domingo, 7 de marzo de 2010

Espejo



Un espejo en Luxor devuelve, borrosa, mi imagen.

“¡Bakhiss, madam, bakhiss!”, cambio foto por sonrisa.

Virutas, serrín, maderas, listones. Una máquina para cortar.

¿Cuántas cosas más mientras se deslizan los cruceros por el Nilo?

En el suelo de la calle, un caldero. Más allá, unos farolillos de fiesta.



Los niños sonríen, les compro un trozo de madera, souvenir para cumplir con mi generosidad extranjera curioseando entre las casas de adobe.

Con su semblante en el recuerdo, embarco de nuevo y las palmeras de las orillas mecen mis sueños.

Dos niños, con clavos, martillos, serruchos y tornillos, construyen el mundo. Yo me deslizo por el río, observo a Hathor, entro en la tumba de Ramsés IV, me maravillo con Hatsepsut, veo las sandalias de Tutankhamón y a Howard Carter frente al manto de estrellas.

¿Estarán ahora comiendo junto a la puerta en fiestas?

¿Cuántas maderas habrán de cortar aún?

¿Sabrán del lapislázuli, de las camas doradas o de las lámparas de alabastro?

El barco navega, lento y parsimonioso.

Como el Nilo, como la vida, como la historia, como la pobreza.

Fotos, Virgi

Luxor, dic. 98

82 comentarios:

Athena dijo...

Como siempre son preciosas las fotos y el texto que las acompaña. No me canso de estas reflexiones imagen-palabra.

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Leerte es un bálsamo.
Navego entre el Nilo y tus palabras.
Me siento bien.
Me hacen bien.
Me gusta tu mirada.

Besos y gracias.

Malena dijo...

Mi querida Virgi: Con esa forma tan dulce que tienes de contar las cosas me has hecho recordar un maravilloso crucero por el Nilo en el que se unen pasado y presente y la sonrisa de unos niños que al regalarles unos lápices, vinieron enseguida a traerme unas pequeñas flores silvestres. Sangre y orgullo de antiguos faraones.

Gracias, Virgi, ha sido precioso.

Mil besos y mil rosas.

mariajesusparadela dijo...

La pobreza debería de ser lenta para llegar y rápida para marcharse, pero, no, es lenta en la permanencia, en el estar, en el vivirla.
Precioso todo, como siempre.

tecla dijo...

Por razones que no vienen al caso, no viajo apenas. Lo cual quiere decir que no viajo.
Pienso que encontrarse navegando por el Nilo, debe de ser una aventura y una emoción indescriptibles.
Me gusta tu manera de narrar. Sencilla y pulcra, sin adornos.

zayi dijo...

Siempre quise conocer el Nilo, Me hubiese gustado estar ahí...mirar lo que tus ojos descubrieron. Sentir eso de estar en un sitio del que tantas veces he leído cosas asombrosas y del que nunca me han hablado mal. Gracias Virgi, contigo he conocido la parte humana. Ahora si puedo decir que estuve, cuando piense en Nilo recordaré tus fotos, recordaré el texto y cerraré los ojos para reconstruirlo.
Un besito.

virgi dijo...

Querida Athena, que me digas esas cosas me halaga mucho, tesoro. Y si te digo la verdad a veces no quiero ni ponerlas, me parecen muy poca cosa para lo que siento. Besos, gracias de veras.

¡Ay, Torito, qué lindo eres! Una satisfación que te produzca algo de placidez. Me alegran tus palabras. Un abrazo, cielo de salvaje

virgi dijo...

¡Qué bonito ese recuerdo, Malena! Para mí fue una experiencia extraordinaria que siempre había soñado. Muchos besos.

María Jesús, hay lentitudes que parecen no terminar nunca. Y los que la sufren se la van pasando unos a otros. ¿No habrá algún día una fórmula inmediata para solucionar tanta miseria?

virgi dijo...

Me gustan tus visitas, Tecla. Gracias por venir con esas palabras tan cariñosas.Besitos a tu ternura.

