sábado, 1 de mayo de 2010

Bodas

Visitar la abadía de Alcobaça es una experiencia maravillosa. Considerada como la obra más importante del cisterciense portugués, transmite una luminosa paz que no he vuelto a sentir en ninguna otra iglesia.
A ambos lados del crucero, los sepulcros de doña Inés y de don Pedro, amantes antes y después de la muerte, únicos ornamentos en una iglesia plena de espiritualidad, sin altares ni cuadros, sólo la luz difuminada de los ventanales góticos iluminando la piedra marfil. Veníamos de un largo viaje por carreteras europeas y nos conmovió el sosiego del monasterio. Sobrecogidos por su belleza, volvimos al día siguiente.


Era domingo y la soledad del interior se había disfrazado con flores, alfombras y bendiciones. Una boda de postín, trajes largos, pamelas, tules, organza, cantos de soprano. A los novios los esperaba un Packard elegante y lujoso, como ellos.


Fuera, esperando su turno, una fiesta de risas, colores, tambores y jolgorio. Un modesto coche, quizá de la chatarra, selvático, alegre, esperaba a que los otros novios se llenaran de las briznas de paja que sacudía el verano.




Fotos, Virgi
julio 95

88 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Si el de abajo fuese natural, me lo quedaba.
Como siempre, sorprendente.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Todo lleno de constrastes, supongo que por eso te dejó tan impactada. Aunque he pinchado el enlace y verdaderamente, es sobrecogedor ese monasterio, digno de ser visto con detenimiento.
Las fotos como siempre, preciosas.

Besicos muchos.

De cenizas dijo...

Me quedo con el segundo coche¡¡¡¡¡ y con la segunda novia.


besos

marichuy dijo...

Virgi

No sabes cómo me gustan las Iglesias (a pesar de todo lo que pueda yo despotricar contra la Institución) y entre más antiguas, más. Hermosísima que se mira la Abadía.

Y tú, creaste el resto. Me gustó esa frase: la soledad interior se había disfrazado con flores (ojalá todas as soledades pudieran vestirse así; vestirse de verdad).

Un beso

TORO SALVAJE dijo...

Impresiona esa iglesia.

Lo de los coches responde a cada proyecto de vida.

Si pudiera elegir prefiero el segundo.

Besos.

GINEBRA dijo...

Preciosa iglesia cisterciense, no la conozco, pero tomo nota. Ahora se estila mucho esos magníficos coches de época para ser usados por los novios, son una preciosidad. Mi tío tiene un Morgan, color crudo, me encanta ir en ese coche...
Un beso

TriniReina dijo...

Novios ricos y novios pobres...

Pienso que ambas parejas serían felices, al menos ese día, a su manera. La felicidad no está en la opulencia.

Me gusta la paz de las iglesias y parece que ahí la hay a raudales.

Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que chuladas de fotos... joe...


Saludos y un abrazo enorme.

PSYCOMORO dijo...

Bonitas fotos de instantes cazados por contaste y luces intensas. Me interesa esa intención casi de circunstancia, de estar pasando por ahí. La autenticidad de no buscar lo que llevaba tiempo esperándote. Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

Visité esa Abadía, aunque mi memoria es muy mala. Los templos sobrios meinspiran más sentimiento religioso que los recargados.
Cuando se vuelven escenario o tablado ya casi no me inspiran nada. Entre las bodas, también me quedo con la fiesta de la segunda. Odio el postín. Un abrazo.

Voltios dijo...

alcobaça en portugal, que maravilla, grandes fotos amiga virgi, no creas, en tu blog descubro sitios a traves de tu mirada que casi tenía olvidados. un fuerte abrazo.

Marien dijo...

Tan bonito lo has contado que si me vuelvo a casar lo tendré en cuenta. Creo que da igual el coche que cada uno lleve, no te hace ser mejor ni peor. Muy bien descrita la tranquilidad y el sosiego del monasterio portugués.
Me encanta pasar por aquí.
Besos

carmensabes dijo...

Qué maravilla La abadía de Alcobaça, estuve paseando por el enlace y es tremenda, se escuchan los ecos del sosiego.

