viernes, 12 de febrero de 2010

Recorrido


Abrí la puerta.
No tuve que seguir la señal.



Salté la valla.
Allí donde el ciprés también escapaba.



Di un paso.
Luego otro y otro.
Brillaron los adoquines bajo la sombra de mi cuerpo.




Mi cuerpo que corría en pos de los rododendros en flor.
De un tren veloz que pasara,
de norte a sur, tal vez,
con ocasos entre colinas y un mar de trigo meciéndose bajo la luna.
En pos de la silueta de las nubes,
de los tilos deshojados en otoño.
O quizá,
y sólo,
por sentir el aroma del río en el remanso.




Fotos, Virgi
2010

79 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hasta que no llegue el tren puedes esperarlo en ese remanso.

Es muy apetecible.

Besos.

virgi dijo...

Acertaste, Toro, aquí mismito estoy. Un beso y otros más por tu puntualidad.

TriniReina dijo...

Una conjunción perfecta de palabras e imágenes. Un lujo.

Besos

mariajesusparadela dijo...

De buena gana me acercaba yo a ese lugar y esa palabra perfectos.

Caminante dijo...

Hay huidas que siempre merecen la pena..., y si el ciprés se escapaba, además, era una huida bien acompañada, no pudiste elegir un compañero más elegante.

Besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre maravillándonos con tus letras y tus fotos que son alhajas...

Saludos y un abrazo enorme.

Eva- La Zarzamora dijo...

Di un paso, y algún que otro traspié pero siempre hay trenes y andenes en cuyo remanso, los viajeros inquietos encuentran sus mares de trigo y un caudaloso río en el que encontrar la sombra de su cuerpo.

Besitos linda y buen fin de.

Bello post.

Calipso dijo...

Me gusta este poema visual, un abrazo pequeña!!

alfaro dijo...

Me encanta la foto del lago y cómo has ido intercalando las imágenes con el texto.
Un abrazo.

edgar dijo...

Vengo pensando que no me sorprenderás y tate! siempre lo consigues. Has hecho un bellísimo recorrido.

Giovanni-Collazos dijo...

La relación texto-imagen es estupenda.

Encuentras el camino y haces que los que leemos también encontremos uno.

Abrazos!

Gio.

virgi dijo...

Un placer tus piropos, querida Trini.
Gracias, linda. Besitos

¡Si supiera por donde cae, te avisaría, María Jesús!
Un abrazo

¡Qué ingenioso, Caminante! Tienes razón, con las prisas no había reparado en su elegancia. Sonrisas muchas

Fusa dijo...

Qué preciosidad.

virgi dijo...

¡"Alhaja", Hiperión! Me encanta esa palabra y hace tiempo que no la uso...lo tendré presente. Gracias, también besos

Muy querida Eva, nos cuesta llegar al remanso, pero en algún momento aparece ante nuestros ojos. Espero nos encontremos en uno de ellos. Entretanto, besos y cariños.

Linda Calipso,mis sonrisas una vez más por lo de "pequeña". Muak fuerte a tu sensibilidad

virgi dijo...

¡Con las delicadeces que tú nos muestras, Alfaro! Es que la generosidad ya te la intuía, sí.Un gran beso

Perseverante Edgar, gracias. Tú si que me sorprendes, que aún no sé dónde visitarte. A lot of kisses

Un lujo tu visita, Gio. Mil gracias.
Sigo tus pasos

Hola Fusa, me alegra esta visita inesperada. Ahora mismo te la devuelvo. Mi satisfacción por tus palabras. Un abrazo

Athena dijo...

Tus fotos son casi tan buenas como tus textos ¿o es al revés? Bueno no importa en todo caso.

Rododendro una palabra tan bonita como la planta ¿o acaso es al revés?

Cuando la belleza nos rodea poco importa.

Besos

mateosantamarta dijo...

Tu instintiva escapada nos conduce a un apacible remanso... y ahora que estamos allí un libro de poemas, mirar como pasan las nubes, dejarse llevar por el la berinto de reflejos...Un afectuoso saludo.

zayi dijo...

Si quieres me sienro a tu lado y te hago compañía, te prometo no hablar mucho y te prometo que no te empujaré al subir al tren... yo también ando en la espera.
Un besito

Arantza G. dijo...

Saltar por un prado verde, tumbarse en la hierba y descubrir las formas que nos muestran las nubes...luego, correr para coger el tren que me lleva a la fantasía....
Tu escrito me ha recordado un momento feliz y te doy las gracias por ello.
Besos

Cordelia dijo...

me encanta ese remanso y los árboles reflejados en el agua

besos

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Los pasos y nuestro ser, llega a donde con deseo se espera ir, pero además dicho tan bonito la meta es una delicia.