Linda Zayi, si un día vas, seguramente descubriras muchas más cosas, con la sensibilidad que despliegas!!! Un abrazo largo

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Precioso y visual relato. Como siempre, las fotos son excelentes.

Besicos muchos guapa.

mateosantamarta dijo...

Serán pobres pero siempre en los rostros de estos niños de paises pobres hay algo que envidio. Tendrán esperanza e ilusión?
No sé como consigues con unas pocas fotos y unas pocas palabras tanto...será que son frescas y buenas. Un abrazo.

virgi dijo...

Nani, las fotos son de ese viaje, hace más de 12 años. Se me ocurrió escanear algunas y formar una historia, que, en este caso, es real.
Besos, encanto.

Hola Mateo, lindas cosas que me dices. Y que me gustan, claro!
Yo creo que esos niños tienen unas ganas de vivir, de aprender, de conocer, de mejorar, que ya han perdido muchos de los que viven en países llamados "desarrollados", no crees? Montón de gracias por tu aprecio, besos y sonrisas

De cenizas dijo...

Da gusto viajar contigo... navegar, en este caso...



besos

carmensabes dijo...

Entrañable historia que emociona a raudales.
Bellísimas fotografías y un recuerdo intenso que generosamente compartes con nosotros.

Besos hermosa.

doctorvitamorte dijo...

La próxima vez te pediré que seas mi guía.
Y nos llevaremos un botín de sonrisas, serrín y virutas.
En el próximo viaje visitaremos las pirámides y el lapislázuli.

Arantza G. dijo...

Me veo en el espejo navegando por el Nilo.
La luna apuñala al río con miles de estrellas...
Besos

virgi dijo...

Querido De cenizas, es que en estos viajes virtuales también voy aprendiendo mucho de todos ustedes.
Un abrazo, en la proa te espero!

Encanto, Carmen, tantas gracias por tu fidelidad. Todo ese viaje estuvo cargado de experiencias bellísimas y de un aprendizaje extraordinario. Un abrazo

virgi dijo...

Lo del botín me ha requeteencantado, Doctor. Ya está bien de llevarse joyas, antigüedades y trozos de momias. Estoy contigo, gracias por la compañía.

Y las estrellas siguen iluminando el Nilo. Isis y Osiris renaciendo, con puñales y sin ellos. Muchos besos, Arantza

marichuy dijo...

Querida Virgi

Las imágenes, todas, hermosas, en especial la de los niños y la última que más que foto... parece postal.

Y luego tu sensible remembranza por esos niños, quienes 12 años después adultos serán, quizá hasta padres de otros niños y mientras, cerca de ellos, tan cerca y tan lejos, muchos barcos habrán surcado las aguas del Nilo

Un beso

ybris dijo...

Bellas fotos de un bello modo de mirar.
Y de contarlo.

Besos.

TriniReina dijo...

Quizás no sepan jamás vean el alabastro ni el lapislázuli, pero, qué es eso comparado con el Nilo...

Precioso y tierno paseo. Gracias

Besos

alicia dijo...

Ha sido como mojar los pies en el Nilo. Tan lejos y tan cerca de las falucas surcando sus aguas, de las miradas brillantes de los niños que no tienen mucho que perder, de los farolillos ingenuos. Gracias por esta rendija que une nuestro invierno y su primavera

ZenyZero dijo...

la realidad es el mundo ilimitado de la imaginación, cuando el viaje comienza desde uno mismo.

Sentidos prestados a luz y al olfato; al tacto y al oído; y al gusto cerebral por lo intangible, por lo que nunca masticará boca alguna. Como el beso de un dios que quiso que nos pareciéramos a él, a sus sandalias y a ese río que engulle el alma del viajero.

Cuando viajar es el mundo inagotable de los sentidos, la perpetuidad de quien nos dio la vida. Cuando la vida es el aprecio por existir y existir es --también-- prestar nuestros sentidos.

Para recuperarlos otra vez al despertar. Y sonreír. Y sabernos tan dentro de aquel río que nos enseñó a mirar. Y a dar.

