jueves, 18 de marzo de 2010

Lejanía



Retozan las nubes.
Juegan a deslizarse por el cielo.

El hierro las contempla.
Envidia su piel algodonosa,
su lejanía despegada,
la falta de raíces.

Ellas anhelan la fuerza de su cuerpo,
la permanencia en el tiempo,
el óxido que lo corroe.

No se encontrarán nunca.
Seguirán soñándose.

84 comentarios:

mateosantamarta dijo...

El juego de oposición y anhelo de lo otro es perfecto. Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Pero mientras él no las alcanzará nunca, ellas, si quieren podrán acariciarlo.

(Porque ellas, como tu van y nos llevan a donde quieren)

sue dijo...

De chica pensaba que podía subirme en una nube y volar... qué pena cuando me di cuenta que no eran algodón, sino aire...

Reyes Uve dijo...

Qué belleza, seguir soñándose .
Un beso.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Las nubes son tan atractivas e invitan al juego, que creo no nos hemos resitido ningún ser humano.

Besicos muchos.

Cordelia dijo...

mientras los sueños imposibles no se tornen pesadillas....

Clarice Baricco dijo...

Primero la imagen y después las letras o al revés. Pero se sienten y esa lejanía se convierte en cercanía, en aferramiento.

Abrazos preciosa.

alicia dijo...

nos fascina lo ajeno, es irremediablemente bello. El hierro sueña ser nube, la nube sueña ser hierro. Entre uno y otro, nosotros, cuerpo sólido, alma de vapor. Me columpio en el hierro y de un salto rozo el cielo...
Besos desde lo alto

moderato_Dos_josef dijo...

qué bonitas son las nubes. No hay nada más bonito que volar al lado de ellas. las veces que he volado en avión y las he traspasado me he sentido en el cielo, en un cielo espléndido!
Un beso!

zayi dijo...

Me gusta la combinación de lo suave de las nubes con lo frío del hierro... supongo que así es todo, los suaves quieren ser fríos y fuertes, y los fríos y fuertes quieren ser suaves...sólo que ninguno sabe cómo hacerle...
"Un señor quisiera ser mujer y una chica quiere ser el señor... así dice Silvio"
Un besito.

marichuy dijo...

Mi querida Virgi

Quién pudiera coger una escalera bien grande y alcanzar las nubes, las estrellas, para retozar con ellas. Las nubes siempre tendrán ventaja, aún cuando el viento las disipe, sobre la escalera, por más larga que esta sea.

Ese cielo, tan de Magritte, me encantó.

Un beso

Mayte dijo...

Como se sueña un poquito cuando te leo y siento las palabras ronroneando cerquita...como nubes, como hierro.

Biko.

ybris dijo...

Mundos paralelos.
Nunca se encuentras pero se complementan mutuamente.

Besos.

Isabel Martínez dijo...

Porque siempre aspiramos a lo que no tenemos, a la cualidad que nos falta, aunque las poseídas formen un maravilloso patrimonio del alma.

Virgi, hoy me ha gustado especialmente el poema. Mucho.
Un abrazo fuerte.

TORO SALVAJE dijo...

Cuantas veces nos pasa eso.
Deberíamos ser conscientes de lo que valemos.

Besos.

Mita dijo...

Gracias, es muy bello.

TriniReina dijo...

Nadie es feliz con lo que tiene...

Me ha parecido un poema precioso y no menos lo es tu sensibilidad.

Prefiero ser nube, pero ya se sabe que hay gustos para todo.

Besos

Eva- La Zarzamora dijo...

Metal y ligereza, tal vez estemos pulidos de ambas cosas soñando quimeras.
Muy dulce.
Me hiciste pensar en el rabo de una nube y aquí te lo dejo;)

http://www.youtube.com/watch?v=JGSosczpCbM&feature=related

Besos, mi Virgi.

GINEBRA dijo...

Ummmm, precioso final: se añoran y se sueñan, pero no se encuentran nunca...
Deseamos lo que no tenemos, Virgi. Que le vamos a hacer. Besos y buen puente.

Voltios dijo...

gran contraste en estas líneas entre la esponjosidad de las nubes y la dureza del hierro, la foto, no puede ser mas ilustrativa, un placer pasar por aki siempre. un abrazo virgi.