El segundo coche es la pera limonera....

Un besazo hermosa, gracias por tus regalos.

Miguel Baquero dijo...

No sabría decir si es más bonito el Packard o el claustro cisterciense. Quizás me quedaría con el Packard, aunque realmente el interior de los monasterios y las abadías es una preciosidad. Pero para un día soledado, mejor del Packard

sandocan en bicicleta dijo...

Seguramente de forma injusta, la ultima imagfen se robo el post ante mis ojos.
Ese aute significa muchas cosas. Al menos para mi.

Un saludo en la lejania.

zayi dijo...

Una iglesia realmente hermosa. Siempre me han gustado mucho las iglesias, los campanarios...eso a nivel arquitectónico. Si tengo que quedarme con una boda, me quedo con la segunda... siempre me ha parecido absurdo lo de engalanarse tanto para formalizar las cosas....
Un besito.

ruben dijo...

El dinero da tranquilidad y con el tiempo el amor lo necesita.
Me quedo con el clásico tiene mejores frenos.
Un beso

tanci dijo...

Me impregno de esa paz maravillosa que nos muestras. No he visitado ese monasterio. Lo haré en un futuro no muy lejano, seguramente.Y si a los novios no les importa me pasearé un ratito en el primer coche. Me encanta conducir. Y el segundo... no sé si lo podré arrancar, pero también me gustaría probarlo.Tanto auno como a otros les deseo la misma paz que tú percibiste dentro de los gruesos muros del monasterio. Un beso.

tecla dijo...

Puestos a quedarse con algo como hacen nuestros amigos, yo me voy a quedar con la luz, el silencio y la piedra.
Sin santos, sin cuadros, sin bodas sin coches.

*****
Ya fuera del texto, me quedo con el joé de La sonrisa de Hiperión.
Joé Virgi, cómo me has emocionado.
Un beso gordo gordito.

alfaro dijo...

Qué contrastes!
Hablando de iglesias pienso ahora en el sonido del órgano que sale de algunas, qué maravila de sonido.
Un abrazo.

Mayte dijo...

Un bello contraste que nos lleva de tu mano por historias a través de imagenes, de palabras que como siempre tejen historias.

Un biko grandote rebonita ;)

AROBOS dijo...

Hombre rico, hombre pobre. Una historia sacada de la vida misma. A mí también me gusta recrearme, cuando viajo, en estas escenas cotidianas de los lugares que visito. Las diferencias sociales se reflejan en todo; pero desde luego, el segundo coche resulta más sugerente que el primero. Buenas fotos, buen texto.

Reyes Uve dijo...

Qué maravilla.
Mil gracias por hacer posible que me dé estos paseos.
Besitos.

iliamehoy dijo...

Debo admitir que a el concepto oscuro que guardo de mis visitas a iglesias, catedrales y demás monumentos de este estilo, ha obrado un giro inesperado ante esa luz de inusitada belleza serena.
Los coches, y las bodas, retazos de caminos de vida, tan distintos como reales.
Una sonrisa

Malena dijo...

Mi querida Virgi: Tienes la gran habilidad o el gran don de crear poesía de hechos cotidianos.

Me he quedado con el nombre de la ciudad y del templo y me encantaría visitarlo.

Mil besos y mil rosas.

María Socorro Luis dijo...

Qué emocionante ese recuerdo romántico de la historia, "Reinar después de morir", de Doña Inés...

Como siempre, un gusto visitarte.

Besos. Soco

Bohemia dijo...

Wow, debe ser un lugar bellísimo, digno de ser visitado...un beso

Intro dijo...

De todo, me gusta pensar en esto Virgi.

Llegar a un templo, con alguien a quien amas, sin tanto altar, ni santos, ni cruces, ni velas..., solo esa luz de paz en el fondo, iluminando el amor que alberguen esos dos, que han llegado a un templo, a jurarse amor eterno.

Precioso,

besos.

gaia07 dijo...

Cuando hay cariño tanto da de que lo disfraces o cómo lo firmes, rebosara de contento, y cuando no lo haya, ni firmado ni disfrazado conseguirás comprometerlo.

