales ocupan un lugar. O donde los instrumentos nos acompañan noche y día. Pero lo mejor, sin duda, es vivir el amor, y ahí no tiene importancia el sitio, cualquiera es bueno. Ay, nuestro querido Romeo, se nos ha vuelto un poco exigente. Un abrazo enorme, virgi.

mar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maria dijo...

Sin lugar a dudas, prefiero la temperatura africana, por mucho que me guste la música.Eres una genia sacándole partido a las imágenes.

La Zarzamora dijo...

Me gustan ambas fachadas pero también me quedaría en Africa por el calorcito.
Eso traen las mudanzas, son como nuevos balcones donde colgar nuevas desesperanzas e ilusiones.
Mejor no mirar por el retrovisor en esos casos ;)
Preciosas fotos Virgi.

Besitos.

virgi dijo...

Mi querida Eva, ni lo que me alegra esta visita. Ya me cuentas de tus aires berlineses. Un abrazo calentito, del sur, del mar, del volcán

Gabiprog dijo...

Me gustan los barrios que visitas... Debe ser bueno, muy bueno ser tu vecino.

:)

Isabel dijo...

Me gusta mucho como enlazas texto e imágenes. Hay mucho arte y mucho que aprender en este blog.

Me alegro de visitarte, lo repetiré.

Besos

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Virgi, yo quiero estar un mes en una casa y al siguiente en la otra, ¡que delicia!,porque tu texto las hace deliciosas además de bonitas que ya son.
Besicos muchos guapa

ybris dijo...

Formidables fotos y reflexiones.
Hay casas africanas y edificios musicales.
Pero pocas visiones como la tuya.

Besos.

Encarni dijo...

Sabes Virgi, esa imagen de la luna reflejándose en el mar?, pues algo parecido me han sugerido las fotos de tu entrada reflejándose en los textos, una maravilla.

Un abrazo fuerte.

momo dijo...

tu si que me alegras a mi...con tu infinita inspiración (que envidia nena) ni sana ni carayo envidia cochina....
Pero me gusta mucho tenerte cerca ...por si se me pega algo.
Un beso grande..he vuelto a pintar y voy a recorrer tus imágenes...mas besinos

Jin dijo...

un poco más y se me pasa este post, no me lo hubiese perdonado jamás, aún sin saberlo!!
qué casas más chulas y qué texto más apropiado: una maravilla, Virgi!

Jin dijo...

un poco más y se me pasa este post, no me lo hubiese perdonado jamás, aún sin saberlo!!
qué casas más chulas y qué texto más apropiado: una maravilla, Virgi!

Jin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
virgi dijo...

La maravilla es recibir el perfume de las visitas que me hacen.
Millones de gracias a todos, les diré a las jirafas que les den un paseo por la zona, mientras la música azul ilumina el recorrido.
Muchos besos. Montones.

Alís dijo...

Los cambios a veces son para bien, pero otras para todo lo contrario. Aunque no siempre podemos saberlo de antemano.

Muy bonitos ambos edificios, aunque también me gusta más la casa africana.

Besos

VolVoreta dijo...

Ay, el amor! siempre hay que andar como un saltinbanqui para mantenerlo vivo...Yo también me hubiese mudado a la casa azul, es preciosa.

Me encanta como bordas tus historias con las imágenes.

Te dejo un beso.

Carmen dijo...

que vuelvan a la casa africana y cuando salgan a pasear que escuchen la música

las casas son preciosas y las palabras que tú les regalas también

Besos