Inés González dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Inés González dijo...

Preciosa imagen, como el contrapunto que plantea este poema-reflexión, me recuerda al diálogo entre el sauce y el río de la bella zamba de Atahualpa Yupanqui, el sauce como el hierro anhela la libertad, el discurrir y el transitar sin raíces ni ataduras del río.
Un saludo afectuoso, siempre es un placer pasar por tu casa.

terry dijo...

Bueno, la materia se transforma, digo que cuando esas nubes lloran por su estado anémico, el hierro con su lengua sacia su sed, la naturaleza sigue su curso. Hierro, bonita isla en ese cielo y azul mar canario.

BESOS.

tanci dijo...

La fina línea del hierro contempla la inmesidad del cielo entre algodones.Es cómo si quisieran entrelazarse, aún siendo distintos como son y mirándose en sus diferencias.No son rivales más sin embargo se complementan.Belleza y poesía de nuevo Virgi. Sintonía. Gracias por tu creación.Un beso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Tarde de viernes y por aquí ando bebiéndome tus cosillas poco a poco. Genial como siempre.

Saludos y una abrazo enorme.

Intro dijo...

Que Bello ♥

Asi como el Sol ama la Tierra, y la mira de lejos, y la mira y la mira, y es tanto su mirar que la calienta.

Un beso.

virgi dijo...

Añoramos lo que no tenemos. Así se nos va la vida. Muchísimas gracias, querido Mateo

¡Ja, qué bien, María Jesús! Pues sigue donde estás que me encanta visitarte y llenarme de vitalidad.
Muchos besos

Querida Sue, yo también tuve alguna idea así. Hasta que no me subí a un avión, no quise entender de la levedad de las nubes. Abrazos

virgi dijo...

Hola Reyes, al menos en sueños nos parece que rozamos el deseo. Besos, una pena no poder escribirte en tu rincón (yo también estoy pensando en hacer algo así). Besos, madraza

Tienes razón, Nani, las nubes dan muchas oportunidades a la imaginación. Ya me ves aquí, vaya!
:) :) :)

Ahí es donde los sueños dejan de ser sueños, Cordelia. Aunque no podemos sentirnos ajenas a ellas, forman parte de la vida. Besos, linda

virgi dijo...

Seguramente el hierro será feliz en un día con niebla. Y las nubes también. Será que se cumple lo de "El que la sigue la consigue"?
Clarice, besos algodonosos

¡Qué poeta eres, Alicia! Me quedo en tu columpio, mil besos y un trozo de nube.

Dos josef, la sensación de atravesar las nubes es impresionante. De verdad pareciera que las cortamos y que ellas acceden, tiernamente. Besos para ti

virgi dijo...

Guapa Zayi, es que nunca estamos contentos con lo que somos...¡ay, el ser humano! Besos princesa, de los banners.

¡Fíjate, Marichuy, no se me había ocurrido asociarlo a Magritte! tremendo piropo, tesoro, más que gracias te doy.

Y bikiños te envío en una nube, Mayte. Con hierro no, caería al mar. :) :) :)

virgi dijo...

Muy apreciado Ybris,
mundos paralelos como nosotros mismos. Sin encontrarnos nunca.
Un abrazo, gracias. Siempre un lujo que vengas hasta aquí.

virgi dijo...

Hola Isabel, es que deseamos lo que no tenemos. Para mi Proust lo explicó genialmente (por éso, me hipnotizó). Las contradicciones que nos siluetean. Besos y mi agradecimiento a tu entusiasmo.

Es que tener esa conciencia es ser muy maduros. Y rara vez alcanzamos ese estadio, querido Toro.
Un abrazo, cielo.

Gracias a ti, Mita. Una alegría que lo digas así, en estado puro, sin adornos. Besos y más besos

virgi dijo...

Hola Eva, ese Rabo de nube es una maravilla, aunque yo me quedo con Una mujer con sombrero.
Besos a tu gramática, a tu sintaxis, a tu ortografía divina.

virgi dijo...