Las fotos son preciosas.

Besicos muchos.

marichuy dijo...

Virgi querida

Un recorrido en perfecta sincronía, que termina en el mejor lugar: el río... cuyo aroma, junto a ti, pude aspirar desde este lado del Atlántico.

Un beso

Isabel Martínez dijo...

¡Qué hermosura de texto y qué preciosidad de fotografías! Todo en perfecta simbiosis.

virgi dijo...

Son hermosos los rododendros. Athena, me provocas un recuerdo. Hace un par de años, tuve que ir a Bergen. Entrando en la ciudad, era todo una maravilla de arbustos floridos que nunca había visto. Me deslumbraba la generosidad con que se ofrecían. Sin saber su nombre, recordé "rododendros", por la lectura de Proust y alguien más que ahora no sé. Era una palabra que me parecía muy sugerente. Total, que al verlos en Bergen, en plena primavera, me dije: "Seguro son los rododendros que he imaginado". Y eran.
Me dió mucha satisfación, fue como un ¡flash!
Un abrazo

virgi dijo...

Cuando la paz nos rodea, también se acerca la belleza. Gracias por venir, Mateo. Un placer.

Querida Zayi, pues podemos quedar para vernos en el remanso. En silencio, seguramente también nos comunicamos bien.
Un abrazo, maravilla

Me alegra lo que me dices, Arantza. Estupendo cuando un estímulo externo nos lleva hasta esos mundos de fantasía, llenos de color y dicha. Besitos, muchos,
muchos

¡Pues hacía un frío, Cordelia! En verano seguramente se presta para algo así. Nos vemos, entonces, en un sitio así. Sonrisas

virgi dijo...

Hola Casa encendida, ya quisiéramos poder hacer los recorridos que deseamos con tanta facilidad, ¡ay!
Al menos, no perdamos las ilusiones.
Besos y más besos

Querida Marichuy, si hoy me doy un baño en la playa, te mandaré unas gotas de mar y algunos granos de arena. Así tendrás mejor estos aromas oceánicos. Guiños y sonrisas

Tenía las fotos de hace un par de semanas. Las voy viendo y voy pensando qué hacer con ellas. Hasta que un día, ¡zas!, se me ocurre algo. Me alegra mucho tu opinión, Isabel. Te sigo, te llegarán muchos besos

ana sáenz dijo...

viaja tu cuerpo a la velocidad del viento, ese que se deliza a veces frío, a veces tibio por tu piel

un abrazo

ruben dijo...

Puedes aprenderte un poema de memoria pero si cada vez que lo recitas y en voz alta suena distinto detras de él hay una mano mágica.
Muchos besos

Voltios dijo...

que buenos montajes virgi, me quedo con la puerta y esa cerradura, el paso visto desde arriba, genial.

Manuel dijo...

Mundos dentro de otros mundos... hacia un lugar donde reina la paz... un viaje externo e interno a la vez...

Ñoco Le Bolo dijo...


A lo hecho le llamaría sacar el mejor jugo de las fotografías.
Ya te lo dicen: un poema visual

...desde PH

CristalRasgado & LaMiradaAusente
________________________________

GINEBRA dijo...

No me importaría escaparme contigo a esos sitios que muestras... precioso post. Besos

virgi dijo...

Viaja mi cuerpo a través de las palabras. De las que escribo y de las que leo. Un abrazo para ti, Ana Sáenz

Gracias por escribirme con tu mano mágica, Rubén. Montón de besos

¡Qué lindo, Ángel! Tus comentarios son espontáneos como tú mismo. Sonrisas por un tubo

virgi dijo...

¿Esos mundos que plasmas en tus dibujos, Manuel? Voy pa'llá ahora mismo. Kissses, kisses

Desde el río (¿o la ría?), serena en el remanso, te sonrío, querido Ñoco.
Un abrazo

Bueno, Ginebra, ya somos unas cuantas. Cuando nos pongamos de acuerdo por ahí nos vemos. Gracias, linda. Un beso fuerte

De cenizas dijo...

He leído tus imágenes visto tus palabras... bellísimas.



besos

ybris dijo...

Tras tan agudo y profundo mirar no sé si sentirme ciego o admirarte.

Besos.

Tesa dijo...

Vaya buen recorrido de colores que te has hecho.

Buenas fotos.
Besitos.

virgi dijo...

Viniendo de ti, De cenizas, con esas deicatessen que nos muestras, es una satisfacción leerte. Gracias

Estimado Ybris, ni lo uno ni lo otro. Me basta y me sobra con tus visitas, serenas y maduras. Un abrazo, corriendo en pos de los rododendros, hoy húmedos por la lluvia.