Un gran abrazo, Virgi.
Chuff!!

ismo dijo...

Prefiero la tuya a esas guías turísticas clasificadas con estrellitas. Preciosa entrada.

iliamehoy dijo...

Contemplas la vida pasada y presente, mezclada entre las risas y el eterno fluir de este río de vida.
Maravillosa capacidad de mirar más allá, extranjera pero sabia.
Una sonrisa

Voltios dijo...

joder, estas fotos estan cargadas de mucha fuerza virgi, la primera y el montaje final son brutales, como tus palabras.

Isabel Martínez dijo...

Retratas a lo que yo dispararía también: esos niños sonrientes, esa puerta azul sobre muro amarillo y jalonada de farolillos de fiesta, las siluetas de la historia.

El deslumbramiento egipcio es inevitable. Tanta hermosura... Pero la otra cara también se percibe, la pobreza, esa espina que se clava en tantos viajes.

Jamás me canso de tu mirada certera, querida Virgi, de tu reflexión lírica.

Clarice Baricco dijo...

Una sensación y esas fotos, oh...

Te cuento que ya está tu mirada en mi casa y estoy feliz por tenerte. Un honor para mi. (Poco a poco iré poniendo más y la otra tuya que falta). Gracias nuevamente.

Abrazos.

ana sáenz dijo...

tus textos siempre me dan paso a unos momentos de reflexión, tus imagenes me encantan, todas

un abrazo

virgi dijo...

Y ojalá la vida no les haya cambiado la sonrisa, querida Marichuy.
Muchos besos

virgi dijo...

Estimado Ybris,
tu paso por este rincón siempre representa un plus. De sabiduría, de serenidad, de comprensión, de un mirar lejano que aporta matices insospechados. Gracias, siempre.
Un abrazo

virgi dijo...

Muy bello, Trini. El Nilo de nuestra historia, de mitos y belleza, gloria, poder, padre y señor de todo un pueblo. Besitos y hermosura para ti.

Falucas que navegan desde miles de años, iguales y serenas, como si el tiempo no hubiera transcurrido. Me encantaría pasear sobre una de ellas.
Alicia, un abrazo

virgi dijo...

Vivir y existir, querido Zeny.
Que no duerma la vida, para que la existencia despierte.
Ese viaje me enseñó muchas cosas, unas fáciles de percibir, otras intangibles, como me apuntas.
Un río que se desliza dando la vida a sus orillas, es lo que todos quisiéramos de nuestra existencia.
Otro abrazo, gracias por tu visita estimulante, personal. Y deseada.

virgi dijo...

¡Qué lindo, Ismo! Un placer lo que me dices, montón de gracias, también besos. (es que las guías suelen ser unos "marrones" de cuidado)

Hola Ilia! Ya quisiera yo ser un poco más sabia, cielo sonriente, pero estamos en ello. Y estos viajes siempre nos hacen crecer mucho. un abrazo y sonrisas, claro!

virgi dijo...

¡Fuerza la que nos insuflas querido Voltios! ¡Vaya unos halagos! Gracias, gracias de verdad. Cariñitos tiernos.

¡Isabel, tan elocuente y entusiasta! Así da gusto tener un blog, Que te digan tantas cosas lindas con algo que me daba hasta cierto corte colgarlo...
Gracias también para ti. Y besos, besos, besos.

virgi dijo...

¡Wau, Clarice, qué alegría verme en tu blog! Mil gracias, vuelvo en un momento. Un abrazo
(ví muchas bicicletas en Egipto, pero creo que no tengo ninguna "enviable")

Hola Ana, ahora estoy sacando fotos que he hecho hace años, como estas de Egipto. Lo del blog me motiva para ello. Y si gustan como veo, me encanta. Mi agradecimento a tus palabras, maravilla.

tanci dijo...

Instantáneas captadas y llenas de vida de la auténtica.Momentos de reflexión que quedan grabados aunque pase el tiempo.¿Pasara el tiempo en las aguas del Nilo?
Me gustó de nuevo leerte. Gracias por esas palabras cargadas de amor y reflexión.
Un abrazo Virgi.