Trini, yo ambién prefiero ser nube, aunque muchas veces debiéramos ser hierro, por lo de la fortaleza y esas cosas necesarias...creo que me entiendes, verdad? Un abrazo, chica linda

Buen puente para ti, Ginebra. Por aquí no se celebra. Que la nubes nos den su poesía y los gatos sus tiernos maullidos. Muchos besos

Querido Ángel, genial que vengas, cuando veo esa cara asomada al hueco, sonrío una vez y la siguiente. Sonrisas y cariños.

virgi dijo...

Nombras, Inés, al gran Atahualpa, cantor de mi juventud, humanidad inmensa con todo un trasfondo enorme detrás. Gracias por traerlo.
Un abrazo por tu visita, por tu pensamiento, por tus palabras. Gracias otra vez.

Bonita isla que seguramente habría sido un buen lugar para el reposo de tus héroes. ¿O quizá ya fue la famoso Barataria? Espero me saques de dudas, estimado Terry.

Sintonía contigo, Tanci, por lo que leo aquí y en tu blog. Sonrío. Y te mando besos azules, con mar y charcos.

virgi dijo...

Pues sigue con la misma bebida, Hiperión. Si te gustan, genial también. Un abrazo

Bellas tus palabras, Intro. Parece que podemos amar aunque estemos lejos, no? Será que lo saben las nubes y el hierro, entonces.
Besitos, linda, besitos.

edgar dijo...

Me has llevado hasta la obra de Chillida "Peine del viento".
Muy sutil tu reunión nubes/hierro.

Thornton dijo...

Tal vez, sin recordarlo, han tenido una aventura. Fruto de ella: el óxido.
Has escrito un poema bellísimo. Felicidades.
Un abrazo.

momo dijo...

NUNCA?
Pero a veces es todo tan real...
un besín

fgiucich dijo...

Unos que pueden, otros que no. Es la ley de la vida estampada en este hermoso poema. Abrazos.

Miguel Baquero dijo...

Me ha parecido de una sencillez sublime. Enhorabuena

Ventana indiscreta dijo...

Virgi, sabes que yo meto el dedo en el ojo y sonde haga falta.

Tu relato/poema cambiaría si expusieses toda la figura de hierro a la que Ruth Beitia probablemente no le temblaría el salto.

Anda, muéstranos todo completo. Atrévete.

white dijo...

como siempre, como todos, se contemplan y ansían lo que no tienen y no valoran lo que les da valor. Precioso

tecla dijo...

Es lo mejor que les puede pasar a ambos, seguir soñándose.
Si se hubieran podido poner de acuerdo, tal vez hubieran acabado odiándose.
Muy inteligente y muy bello.
Virgi, eres estupenda.

iliamehoy dijo...

Amores que parecen imposibles, pero que al final suceden.
Maravilloso encuentro.
Una sonrisa

Filoabpuerto dijo...

Bueno, ese hierro invita a ser trampolín.... ¿ Nos lanzamos a alcanzar las nubes?

Un abrazote

Adormidera dijo...

Quedarse fijo mientras lo demás pasa debe ser tristísimo.
Estar de paso y desear lanzar el ancla pero no tener raíces, creo que lo mismo.
No puedo, aún no aprendí la resignación.
Por eso creo que seguiré soñando nubes, deshaciendo lazos, corriendo tras..., para luego anhelar una parada en seco y hundir los pies en la tierra, aovillándome en mí misma hasta que vuelva a ocurrir, y desee volar.

Nunca vi la imagen poética de las nubes como bultos de algodón. Siempre las sentí como aire, gris, rosa, a jirones blancos... rodeándome, acariciándome, dándome a respirar, marchando y volviendo... llevándome lejos, como tú, cuando lanzas al horizonte el objetivo de tu cámara.

Un beso, chicharrera

Marien dijo...

Nunca se alcanzarán, que pena que no puedan retozar juntas aunque solo sea una vez que haya merecido la pena el deseo.
Tan profundo como siempre tus textos nunca me dejan indiferentes. En un paseo por el Nilo se ven muchas cosas y algunas siguen quedando en la memoria como una pregunta sin respuesta.
La cara trapezoidal tiene mucha fuerza. Llegas a la primavera cargada de energía.
Besos

ana sáenz dijo...

vuelan las nubes y se deslizan dejando un rastro de aire tibio tras de sí

un abrazo

virgi dijo...