Bien recibida siempre, Tesa. Creo haberte dicho más de una vez que sonrío al ver ese gato convertido en león. Quizá por eso voy al río, a ver qué imagen me devuelve.

XuanRata dijo...

Del calor al frío, del interior al exterior, para encontrarnos en lo más intimo.

Ese es precisamente el camino que yo también quiero seguir.

Gracias, Virgi.

virgi dijo...

Mis gracias a ti, Xuan.
El recorrido no nos lleva siempre por donde deseamos. Incluso, damos vueltas y más vueltas sin encontrar la salida.
Aprovechemos los resquicios por donde entra la luz y vemos la vida. Un abrazo

tanci dijo...

¡Dios, Virgi! Cuánta belleza. En tus palabras, en tu composición y en la elección de tus fotos. Gracias por ofrecérnoslas. Me ha encantado especialmente porque, adivino una serenidad y una paz serena y excelente a través de toda tu composición.
Te mando un beso envuelto en aroma de flores de dododendro.

Fernando dijo...

Me gustan los remansos, cuando suponen un tránsito. Necesito viajar (aunque sea hacia adentro) y el tránsito es un estado que me llena e inspira.
Y me gustan esos rasguños, rápidos, incisivos, de frases con que construyes el recorrido, desde la puerta hasta el remanso.
Haces verlo y sentirlo, Virgi. Me gusta, releo.
Un abrazo.

virgi dijo...

Hola Tanci, me acaba de llegar ese beso ultra aromático. Me alegra que te haya gustado tanto. Ahora un buen abrazo, cielo

virgi dijo...

¡Hi, Fernando! A mi me gusta alternar remansos y recorridos. En los primeros sedimento lo que aprendo en los segundos. Y luego están los remansos/recorridos, cuando logramos estar en ambas cosas de forma equilibrada (en mi caso no tan fácil, je, "una cosa es hablar y otra sembrar trigo"). Bueno, que necesito conocer otros lugares, pero también serenarme en mi cuevita.
¡Vaya, me haces hablar más de la cuenta! Un abrazo bien grande

La sonrisa de Hiperión dijo...

Paso este domingo ya casi de noche... como siempre, siempre me encuentro alguna maravilla en forma de letras y fotos.

Saludos y un abrazo.

gaia07 dijo...

El secreto recae en el andar no en la meta, en la exaltación de los sentidos no en el estoicismo, en el atrevimiento no en el desaliento.

Un recorrido hermoso este tuyo querida Virgi.

Beauséant dijo...

suena un poco a huida, pero suena bien...

virgi dijo...

Si es un deleite para ti, Hiperión, tienes siempre la puerta abierta. Sonrisas

Querida Gaia, andando encontramos alicientes para seguir, dudas para pararnos, agujeros donde caer. Pero el camino sigue y hemos de seguir con él. Que tengamos decisión para disfrutar y aprender de nuestros pasos, es lo deseable. Con esos deseos, tesoro, te voy dejando besos por el sendero.

Sí, puede ser también una huida. Pero hemos de recordar aquello de "una retirada a tiempo es una victoria". Quizá en la huida encontraremos las piezas que nos faltan. Un abrazo, Beauséant

Inés González dijo...

La última foto es una maravilla! esa herradura verde conteniendo el espejo de la vida y abrazando las palabras, he disfrutado mucho!

carmensabes dijo...

Gran remanso de belleza e intensas sensaciones querida.

Me maravillas, una locura de bonito el conjunto mujer.

Grandes abrazos te doy.

Reyes Uve dijo...

jO, QUÉ BONITO este paseo.
Besitos.

alicia dijo...

Qué bello, Virgi!
Ojalá la vida fuese dejando señales -aunque fuesen de humo- por los caminos que hemos de seguir para llegar a ese remanso...
Por ahora abro esa puerta y sigo tus pasos. Es fácil, seguro que tus huellas tienen forma de estrella

Mayte dijo...

Bajo la sombra de tus palabras se acunan todos los deseos...muy bello, mucho.

Bikos Virgi.

Enrique Sabaté dijo...

Siempre es refrescante saltar la valla y bañarse en el río.

Salud.

virgi dijo...

Un placer que disfrutes, Inés, y un halago. Mil gracias. Ojalá los remansos fueran reales, para coger aire y seguir adelante.

Muy querida Carmen, extrañaba tu semblante...¡claro! con esos trabajos espléndidos que nos regalas no tendrás mucho tiempo sobrante. ¡No sabes bien cuánto me haces aprender! Una gozada que vengas y me mimes así. Besitos muchos, tesoro

Gracias también por venir, Reyes. Sigo tus pasos entre bambalinas, cítricos y reflexiones geniales. Un fuerte abrazo

virgi dijo...