¡Qué lujo de visita!.
Un besazo.

Arantza G. dijo...

Muy vistosa la entrada.
Me gustan las fotografías.
Besos

Merce dijo...

Una iglesia luminosa!!! donde nada mas que el sol la viste?

yo quiero conocerla.

me afligen las iglesias oscuras, penumbrosas, humedas, recargadas de maderas torneadas llenas de capas de polvo que el paso de los años va depositando...

precioso lugar :)

Biquiños

Beauséant dijo...

incluso alguien como yo que piensa que la única iglesia que ilumina es la que arde, es capaz de ver la belleza de esas imágenes y alabar las personas que la levantaron, aunque la idea con la que lo hicieron ;)

Fernando dijo...

A mí me impresionan más las iglesias recoletas y con cierta oscuridad misteriosa. Especialmente las griegas y las pequeñas capillas románicas.
Entrar en las antiguas iglesias que hay desperdigadas por el antiguo Bizancio, con sus pinturas en todas las paredes, sus docenas de velas, su silencio, o con las ininteligibles salmodias de algún pope me produce la impresión de estar ante lo sobrenatural o lo divino. Al igual que en una misa cantada al modo gregoriano en una capilla.
Es la "incomunicación", lo misterioso, lo arcano, lo que me produce la idea de "algo más allá"; lo que me lleva a pensar que hay algo transcendente que se me escapa, o que se escapa a la razón.
Por cierto que la foto produce una sensación de estar moviéndose, alargándose hacia el fondo, e impresiona.
Un beso apacible.

virgi dijo...

Querida María Jesús, es que el de abajo va mejor con tu finca, tus perros y tus caballos, no? Un fuerte abrazo

Hola Nani, sí un lugar impresionante, no sólo la iglesia en sí misma, sino también todas las dependencias que tiene. Besos besos

virgi dijo...

De Cenizas, es que parece que en el segundo coche tal vez se van a divertir más. O que son más naturales y espontáneos.
:) :) :)

Marichuy, a mí me gusta mucho una iglesia antigua. Y aquí sentías una paz enorme. He vuelto un par de veces más y siempre me impone mucho.
Besitos, cariñín

virgi dijo...

Lindo Toro, a mí me cautivaron ambos, eran una metáfora auténtica y muy plástica de la vida. Te sonrío muuuuuucho!!!

Querida Ginebra, lo de tener un Morgan es un lujazo. Aprovéchalo cuando puedas, además, por lo que te veo, seguro que vas en él como una verdadera princesa. Sí, preciosa.

virgi dijo...

Trini, a estas alturas, después de tantos años, quizá ya ninguna de las parejas sea feliz. Lo único que quizá quede es el Packard...no crees?
Mis besos, chica linda

Siempre es un placer ue te guste pasar por aquí, Hiperión. Otro gran abrazo para ti.

virgi dijo...

Algo así, Psycomoro. Volvimos para ampliar la sensación de la primera visita y se nos enriqueció de otra manera. Más humana, seguramente.
Me gustan tus palabras, gracias.

Querido Mateo, ¡ah, la recordabas! Yo es que he vuelto un par de veces más. No sé si viste en ese momento la cocina, una obra imponente, con una canalización desde un río cercano que pasa por dentro y una chimenea gigantesca.
Te abrazo fuerte

virgi dijo...

Entonces, Voltios, también fuiste? Seguramente cuando yo estaba de visita, tú aún ibas al cole, je, je...Bueno, mis sonrisas a tu visita, maravilla de chico

Marien, en seguro que si tienes una segunda boda, te gustaría el lugar...no sé tal vez es un poco lejos? :) :) :)

virgi dijo...

Muy querida Carmen, a tu sensibilidad le vendría súper un paseo por el monasterio. Ya la belleza la llevas tú, más la que te encontrarías allí!!! Gracias a ti, muchacha, tesorito.

Ja, ja, ja, qué ocurrente siempre, Miguel! Un coche así que duda cabe que es una gozada, pero el claustro!
Bueno, podríamos disfrutar de ambas posibilidades si nos ponemos y te dan alguno de esos premios bien dotados, ok? Muakssssssssss

virgi dijo...

