sábado, 25 de septiembre de 2010

Tránsito



Allí estaba.
Quizá esperándome.
Lo cierto es que la cogí.
¿Cómo no hacerlo?
Con su esplendor de luna y estrellas, me llevó lejos.



Y me posó en el nido.
Oía el viento en la veleta.
Un paisaje siena, amarillo, gris, en mis ojos.





Torres, murallas, piedras, almenas.
Callejuelas, portones, troneras, minaretes.
Llanura infinita.
El sol sobre las tejas,
las gárgolas,
los balcones.







Escribo a la sombra de la higuera.




Fotos Virgi
Madrid, Cáceres, Trujillo

129 comentarios:

Carmen dijo...

me encanta ese arbolito desnudo que encontraste en tu tránsito, perfectamente enmarcado :)


aunque una buena higuera vestida se agradece para hacer un alto

besos

mariajesusparadela dijo...

Cúidate. La sombra de la higuera no es buena ni en verano.

Jose Zúñiga dijo...

Buenas fotos, texto ideal.
A la Toscana tenías que ir con tu cámara, por algo el Petrarca vaga por allí.
Pero en nada desmerece nuestra Extremadura.
Bs

zayi dijo...

Delicado como siempre,Virgi.

Me encanta el conjunto que siempre haces con tu prosa y tus fotos. De verdad que es un placer estar acá, tu blog me relaja mucho.

Un besito.

María Socorro Luis dijo...

Y tú, buscando siempre la magia y la belleza, aún entre las piedras...

Un placer compartirlas contigo.

Con un abrazo. Soco

virgi dijo...

A mí me sorprendió mucho, Carmen. Dentro del recinto, todo amarillo, seco y en la esquina, una higuera. Parecía sacada mismamente de la Biblia.
Besos a la sombra

virgi dijo...

Hola María Jesús,
de pequeña me sentaba debajo de una de las higueras de la casa. Leía, jugábamos o nos subíamos en su tronco casi horizontal. No sabía lo que dices de su sombra. Gracias por el consejo.

virgi dijo...

Querido Zúñiga, por algunos lugares de la Toscana he ido, pero sin cámara. Maravillosos lugares, sí. Y estuvimos en Arquá Petrarca, mira por dónde, en su casa natal.
Y Extremadura me chifla, como el Alentejo de los vecinos.
Un abrazo, grande.

mateosantamarta dijo...

Conozco las tres, yo que cási no viajo. Las tres me gustan.
Tu texto y tus fotos forman un dibujo perfecto que se termina de definir en esa higuera a cuya sombra escribes.
Un abrazo.

virgi dijo...

Cielito de Zayi, gracias. Es que relajarte a ti no debe ser difícil, con lo dulce y tierna que se te ve.
Besitos. Muchos y más.

virgi dijo...

Muy estimada Soco, la magia y la belleza andan por ahí, a veces pillamos pequeños trozos. Otras nada. Pero, gracias, me gustan tus palabras. Lo sabes bien.
Mis besos, mis sonrisas.

virgi dijo...

Muy estimado Mateo, es que hay lugares extraordinarios en nuestro país. Y Extremadura es una gozada.
El llamador es de la capital, muy cerca de la Ópera.
Un fuerte abrazo, corazón generoso.

Calipso dijo...

Virgi que maravilla de fotopoema, me transporta a otro tiempo.

Un abrazo preciosa :)

virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Myriam dijo...

¡Qué lindo lugar para escribir... a la sombra de una higuera!

Myriam dijo...

Las fotos preciosas especialmente las de la aldaba, La Santa Rita en el balcón y la puerta.

Besos.

maria dijo...

He estado por esa zona, pero no recuerdo nada viendo tus fotos. Debe ser que me falta mucho para tener un ojo como el tuyo...ains!
Que nada, que me encantó tu tránsito.

carmensabes dijo...