Rayuela dijo...

Escuchás? son mi aplausos.


mil besos,Virgi*

Mayte dijo...

Plácida y triste...los dos lados de una misma moneda fundiendose en tus letras y la belleza del Nilo.

Bikos Vir.

XuanRata dijo...

Me cuesta ver la pobreza en esas sonrisas. En cambio es evidente la profundidad y la levedad del tiempo pasado en ese reflejo borroso. Cada una de las imágenes de esta entrada encierra un mundo perfecto. Y la realidad a veces se le parece.

Gracias por el viaje.

Ñoco Le Bolo dijo...


Una crónica viajera muy singular. Viajar y ver las cosas a pie de Tutankamon... por ejemplo.
También, dos niños en Milán estaban a sus cosas.

un beso

CR ____________________________________
LMA

fgiucich dijo...

Un relato más que interesante. Abrazos.

Intro dijo...

"En el suelo de la calle, un caldero..."

ay!

Me pongo en su lugar, y pienso, que dentro de ese caldero, está lo que me va a calentar en el día, sea mucho o poco, es la provisión diaria, es ese caldo diario, que me calienta el día, los huesos, y el alma.

Un beso Virgi.

Bel M. dijo...

Iba a decir "me gusta cómo miras, cómo lo cuentas", pero veo que ya te han dicho cosas similares... aun a riesgo de repetirme, lo escribo. Gracias por esa mirada, por esas palabras.
Un beso, Virgi.

Eva- La Zarzamora dijo...

Hace tiempo que el Nilo no me responde.
Ni sus imágenes tampoco.
Será que me quedé sin palabras o que éstas ya no me hablan.
Tus imagenes, sí algo de lo que busco me transmiten y con ellas me quedo ahora.

Besos, linda.
Y gracias.

moderato_Dos_josef dijo...

Envidia sana. yo quiero ir a Egipto, lo cual no me ha impedido escribir un libro sobre Nefertari reina de Ramses II.
UN placer infinito visitarte.
UN abrazo, josef.

virgi dijo...

Tanci, el tiempo pasa igual en todas partes, pero sí, en el Nilo parece que va más lento, mientras te meces en los sueños de la historia. Un abrazo, gracias por venir siempre

Oí un rumor, querida Rayuela, ahora entiendo que eran tus aplausos, mil gracias. Montón de besos

virgi dijo...

Los niños nos hacen ver las cosas de una manera diferente. Ese encuentro y algunos otros le dieron una vida especial al momento y ahora, a su remembranza. Mayte, un abrazo grande.

Siempre es difícil captar la realidad (no voy a alargarme recordando a Magritte y su famosa pipa), pero a veces nos satisface la aprehensión que de ella hacemos. Gracias, Xuan, motivador y reflexivo.

virgi dijo...

Querido Ñoco, no había pillado lo de los niños, hasta que me has ayudado. Gracias por "soplarme". Besitos por tu viaje.

¡Alegría de verte de nuevo, Fgiucich!
Y alegría de que te haya gustado. Un saludo tierno tierno.

virgi dijo...

Y muchos niños de por aquí haciéndole ascos a una sopa porque salió un garbanzo duro...o negro...o un gorgojillo simpático...
Besitos, querida Intro.

¡Oh, Bel, qué satisfacción tu visita! Aunque te repitieras, siempre tienes un perfume diferente. Mogollón de gracias, muchos besos

virgi dijo...

Mi linda fallera, una gozada tus palabras. Saber que estas fotos te transmiten algo de aquel lugar maravilloso, me hace sentir muy satisfecha. Cariños y sonrisas. Pero mucho!!!

virgi dijo...

Moderato 2josef, bella sorpresa leerte. Antes de seguir, gracias.