Querido Edgar, auanque he estado por el norte, no he llegado a ver la escultura de Chillida, pero hace tiempo que tengo ganas. Con tu comentario, se me han renovado.
Gracias, muchas.

virgi dijo...

Un piropo de vd., señor profe, me encanta. De veras, porque muchas veces no me parece ni que deba poner lo que escribo. Al principio, cuando escribía sólo por practicar y por placer, no tenía ninguna indecisión. Ahora, sinceramente, me lo pienso mucho. Un abrazo, gracias, Thornton.

(¡ah, muy agudo el origen del óxido!)

virgi dijo...

Es verdad, Momo, lo de "nunca", mejor no decirlo. La vida siempre nos sorprende. Besos, linda.

Hola Fgiucich! Me alegra tu visita, sí. También que te haya gustado, un placer. Muchos besos

virgi dijo...

Querido Miguel, lo de sublime será por cielo y las nubes, no? Gracias, tesoro, acabo de leerte. Como usualmente, tan agudo. :) :) :) :)

virgi dijo...

Imposible, Sofía, los saltadores de élite me lo tienen prohibido.
Te aviso si cambian de opinión. Muaksss!!!

¡White, que bien verte después de tanto! Así somos, lo de cerca no lo vemos, pero "nos puede", alcanzar lo imposible. Montón de gracias por venir, cielo.

virgi dijo...

Linda Tecla, tu sí eres un sol, ya te lo había dicho, no? Soñamos con lo que no tenemos, si lo tuviéramos tal vez no lo valoraríamos...es que somos un mar de contradicciones...¿o un océano?
Montón de besos

Cuando esos encuentros ocurren, saltan chispas. El asunto es su pervivencia. Querida Ilia, lo que sí creo es que unos y otros, se sonríen de lejos. Como hago yo ahora que te contesto, :) :) :).
También besos.

virgi dijo...

Merce, buena sugerencia. ¿nos lanzamos, entonces?
Un abrazo, besos por tus entradas.

Hola Adormidera. ¡Qué preciosas palabras! ¿Las aderezas con tus extraordinarias recetas? Voy ahora a visitarte, hace tiempo que no lo hago. Besos dulces desde el Teide

virgi dijo...

Marien, preciosa, ya veo que te has dado un paseo por este rincón. Gracias, no sentí tus pasos, una pena.
Un abrazo muy grande

Aire tibio, tierno, suave, donde también caben las palabras. Con ellas te mando mis besos. Con sonrisas, querida Ana.

sinkuenta dijo...

¿será el sueño el encargado de hacer que se encuentren? sin uno y otro, los sueños serían mucho más aburridos. Un saludo

gaia07 dijo...

Deseos inalcanzables.
Hasta que, convertidas en agua y oxidado, conocerán de la base amarga de los encuentros electrizantes y su consiguiente peligro de desgaste, con tal fuerza que tornaran el rosado en azul, el anaranjado en amarillo, la belleza en sobriedad y la fuerza en desaliento.
Pensarán si no era mejor soñarse.

Me ha encantado.
Un besazo.

virgi dijo...

Bienvenida Sinkuenta! Todas las posibilidades están abiertas. Y más hablando de nubes, libres como el aire. Soñar no cuesta nada, hagámoslo.
Un abrazo grande, gracias por venir.

Querida Gaia, en cuatro frases has resumido los encuentros, los desencuentros, el amor, el desamor, la amistad, el cansancio...
Me gustas, cielo. Besos, ¿cambiaste el post? allí voy. Un abrazo ahora.

Ñoco Le Bolo dijo...


Pero yo creo que ambas, nubes y hierro, saben que habrá un paraíso que solucione su problema. Ellas se enroscarán y él se dejará llevar.
Siempre hay un cielo... que no es el anunciado.

Besos

CR ____________________________________
LMA

Beauséant dijo...

a veces es casi mejor soñarse que encontrarse porque entonces no dejamos sitio para la sorpresa...

Lu dijo...

Q sería de nosotros sin la admiración ni el amor platónico?
Feliz cambio de estación para todos.

jordim dijo...

siempre buenas pildoras cuando paos por aquí, y siempre volveré..

virgi dijo...