Siempre tan exquisita mujer.
Maravilloso paseo de tu mano Virgi, amarillos candentes, almenas con enjundia y el sol aplaude tu fantástco recorrido mientras te mira envidioso como escribes a la sombra de una higuera.

Un besazo mi querida amiga.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Bonito tránsito. Escribir debajo de un árbol es un encanto y las fotos son preciosas, así que mi "transito" por el tuyo, ha sido una gozada.

Besicos muchos guapa.

saltar del tren dijo...

Qué fotografías más hermosas. Repletas de colores haciendo juego entre sí. Y las palabras cortejando cada una de las imágenes.
Besos y cielos

mjromero (alfaro) dijo...

el anillo te convirtió en pájaro y volaste, pero volar desde la sombra de una higuera no está nada mal.
Es mágico, virgi, siempre lo que escribes.
Un abrazo.

Rayuela dijo...

en tránsito estamos...
y yo te miro escribir desde ese balcón...

bello, como siempre
mil besos*

Larisa dijo...

Qué bien te lo montas, Virgi. Qué de mundo que no hemos visto.

Yo quiero escribir algo en París. O no, mejor no. Quiero ver amanecer en París. Eso es.

Prometo no hacer fotos.

Grazie por hacerlas tú.

Abrazos

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me ha impactado el detallismo de ese picaporte en forma de mano. Hasta con su sortija puesta... Pero lo que más me ha gustado ha sido la composición de esta preciosa entrada: llamas a una puerta y se abre la belleza de Trujillo al compás de las fotos y del hilo conductor de tus palabras, siempre tan líricas, tan certeras, escrutadoras de la magia y la poesía de las cosas. Y es que tu mirada siempre encuentra lo hermoso. Es un don tuyo, querida Virgi, un don del que todos disfrutamos. No lo pierdas nunca.
Abrazos enormes y gracias.

TORO SALVAJE dijo...

Que delicia es viajar contigo.
No haría otra cosa.

Gracias.

Besos.

TriniReina dijo...

Un tránsito muy hermoso este que has trazado. Las fotos y las palabras que la acompañan, al menos a mí, me han dejado un deje de serenidad.

Besos

GINEBRA dijo...

Vaya, usted ha estado en la Plazuela de S. Mateo, quien sabe si nos hemos cruzado, pues ese sitio es uno de mis preferidos para sentarme al sol con un librillo o el periódico:)))
Me encantó el post, fotos y lo que sugieren, lo que escribes, por supuesto. Está genial, Virgi.
Besos
p.d. Tengo una foto de un aldabón muy parecido, en mi caso la tomé en Portugal.

Alís dijo...

Un paseo realmente delicioso.

Besos

De cenizas dijo...

Tu blog es pasearse por una realidad embellecida sin moverse de casa.


besos

Gabiprog dijo...

¿cómo renunciar a una puerta hacía la fantasia?


:)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que preciosidad de fotos, genial como siempre.

Saludos y un abrazo.

tanci dijo...

Querida Virgi, no sé si estuviste de tránsito solamente por estos lugares que nos has mostrado. Tanto si estuviste de tránsito como si permaneciste ahí mucho tiempo, captaste unas imágenes bellísimas que, unidas a tus pensamientos y a tu poesía, nos brindan un acercamiento detallista a los lugares visitados. Y hemos ido por un paseo variado de muros, ventanas, puertas... cogidos de la mano. La ternura de esa mano verdaderamente invita a tomarla entre las nuestras. Y lo mejor, se ha dejado.
Un beso y gracias.

Tesa dijo...

Había un llamador de bronce así, parecido, en la casa de mi abuela.
Era una mano más humilde, sin anillo, diseñada de forma sencilla.
Pienso ahora en qué sería de aquella mano, porque tiraron abajo aquella casa.

Saludos

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... dijo...

Evadido trascendental, algo hay de místico en el derrotero que muestras.

Muy bello.

Un abrazo, Virgi.