Entonces, ¿tienes un libro sobre Nefertari? ¡Ah, que lujo! Los templos de ambos en Abu Simbel me emocionaron. Bueno, tampoco es tan difícil, allí todo es un asombro continuo. Y yo que había leído durante una época bastante acerca de Egipto, no puedes imaginar cuando llegué al Museo del Cairo y empecé a ver todo lo que sabía de memoria del inventario de H. Carter: la caja pintada nº 21, los bastones con las efigies en los puños, los cabellos de su abuela, la lámpara de alabastro que se ilumina por dentro...Bueno, mejor te escribo en otro momento. Un abrazo y gracias de nuevo por venir.

sue dijo...

Preciosas fotos. Cuánto viajas! Qué envidia. La última foto es linda de veras. Pero tu relato de esas instantáneas es aún más bello y evocador.
Como dice Toro Salvaje: leerte es un bálsamo.
(Sobre todo cuando tienes que quedarte a recuperar tiempo en el trabajo :(

edgar dijo...

Aunque hayas estado hace 12 años, nos lo haces sentir como si hubiera sido ayer. La foto del caldero me ha resultado muy evocadora. Un abrazo entre farolillos

virgi dijo...

Querida Sue, me reconforta mucho que me leas en esa situación. Ahora yo trato de imaginarte y sonrío. Y me alegras. Gracias por decírmelo. Muchos besos

Hola Edgar, el caldero a mí también me encantó. Me dieron ganas de destaparlo a ver qué tal era el guiso. Seguramente modesto pero sabroso. Un abrazo

gaia07 dijo...

Saben mil historias contadas por magníficos narradores del barrio. Poetas capaces de describir paraísos inmensos y pintarlos de colores en las mentes de cualquiera. Relatos que transportan del mismísimo infierno al más maravilloso de los jardines.
Saben soportar el dolor de la pobreza porque creen tener ganado el cielo de la ignorancia.

Pero hay un pequeño resquicio por el que nos estamos colando ¿Sabremos acaso nosotros, contarles que su pobreza no es un castigo divino, sino el abuso de quienes viven en los jardines que les prometen cuando mueran?

Un abrazo.

Filoabpuerto dijo...

Ay Virgi ! Qué cosa tan bonita.

Nos acercas con tu sensible mirada
el reflejo de esa tierna y triste escena, a la vez que dulce.

Un abrazote

Merce

virgi dijo...

Querida Gaia, ¡qué buena reflexión me has dejado! Bueno, es lo usual en ti. Estos feeback son muy motivadores, gracias, cielo.
Los jardines que sólo existen en la ilusión de los que sufren en la parte más terrenal y dura de la vida.
Muchos besitos, muchos.

virgi dijo...

¡Hola Merce! Tú sí que haces una labor hermosa. Ya se nota con lo del blog. ¿Te he felicitado ya? Bueno, lo vuelvo a hacer. Y seguiré.
Un beso, tesoro

Thornton dijo...

Fuerza y dulzura, qué dificiles de combinar y tú lo consigues.
Qué ojico hay que tener para hacer esas fotografías.
Un abrazo.

1600 Producciones dijo...

Bonito, muy bonito post, la combinación letra-Foto una delicatessen.

Saludo y beso.

AROBOS dijo...

Hermoso viaje a través de tus palabras y esas imágenes tan ilustrativas. Saludos.

ROSA G.C. dijo...

Precioso viaje, y maravillosa tu forma de narrarlo...
ha sido una delicia leerte
Besos
Rosa.-

GINEBRA dijo...

Un crucero por el Nilo que sirve no sólo para ver el arte del Antguo Egipto y sus maravillas, sino que, en tu caso, sirve para ver lo que los ojos de muchos turistas no quieren ver: la realidad de ese país y de otros muchos. La pobreza y la infancia robada en muchos casos... Me encantó, sincero y sensible. Besos

virgi dijo...

Estimado Thornton, lo del "ojico" me ha encantado. Mi cámara es de una simpleza absoluta, pero siempre me han atraído ciertas situaciones, colores, objetos..Empecé con una antigua (pero muy buena, de mi padre, ni te digo el tiempo, como 30 años o más), luego tuve otro par, y así...bueno, no sé pa' que te he metido todo este rollo...
Un abrazo, un lujo haberte descubierto

virgi dijo...