No sé qué quieres decir con lo de la última imagen, pero me encanta lo de que te trae sensaciones especiales, Sandocán. Un fuerte abrazo.

Zayi, maravilla, a mí también me encanta el segundo, no sé, se sentía un alborozo diferente. De todos modos, pasear en un coche antiguo tiene que ser una gozada!
A mí tampoco me van los formalismos, así que te abrazo y te beso fuerte, bien fuerte

virgi dijo...

Me quito el sombrero ante una razón tan poderosa, Rubén. No se hable más. La seguridad ante todo. Mis respetos a tu lucidez. Besitos también.

¡Qué bien, Tanci! A mí también me encanta conducir y probar coches diferentes...genial!
Sonrío mientras te escribo, linda.

virgi dijo...

Ahí nos encontramos, Tecla. En el silencio y el recogimiento de la iglesia. Casi sin adornos, puramente cisterciense.
Muchos besos.

¿Sabes Alfaro que los sonidos de los órganos no siempre me agradan cuando visito una iglesia? Mejor nos vemos fuera, ok? Kisses kisses kisses

virgi dijo...

Contrastes que nos hacen pensar en el alma humana. Y en el sosiego de los lugares antiguos.
Querida Mayte, un abrazo gordo y cariñoso.

Hola Arobos, parece que el segundo coche nos produee sensaciones más placenteras. Aparentemente. Pero si tuviéramos que sopesar una elección...con cuál nos quedaríamos?
Yo creo que, sinceramente, con el primero. Como decía más arriba un compi, " frena mejor". Gracias, un fuerte abrazo

virgi dijo...

Mira Reyes, las gracias te las doy yo continuamente, por esas crónicas que nos regalas y ese estilo genuino que tienes. Te sigo siempre. Muak gordo.

Querida Ilia, creo que te encantaría este lugar. Las veces que he vuelto no me han disminuído la primera sensación. Al contrario, la encuentro cada vez más sobrecogedora. Miles de :) :) :)

virgi dijo...

Hola Malena, espero que algún día me digas que fuiste y que te encantó. Estoy segura. Un fuerte abrazo, cielito.

Querida Soco, la historia de esa pareja es increíble. ¿Sabes que Camoens la relata en un trozo de su obra? Amor por todos lados, sí.
También para ti.

virgi dijo...

Bohemia, sí, es muy bello, y muy sereno. Pocos lujos, mucho espíritu.
Alegría de que vengas, te abrazo.

Querida Intro, lo del amor eterno es difícil. Sin embargo, la historia de los dos amantes en escalofriante, no sé si te dió tiempo a leerla?
Besos en tu espejito.

virgi dijo...

Muy apreciada Gaia, auanque te queda en el otro extremo, sé que sentirías un gran placer en la visita. Respecto a los compromisos, cuando hay sustancia, da igual los papeles, los testigos, las formalidades...
Mis besos, amiga.

Arantza, me alegra requetemucho verte otra vez por aquí. Gracias por venir después de tu descanso. Besos y besos

virgi dijo...

Merce, con la de fotos preciosas que haces, le habrías sacado mucho partido. Sólo hay que ver esos cielos y esos campos, esos ríos que nos traes. La luz de los ventanales era muy dulce. ¿Cómo tú? Muak muak

Los cistercienses, según se lee, eran muy espirituales y nada amigos del boato y la riqueza. Beauséant, aquí se percibe eso. Lo demás ya nos lo imaginamos, queramos o no? Un abrazo luminoso

virgi dijo...

Mi querido Fernando, ¡cuánto agradezco tu pasos y tus palabras!
Si me tengo que quedar con algún tipo de iglesias, me quedaría con las románicas, pequeñas, oscuras, silenciosas, donde casi ni te atreves a hablar, para no estropear ese silencio que fluye desde otro sitio...Otro sitio que, como bien dices, es el que que tal vez quisiéramos que existiera, aunque la razón nos lo niegue. Yo también disfruté en las bizantizas de Estambul, con las imágenes doradas planeando sobre los pensamientos de los que deambulamos en su pequeño espacio.
Muchos besos, me haces escribir más de la cuenta, muchacho!