Belén dijo...

Era la única sombra que había ahí?

Normal hacerle la foto pues :)

Besicos

Antonio H. Martín dijo...

Precioso y relajado tu tránsito, amiga Virgi.
Me has llevado en volandas hacia ese lugar... ¡Gracias! Me ha venido muy bien. Vivo en una gran ciudad, y rincones como ese son un bálsamo para los nervios y una puerta hacia la buena vida, la que tiene tonos de magia.

Un abrazo.

marichuy dijo...

Querida Virgi

Las imágenes de la mano, la fotográfica y tu visión sobre ella, me impactaron.

Bellas fotografías, algo melancólicas.

Un beso de domingo otoñal.

salambó dijo...

¿Ves? eso es tener ojo y sensibilidad. Yo he estado en esos sitios y no vi nada de lo que veo aquí. Si vuelvo, me fijaré.
Me has asombrado, la verdad.

virgi dijo...

Calipso, niña linda, será que me ves con buenos ojos y por eso tu entusiasmo?
Besos y besos

virgi dijo...

Myriam, ¡si nos vimos hace un momento! Es broma, gracias por tu cercanía y por tu doble comentario. No sabía que esa planta se llamara Santa Rita, por aquí la llamamos Bugambilia (o así).
Muchos besos

virgi dijo...

Seguro, María, que tú te fijs en otras cosas que a mí se me escapan.
Cuando las veas de nuevo, me echaras un recuerdo.
Muak & muak!

virgi dijo...

Mi querida Carmensabes, no veas lo que te he extrañado. Es que verte aparecer es importante para mí.
Y tus palabras son un estímulo.
Lo que envidia el sol, es la luz que desprendes.
Te abrazo muy fuerte.

virgi dijo...

Nani, tan tierna y expresiva. Otros muchos besos para ti, que tu paso haya sido un goce, es más bien mérito tuyo y de tu generosidad.

virgi dijo...

Saltar del tren, bienvenida seas. Una sorpresa que ya compensé yendo a visitarte.
Espero vuelvas, un abrazo grande.

virgi dijo...

Me dices una cosa muy bella, apreciada Alfaro. Lo de la magia.
Es un placer, acabaré creyéndolo...bueno, es una forma de hablar.
Montón de gracias. Igual de sonrisas.

virgi dijo...

Rayuela, tesoro, la próxima vez me invitarás a ese balcón? Si lo llego a saber, hubiera tocado a tu puerta.
Y con gran ilusión, que lo sepas.
Muakssssssss

virgi dijo...

Larisa, hola! Seguro que amanecerás en París y harás bellas fotos. Hermosa ciudad, aunque demasié pa' mí.
Me alegra verte otra vez. Besos, besos, besos

virgi dijo...

Me has dicho algo hermoso, amiga Isabel. Bastante razón tienes, ha sido un empeño mío de siempre, dejar atrás unas cosas y vivir las que nos dan belleza. En cualquiera de los sentidos. Besos a tu sensibilidad, te sale en la sonrisa.

virgi dijo...

Por mí, más que encantada, querido Toro. Y si vamos acompañados de Justi, genial.
Te espero en la siguiente parada. Desde ahora te abrazo fuerte.

virgi dijo...

Pues sí, Trini, querida, lo has pillado. Esa sensación es la que m dejaba también recorrer esos lugares extraordinarios.
Me alegra tu complicidad. Un beso plácido y amoroso.

virgi dijo...

!Ah, Ginebra, qué lujo poder leer un rato en una de esas plazas! Pasear por sus calles es un placer inigualable. Si vuelvo, ¿podemos encontrarnos en alguna? ¡Qué ilusión!
Un abrazo muy grande, extremeña hermosa.

virgi dijo...

¡Diciéndomelo con esa carita angelical, me encanta, Alís! Gracias por volver y hacer este viaje conmigo.
Sonrío y sonrío.

virgi dijo...