¡Vaya con la delicatessen! Buen piropo, sí señor. Montón de gracias, 1600 Producc. Igual de besos

¡Hola Arobos! mi agradecimiento también por tu visita. Un aprendizaje visitarte. Abrazo fuerte

virgi dijo...

Rosa, delicia la tuya por ponerme esas palabras tan tiernas. Besos, tesoro, te sigo.

Querida Ginebra, tienes razón. Y eso que los niños que pude ver por allí estaban mucho mejor, mucho, de todos los casos tristísimos que sabemos de otros países.
Un abrazo grande, linda.

Miguel Baquero dijo...

Precioso viaje, qué envidia me das. Que lo disfrutes y, sobre todo, que nos lo cuentes a la vuelta con ese toque tuyo.

momo dijo...

Virgi...
Que entrada más tierna y más bonita,como dice Torito es un bálsamo lerte, y las fotos son tan explicitas , por cierto me he quedado con una..
Es un placer pasear por esta ribera, un besín muy grande.

virgi dijo...

Hola Miguel, el viaje ya lo disfruté. Doce días, hace doce años.
Una gozada. Yo llevaba años leyendo sobre Egipto, me cargué un cuaderno y los colores de la época. Cuando tenía oportunidad me ponía a dibujar en los templos, las tumbas...En fin, súper!!!Besos

Tus visitas también son muy tiernas, querida Momo. Me alegra que coincidas con Toro, un encanto saberlo. Muchos cariños para ti

La sonrisa de Hiperión dijo...

Las fotos realmente increibles. Un gusto pasar por tu espacio...

Saludos y una abrazo enorme

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Sabe a viaje auténtico. La tercera foto es extraordiaria.

Tinta de aterrizaje dijo...

Quizás esos niños desconozcan de piedras tan generosas como el lapislázuli.
De lo que siempre sabrán es de la espontaneidad del juego, una de las claves de la sensatez en la diversión.
Afortunadamente en los pueblos de España aún se juega. En las ciudades la cosa cambia.

Besos.

El Drac dijo...

Preciosas tomas, esas casas de adobe vetustas, esos niños me han hecho creer por un momento que estabas hablando de Perú del barrio donde nací

Conciencia Personal dijo...

Virgi.

No me cabe la menor duda, que tuviste una infancia feliz...

besos, Monique.

virgi dijo...

También a míme agrada que vengas, Hiperión. Un abrazo :)

Farolillos de fiesta. Felicidad sin pretensiones. Gracias por tus visitas, Pedro, besos.

virgi dijo...

¡Hola Elisa! Los niños de pueblo juegan aún si los dejan los coches, la tele, las familias, el miedo, el proteccionismo...
Menos mal que su imaginación es todavía enorme...
Un abrazo, gracias, linda.

Una gran sorpresa, Drac. Te la devuelvo pero ya, me alegras, sí! Muchos besos

virgi dijo...

Querida Monique, pues sí, bastante. Pero más que eso, creo que ya tenía de pequeña la sensación de que había que disfrutar de todo lo que me rodeaba. Y vivía en unas condiciones adecuadas. Gracias por tu apreciación, me ha gustado tu "leer entre líneas".
Un abrazo, cielo.

Beauséant dijo...

me gusta viajar sin moverme del sitio ;)

virgi dijo...

Y a mí me gusta que hayas viajado conmigo, Beauséant. Ha sido un placer. Besitos al borde del Nilo

Fernando dijo...

Ni León el Africano tendría la misma sensibilidad al pasar por un país apresado por el Nilo.
No he estado allí, pero sí en otros lugares parecidos, a los que he regresado con tus palabras, gracias a la vida y la historia.
Espejo, no sé. Pero llave de sensaciones, lo eres.
Un abrazo navegando...

virgi dijo...

"Llave de sensaciones"...wau!
(no diré nada más)
Pero te abrazo, tesoro