Ñoco Le Bolo dijo...


No sé como estará ahora. Tuve la fortuna de disfrutar de su naves absolutamente... vacías. Sin bancos para los fieles, la majestuosidad de las lineas ascendentes te hacían sentir que la altura no tenía límites.
Fuera, el bullición y la 'cacharería' alcobaçense, e sol y sus límpidos cielos.
Así la recuerdo. Y las castañas pilongas compraras en Leiria.

un beso desde... pues desde Alcobaca.

CR & LMA
________________________________

alicia dijo...

Qué luz de alabastro la de la iglesia y qué curioso contraste de automóviles y formas de vivir un mismo momento!
Como casi todos los que disfrutamos de los placeres de la pobreza (o más bien del desenfado) me quedo con ese coche cargado de humor y risas.
Un abrazo en carretera

virgi dijo...

Hola Ñoco.
Desde la primera vez que la visité ya tenía los bancos. Imagino la belleza de disfrutarla tan vacía como dices. Sin embargo, las otras dos veces que he ido nunca he visto esos mercadillos que comentas. Que también me encantan, bueno, más bien, me chiflan!
Y de castañas...pues ni idea! Una pena, con lo que me gusta ir comiendo por las calles de lo que compro en los mercados...
Beijos, beijos, beijos

virgi dijo...

Si te digo, Alicia, que las fotos de los coches las hice motivada por el segundo, como contraste original y elocuente. Porque del otro tipo de coches vemos mucho más, pero un cacharro tan simpático, no es fácil encontrarlo. Mis besos, chiquilla.

edgar dijo...

A mí un lugar que me cautivó es ese pueblo que está en lo alto de una montaña, Reguengos de Monsaraz. Es que Portugal tiene lugares extraordinarios. El día que vuelva por esa parte, iré a Alcobaça, te sigo fielmente.

virgi dijo...

¡Jo, pues yo también fui por ahi, qué sitio increíble, parece sacado de la Edad Media!
Gracias por tu confianza.

virgi dijo...

¿Y no habrás estado en El Alentejo?
Todos esos paisajes calurosos, de sur, con los alcornoques y sus marcas color calabaza?

edgar dijo...

No lo he visitado mucho, la verdad.
Gracias por tus consejos, ya sabes que me gusta seguir tus indicaciones.

virgi dijo...

Pues pa' terminar.
Otro sitio alucinante: Sagres. Donde Don Enrique fundó su Escuela de Navegantes. Me impactó la soledad, el viento oceánico y la edificación casi al borde del acantilado.

edgar dijo...

Ya tengo plan para próximo viaje, muy agradecido. Monta una agencia de viajes personalizada, sí?

Caminante dijo...

Un lugar para visitar, por supuesto, y muy curioso el curioso el contraste de lo antiguo con lo viejo en las dos últimas fotos..., por mucho que aquí, lo viejo sea, además, mucho más entrañable.

Besos

Clarice Baricco dijo...

Portugal es otro de los lugares que quisiera conocer.
Me contagias a sentir esa sensación en esa iglesia. Ojalá algún día pueda ir.
La foto del modesto carro me gustó mucho.

Besos preciosa.

PD. Tomaré en cuenta tu sugerencia cinéfila. No la he visto.

jordim dijo...

tiene una pinta tremenda.

ZenyZero dijo...

Se casaron la luz y la piedra, amantes en la vida y la muerte.

Aparte de todo: El Packard me encanta. No es lo mismo que una catedral gótica, pero tiene su belleza. Quizá polígama.

Un abrazo, Virgi!!
Chuff!!

Filoabpuerto dijo...

la abadía es un lugar desde luego, muy bello, invita al recogimiento, al encuentro...y el contraste de los autos, fascinante; me quedo con el segundo, prefiero llenarme de briznas,...volver a la festiva naturaleza

Un abrazote, Virgi !

Merce

edgar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
virgi dijo...