De cenizas, es que los gatitos tiernos tienen esa facilidad, recorrer las ciudades en un santiamén.
Y si te ha gustado, genial. Con lo encantador que te siento.

virgi dijo...

Gabiprog, tú lo has dicho. Cuando cogí la mano, me sentí Alicia durmiendo en el regazo de su hermana.
Muchos besos.

virgi dijo...

Conciso, pero elocuente, Hiperión (aunque extrañé tu humor).
Besitos besitos

virgi dijo...

Mi querida Tanci, estuve, estuve. Varios días entre unos sitios y otros. Extremadura es una gozada, lo sabía de hacía tiempo, pero ahora lo saboreé mucho más (será que la edad nos amplía la capacidad). Y un lugar que no conocía, Alcántara, pasamos a ver el puente (donde sí había estado) y aprovechamos para recorrer sus calles. Preciosa.
Nada como viajar, una riqueza infinita para mí. Besitos, cielo.

virgi dijo...

Hola Tesa, esos llamadores son muy sugerentes, se prestan a muchas historias. Una pena que se haya perdido lo que nombras.
Te abrazo con fuerza.

virgi dijo...

Me encanta que tus citas de psiquiatría pasen por este rincón. Para mí es un lujo que vengas, esimado Voy de anónimo. Me siento identificada con tu perfil, no sé...
Besitos y un guiño.

virgi dijo...

La verdad, Belén , es que sombra había muy poca...pleno agosto...imagínate.
Pero valió la pena, sí, sí.
Una sonrisa.

virgi dijo...

Antonio, te gradezco mucho tus palabras. Yo vivo en una isla preciosa, sí, pero le falta este halo de historia que, al menos a mí, me habla de la Humanidad y sus huellas. Vaya, que me entusiasmo en lugares así.
Un abrazo grande y emocionado.

virgi dijo...

Querida Marichuy, también me impresionó la mano. Y lo de la melancolía no tiene que ver mucho conmigo, pero sin embargo, cuando escribo, me sale...ya ves, misterios que aún no sabemos de nosotros mismos.
Un abrazo, besos, sonrisas.

virgi dijo...

Pues me satisface que te lo propongas. Seguro que tú te fijas en otras cosas que yo ni veo.
Muchos besos, Salambó.

Alex B dijo...

Me encanta el olor de la higuera...me transporta.
un beso

Encarni dijo...

Las fotos y el poema son un poema en su conjunto, sobre todo me ha gustado la sombra de la higuera y el olor que ha llegado hasta tu blog,¿lo has notado? Yo sí.
Saludos.

Arantza G. dijo...

Me gusta la imagen de la higuera, Me ha recordado el paseo que di este verano por Timanfaya. Todo negro y en medio de la muerte, una plantita que luchaba por crecer...
Besos

mar dijo...

Ya me gustaría dar un paseo así, que una mano luminosa me llevase por sitios como los que tú nos enseñas.
Besos

tecla dijo...

.....Y un estremecimiento interior que me consuela el tiempo y la mirada.
Qué bonito escribes Virgi.
Un besote

ybris dijo...

Fecundo viaje en fotos y versos.
Así da gusta que nos lo cuentes.

Besos.

gaia07 dijo...

Bello paseo para leer a la entrada del otoño, con el sol ya cálido, recreando la mirada en la belleza que crean los artesanos intentando competir con las de la naturaleza, provocando en ti el primor de reconocerles y compartirles, y hasta superarles.

Me siento bien.
Un beso

Mita dijo...

Qué coloressssssssssssssssssss
Besotes

Miguel Baquero dijo...

Qué preciosidad: tu texto, Trujillo, y todas esas cosas a las que te dio acceso un simple golpe de aldaba

Beauséant dijo...

me gusta como enlazas imágenes y palabras..

y me encanta ese pobre árbol en medio de ninguna parte...

anuar bolaños dijo...