Admirado Ñoco, pero que en el cielo existan rojos de los tuyos, porfi.
Hasta las nubes bajan por verlos. Un abrazo, fuerte como el hierro.

virgi dijo...

Beauséant, al menos los sueños nos dejan el espacio para creer en lo imposible.La realidad tiene sorpresas muy duras. Muchos besos, muchos.

virgi dijo...

Hola Lu, estaba a la "expectativa". No oía las campanillas de la puerta...:) :) :)
(me alegra verte de vuelta)

Jordim, si entre píldora y píldora, te inspiras para esos relatos a lo Palanhuik...pero con el sello tuyo, pues te sigo recetando lo mismo.
Gracias, cielo.

Malena dijo...

Mi querida Virgi: Amores imposibles pero yo creo que más envidiará el hierro sujeto a la tierra la movilidad y coquetería de las nubes que se disfrazan continuamente.

Mil besos y mil rosas.

virgi dijo...

¡Increíble, Malena, tú aquí, yo con tu aleteo tierno y dulce!
También lo creo, el hierro debe mirar con envidia la danza siempre diferente de las nubes.
Muchos besos y mis sonrisas en este cruce de visitas

AROBOS dijo...

Bellísimo poema. Un maravilloso contraste entre la naturaleza de dos materias tan diferentes. Un acierto.

carmensabes dijo...

Los opuestos se atraen y más si resultan imposibles... soñando con rozarse y quizá en algún instante se produzca ese cruce que imagino eléctrico, pasional y muy tierno.

Un placer querida amiga.

Esencia dijo...

Desde tu prisma y con tu pluma se visualiza un cielo de ensoñaciones platónicas.

con cariño, esencia.

edgar dijo...

Casualmente, me he tropezado con esta foto, por lo que me has contestado, creo que te gustará.
http://img487.imageshack.us/i/peine2kg0.jpg/

Un abrazo

alfaro dijo...

Estar en el mismo cielo ya es encontrarse, aunque no lo sepan, los ojos que las miran las ven juntas.
Un abrazo.

PSYCOMORO dijo...

Interesante blog. Verdaero rincón de sensaciones encontradas. Me gusta mucho tu manera de expresarlas y el peso de esas fotos maravillosas. Felicidades.

virgi dijo...

Arobos, acierto haber conocido tu blog a través de la iniciativa "La semana de..." Mil gracias por tus palabras, un abrazo fuerte.

Querida Carmen, hablamos de lo mismo, no? Genial, las pasiones se encienden así, con la electricidad que apuntas. Muchos besos, artista.

virgi dijo...

Esencia, bienvenida! Los amores platónicos tienen su punto, pero mejor bajarlos a lo cotidiano...hasta que se quemen, vivirlos. Gracias por tu visita.

Ya visité tu sugerencia, querido Edgar. La próxima vez que vuelva por esos lugares, ya la tengo en la agenda. Un abrazo.

virgi dijo...

¡Qué sutileza la tuya, Alfaro! Es como las estrellas, que nos parece que están cerca unas de otras y su distancia puede ser infinita. Te sonrío.

Mis saludos a tu visita, Psycomoro. Tu nombre me trae reminiscencias de lugares sugerentes. Te devuelvo la visita y me siento a tu sombra. Gracias, un abrazo

Merce dijo...

Pero siempre seguiran soñandose y es preferible soñarse a olvidarse :)

Que bonito, me gustó muchisimo esta entrada, mucho :)

Biquiños

virgi dijo...

Me encantan las aportaciones de los comentarios, amplían el ángulo de visión de una forma muy interesante. Te lo digo, Merce, por lo que dices de "más vale soñarse que olvidarse". Muy bello. Gracias.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

La vida es sueño.

Merce dijo...

:)

Fernando dijo...

No tienen la suerte de contar con un provocador de encuentros.
Sueño y azar pueden enlazarse, jugar y divertirse provocando el encuentro. Al tiempo...
(un poco de misterio)
Un abrazo, Virgi.

virgi dijo...

Y los sueños, sueños son.
Besos, Pedro.

Merce: muchas más, linda, :) :) :)

Fernando, me dejas intrigada...¡estos escritores! Millon de gracias, eres un acicate para mi modesto quehacer en este mundo. Muakssss, cielito