Querido Caminante, las veces que he ido a Portugal, siempre he vuelto a visitarla. Nunca me he cansado de su belleza. Si algún día la ves , dame tu opinión, porfi.
Un abrazo, como las lianas del coche, esperanzador

virgi dijo...

Clarice, el lugar es magnífico y el coche muy tierno.
La peli, impresionante!
Mis besos sobre el océano.

virgi dijo...

Jordim...¿la iglesia, las bodas, los coches...?
Muaksss!!!

virgi dijo...

Zeny, hola! Excelente la poligamia que planteas. Y en medio, unas jornadas de reflexión en el claustro, ¿te cuadra la propuesta?
Besos, volando en el Packard, como Isadora...(pero sin chal, por si las moscas)

virgi dijo...

Querida Filo, parece que gana el segundo carro. ¿Seremos la mayoría bucólicos y medio hippies? No me negarás que la comodidad y la seguridad del otro, también tiene su punto...
Besitos, querida colega

Sue dijo...

Precioso lugar y una boda muy original.
Una iglesia o catedral blanca siempre da muy buen rollo.

virgi dijo...

¡Hola Sue! Siempre estás muy guapa en esas fotos que nos traes, pero creo que ésta es la mejor...¿vendrías en el Packard?
Je, je, muhos besos, linda

Rayuela dijo...

contrastes...
impactan tanto como el monasterio


un beso*

Conciencia Personal dijo...

El carro último destila ensueños de enamorados, seguramente sus tripulantes no es gente común...

besos de primavera....

virgi dijo...

Rayuela, el monasterio me impactó de una manera muy profunda, pero también es verdad que aquellas dos bodas me dejaron una huella que no se olvida.
Besos y besos, cielito

virgi dijo...

¡Ah, Monique, lindo resumen el tuyo! Por eso nos cautiva, creo. Porque algo tenía de personal, de valor, de original, de ancestral...que nos toca de una forma diferente.
Un fuerte abrazo

ALEX B. dijo...

Ay, que preciosidad.Md encanta ir bajando con el ratón desvelando tu historia..y al final siempre me emociona.
Que estupenda sensación escapar camuflado y llevarte prendidas miles de briznas en el vestido blanco.
besos

virgi dijo...

Pueden ser muy sugerentes esas briznas en el vestido. Suena a verano, campos, amor sobre la hierba seca...no me lo había imaginado así, pero ahora que lo dices, querida Alex, lo veo muy sensual.
Besitos, gracias por ese ratón sereno que espera alguna sorpresa.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Espiritual, material, natural. Me quedo con lo tercero.

virgi dijo...

Pedro, mi admiración a tu capacidad de síntesis. Gracias, un abrazo.

Tinta de aterrizaje dijo...

El sosiego es algo que tenenmos en muchos rincones cercanos y que ni nos damos cuenta de que están.
Se practica mucho el turismo de movimiento (y gasto) dejando marginados todos esos rincones que transmiten luz y serenidad.
En lo poco que conozco Portugal lo he sentido.

Pásate por muchos rincones de mi tierra y verás.

edgar dijo...

¡Increíble! Poco después de visitarte, me encuento un programa sobre el monasterio. Una maravilla.
Por eso he vuelto, tienes razón, he de visitarlo.

virgi dijo...

¡Hola Elisa! Es un placer que vengas, tus palabras siempre van más lejos. Ya me gustaría conocer todos esos rincones que dices, me encanta pasear por un antiguo y pequeño pueblo silencioso, visitar una ermita en medio del campo, o de un bosque, tostarme al sol en un rincón olvidado. Y Teruel lo tengo pendiente con su arte mozárabe y modernista.
Un abrazo.

virgi dijo...

¿Volviste, Edgar? Ya veo la razón, me alegra que si vas algún día me recuerdes. Seguro que te gustará mucho.
Sonrisas y besos

SOMMER dijo...

Como dice la canción, que todas las noches, sean noches de bodas...

virgi dijo...

Gracias por tus palabras, Sommer. Ya sonreí en la visita que acabo de hacerte, un beso de bienvenida.

virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.