IMAGEN


Tu voz salpica el final de la tarde
mientras un ave devora la lejanía
con sus alas rojas.

El prisionero que vive en mi sangre
aúlla al inicio de la noche.

Tu rostro
se escapa por las paredes,
desnudo y frío,
y me abandona
en esta soledad sin límites.

La noche envilece mi cuerpo
y hace de la muerte un desafío insignificante.

El tiempo se desgasta
encadenado a los recuerdos.

Desde un calabozo
oigo tu voz que me llama.



anuar.

Mayteღ dijo...

Torres, murallas, vida...se entregan se agitan al viento, se forman, dan sentimiento, amor, calidez y belleza como tu tejer de palabras que das de mano en mano Canalla, tejedora de ilusiones.

Besiño;)

AROBOS dijo...

Hermosas fotos. Magníficos versos. Un lujo de entrada.

La higuera es extraordinariamente resistente y capaz de crecer en una roca.

iliamehoy dijo...

Deliciosa capacidad para llenar de sentido, colores, piedras, metales,en ese tránsito constante mientras hacemos camino.
una sonirsa

Sue dijo...

Como siempre, un placer para los sentidos pasar por acá Virgi. Trujillo es una bonita ciudad que conocí el año pasado. Tus fotos me han llenado de recuerdos.

Un beso.

virgi dijo...

Es cierto, Alex, tiene un olor muy especial. Es un árbol tan relacionado con la historia que yo creo que a muchas personas nos resulta muy evocador.
Besitos

virgi dijo...

Hola Encarni, no lo había notado porque lo coloqué de manera que llegara a mis visitantes.
Si lo notaste, genial!
Guiños y sonrisas.

virgi dijo...

¡Ah, Arantza, la famosa higuera de Timanfaya! Todos nos quedamos flipando con ese arbolito. Muchos besos y un trocito de lava cariñosa.

virgi dijo...

El mérito es de la mano, Mar, yo sólo me dejé llevar.
Gracias y muchos besos.

virgi dijo...

¿Y qué me dices de ti, apreciada Tecla? Eres un pedazo de bombón, dulce y tierno y así te leo.
Un beso bien grande.

virgi dijo...

Muy estimado Ybris, sabes que ya sólo verte se me alegra el semblante.
Si te gustó este paseo, para mí es un aliciente. Más de lo que imaginas.
Mil gracias, un trozo grande de mi alegría para ti.

virgi dijo...

Hola Gaia, que vengas detrás del Caballero Ybris, ya me duplica el placer. Otras miles de gracias para ti por el entusiasmo que siempre me dedicas. El lujo es mío, lo sabes?
Te abrazo con fuerza.

virgi dijo...

SSSSSSSSSSSS...volando sobre una hoja te llegarán, Mita.
Y en otra, un cargamento de besos.

virgi dijo...

Hola Miguel.
Casi ni tuve que llamar. Cogí la mano y en un periquete ya estaba recorriendo esos lugares que me embelesan.
Besitos (y risas...ya sabes la razón)

virgi dijo...

Gracias, Beauséant.
El árbol me alucinó. Solo, dentro de la fortaleza y con pinta de llevar mucho tiempo allí, tranquilo, sereno.
Hace tanto tiempo que estuvimos, que ni recuerdo si ese pequeño castillo estaba abierto al público.
Un abrazo.

virgi dijo...

Bienvenido, Anuar.
Te agradezco el extenso poema que me has dejado. Te devuelvo la visita.
Un saludo

virgi dijo...

Mayte, linda, me dedicas un hermoso oficio. Tejedora. Precioso. Gracias, tierna canallita.
Muaksssssss

virgi dijo...

Pues no te digo del pino canario, Arobos. Se agarra al borde de un barranco y allí puede estar siglos.
¡Que maravilla la naturaleza! Sé que sabes mucho de eso.
Otro buen abrazo para ti.

virgi dijo...

Ilia, tus sonrisas las extraño, ¿lo sabías? Y tus textos. Me reconforta que te guste venir. Muchas gracias, cielo. Besitos y besotes.

virgi dijo...

Hola Sue, para mí fue como la primera vez, lo saboreé plenamente. Es que hacía casi veinte años que fuimos. ¡Cuántas cosas bellas por disfrutar y tan pocas psobilidades!
Hagamos lo que podamos.
Abrazo tus recuerdos.

Reyes dijo...

Me encanta viajar contigo.

Besos.

El Ser Bohemio dijo...

Nada como escribir bajo un árbol. Solo felicitarte una vez más por como puedes utilizar tus poemas y fotos para transmitirnos todo lo que sientes. felicitaciones!!!

http://el-ser-bohemio.blogspot.com

edgar dijo...

Me sorprendes con tus viajes. ¿Son recientes o es que tienes un cofre mágico y los sacas para despistar?
Maravillosas llanuras las extremeñas.

edgar dijo...

Esas manos, ¿dónde las encontraste`? Necesito unas así.

edgar dijo...

Y si las acompañas de las tuyas, garantía total.

(no volveré, don´t worry)

PSYCOMORO dijo...

Me encanta como acompañas en ese paseo, como si las dos manos que se ecuentran no se separen mientras descubren un mundo que parece haber nacido para ellos. Bellas fotos, Virgi. Besos.

Tempero dijo...

Virgi, no seas mentirosa. No te veo escribiendo a la sombra de la higuera.

Lo que sí se detecta en tus fotos es una calorina descomunal.

Te acompaño un llamador:

http://tempero-koroneiki.blogspot.com/2008/11/intacto.html

virgi dijo...

Algún pequeño viaje hemos hecho, no?, querida Reyes. Espero que hagamos algún otro.
Besitos

virgi dijo...

Ser Bohemio, mi agradecimiento al énfasis que pones en las visitas.
Los árboles sirven para mucho, leer y escribir son algunas de ellas.
Un abrazo

virgi dijo...

Hola Edgar, las fotos son recientes, las manos son chulapas, las mías encantadas de acompañarte...¿pero dónde te encuentro?

virgi dijo...

Psycomoro apreciado, si tu vienes y me dices esas cosas, pues no veas cómo me alegra.
¡Con lo fantástico que es visitarte! Un abrazo fuerte, de admiradora.

virgi dijo...

Mira Manuel, no sabes la de lecturas/escrituras debajo de un peral, ciruelo, nisperero, moral, que disfruté en mis años juveniles.
En el silencio de un verano o con el abrigo del invierno (aquí no es Siberia...).
Y la verdad, hacía un tiempo estupendo, calor, sí, pero estupendo.

Besitos

Tempero dijo...

Virgi, me refería a que no te veía bajo la higuera de la foto. Por supuesto que sí te imagino bajo un níspero o bajo un emparrado.

¿Qué tal la vendimia?

Un beso.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué belleza la de la última foto.
Tendremos que estrechar así los llamadores.

Voy de anónimo. Tengo cita en psiquiatría... dijo...

Ja,ja,ja...
¡Un beso!

ADELFA MARTIN dijo...

¿De higos blancos o gomeros?

un placer haber dado contigo, saludos cordiales

Alfredo J. Ramos dijo...

Qué arte, Virgi, para tomarnos de la mano y llevarnos por una ciudad, que conozco bien y de la que has conseguido fotografiar y contar lo esencial. Una curiosidad: ¿viste el curioso escudo del Athletic en Santa María? Obra cumbre de "El Rana" y claro precedente de otras intervenciones parecidas (como ese astronauta de la puerta de Ramos de la catedral nueva de Salamanca que algún energúmeno, quién sabe si fanático tradicionalista o solo gamberro espeso, acaba de destrozar). Creo que están muy bien traídas las alusiones toscanas: hay algo en estas piedras que transmite la misma elegancia. Hermosa Extremadura, uno de nuestros secretos mejor guardados. Un abrazo.

virgi dijo...

Todo ok por aquí, Tempero.
Vendimia, higos picos, playa, atardeceres de otoño, cole...

Muak muak

virgi dijo...

Pedro, a mí también me gusta esa foto, especialmente por la sorpresa de ver una higuera allí, tan campante, cerca de un aljibe árabe. Me hizo cavilar un rato.
Besos

virgi dijo...

Me encanta que te rías, Voy de anónimo. Una satisfacción.
Besos a tu humor.

virgi dijo...

Me alegra que me hayas encontrado, Adelfa. No sabría decirte de qué clase, gomeros creo que no.

Un abrazo de bienvenida.

Javier Martinez Valles. dijo...

Co las fotos y los textos creas un espacio lleno de magia al que es facil volar.

Saludos.

maria dijo...

Anoche mismo unos amigos me enseñaron unas fotos de esa zona. Y también se fijaron en la higuera.
¡Qué curioso!
Besos

Eva- La Zarzamora dijo...

Que paz se desprende siempre de este lugar.
A esa sombra de la higuera me sentaría el resto de mis días.
¿A qué aldaba debo llamar?
Un besito, cielo.

Navajo dijo...

Salgo de la reserva india para llegar tu blog y recalo en Extremadura: azares del viaje. Veo que la poesía, como tantos otros huéspedes de la Posada del Sol de Medianoche, es el sendero por el que transitan tus mensajes, en íntima y enriquecedora complicidad, en tu caso, de sugerentes imágenes. Excelente combinación. Saludos.

Pedro dijo...

Ahí suelo estar, Virgi, en la higuera.
Feliz fin de semana.

ñOCO Le bOLO dijo...


Haces prosa poética.
Me gusta ese final, al pie de la higuera. ¿Higos de cuellos de dama?. Serían los mejores para endulzar las palabras.

besos desde un lente... en PH, por ejemplo.

CR LMA
________________________________

Sir Bran dijo...

Preciosas instantáneas... originales y con entregas de posibles historias.
Me han gustado todas... y que escribieras a la sombra de la higuera... cosas tan bonitas.

Una preciosidad en conjunto.

virgi dijo...

Mi bienvenida entusiasta, Javier.
Vi una sombra y era el vuelo de tus palabras. Gracias por tu huella.
Un abrazo.

virgi dijo...

Es que el mundo es un pañuelo, María.
Aunque sucio, como decía Mafalda.
Más besos, linda.

virgi dijo...

Mi muy querida Eva,
a ti no te hace falta ningún llamador, tienes la puerta abierta. Y las ventanas, por si quieres entrar enredada en alguna zarzamora frondosa.
Montón de besos

virgi dijo...

Navajo, hola!
Un placer que me dediques tu visita y esas palabras tan gratificantes. Que vengas desde esos paisjes maravillosos ya es un gran regalo para mí.
Un abrazo grande.

virgi dijo...

Sabes bien, estimado Pedro, que es un honor insólito que te cueles, así, desde la higuera, hasta aquí.
Salté de sorpresa al verte.
No sabes cuánto me ha gustado, te abrazo un buen rato.

virgi dijo...

Pues no conozco esa clase de higos. Cada día se aprende algo (o mucho) nuevo, querido Ñoco.
Lo de prosa poética he de analizarlo bien, me suena al bachillerato, allá por mis tiempos mozos...
Besitos. Muchos, montones.

virgi dijo...

Estupenda tu visita, Sir Bran.
Aciertas con lo de posibles historias. Entre unas que ya colgué y otras que tengo in mente...
Gracias por tus piropos, un fuerte abrazo

Clarice Baricco dijo...

Escribir a la hermosa sombra de tus fotografías.

virgi dijo...

Has ido saltando, mi querida Clarice, de rama en rama, dejándome tu aroma.
Mil gracias. Igual de besos.