¡Uy, que bonito, Alicia! ¿sabes que soy una enamorada del cielo? Estudiar las constelaciones, las estrellas, ese firmamento infinito, me subyuga. Polvo de estrellas para ti, cielín

Bien, Mayte, pero para deseos, tus entradas, tan poéticas, sensuales, epidérmicas. Besos y sonrisas.

¡Enrique, qué bien! Ya me gustaría bañarme en un buen río, sólo lo he podido hacer un par de veces en mi vida. Seguiré saltando vallas, a ver si caigo en una poza refrescante. Un abrazo, montón de gracias

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Siempre es bueno pasear adentrándose en lo que está fuera para descubrirnos por dentro.

Miguel Baquero dijo...

¡¡Qué preciosas escenas minúsculas!!

Es un gustazo dejarse pasar por aquí.

★_★. pacokafka dijo...

Madre mía, ese mar de trigos meciéndose bajo la luna, debe de ser para arriar velas y navegar en dirección a la luna.

Precioso collage.

BESOS, Virgi.

encuentrocomentario dijo...

Entre palabra e imágenes se desliza mi espera.
Hermoso!

virgi dijo...

Para luego valorar más lo que encontramos fuera. Un continuo.
Abrazos, Pedro

¡Hola Miguel! Tus visitas siempre me traen la alegría con que te imagino, Besos, me alegra que te guste pasar por aquí. Sonrisas. Muchas.

Malena dijo...

Mi querida Virgi: Creo que todos vamos haciendo ese camino para intentar alcanzar las pausadas aguas que nos devuelvan la calma.

Gracias por tus palabras y por estar ahí.

Mil besos y mil rosas.

terry dijo...

Virgi, en ese remanso, unos patitos y gallinas de agua dulce, se te pasan las horas en unos minutos.

Besos.

virgi dijo...

¿Sabes Pacokafka que te esperaba? Pues ya que llegaste, te invito a ese mar de trigo, en pos de la luna.
Besitos, gracias, tesoro

He ido a verte, Diana. Me has dado una alegría con tu vuelta. Espero tus nuevas entradas, besos a tu delicadeza

virgi dijo...

Querida Malena, tenía ganas de volver a sentirte, tan tierna y cariñosa siempre. Gracias a ti por recordarme. Te sigo, maravilla, ya fui a dejarte un abrazo

¡terry, qué ideal genial, no se me había ocurrido!¿Y si luego pasa Don Quixote, tendré algún problema?...
Sonrisas para ti

Cindy Muñoz dijo...

cielo cristal, agua de luz, ecos de silencios... un gran abrazo Virgi

(Estaba un poco perdida en la carretera y en mi)

Haideé Iglesias dijo...

Virgi los deseos se hacen realidad. Tan sólo hay que saber a ciencia cierta que deseas... y esto significa que uno ha de comunicarse con su esencia, y su esencia está en el inconsciente. Todo lo que ocurre no es más que el reflejo de nuestro inconsciente...

El que ama siempre tiene presente al otro.
El que manipula sólo se tiene presente a si mismo, siempre.

Así pues, los caminos serán los que uno se vaya marcando, y no otros, y siempre para aprender... si es que se quiere, claro, y si no también, porque cuando tiene que ser, va a ser... en esta vida o en otra... hasta que despiertes...
Ya que hablas de cipreses :))

Y si, Virgi, tanta humildad, bastante más aún...

Corazones, miles :)

Tinta de aterrizaje dijo...

Tener abierta una puerta para colmarse de esas sensaciones es un lujo.
Lo bueno es seguir el instinto y no tener que flanquear ninguna.
Los aromas son y serán sustanciales.

virgi dijo...

Me alegra verte, Cindy. Y si has encontrado el camino que buscabas, estupendo. Un abrazo, linda

Hola Haideé! En eso estamos, en caminar y aprender. En caer y alzarnos. En mirar hacia dentro y hacia fuera. Como dice Morin: "Somos islas de certezas en un mar de incertidumbres". Besitos besitos

Un lujo leerte, Tinta. Siempre habrá que abrir algunas puertas y cerrar otras, no crees? Un abrazo

Ventana indiscreta dijo...

No nos engañes, Virgi, éso es un estanque. Pero lo que es maravilloso es ese sentir del remanso en el río. Hoy, y estos días, me acuerdo del acoso del agua en vuestras afortunadas islas, donde el remanso es lo último que llega y, desgraciadamente con tragedia.

Besos.

ismo dijo...

Precioso. Muchas gracias por ofrecérnoslo.

virgi dijo...

¡Ay, Sofía, qué ojo que tienes! Así estás a lo que estás. Bueno ni es charca ni es río, es un pequeño canal al lado del Zwinger, en Dresde.
Y sí, el agua aquí ha causado grandes destrozos, barrancos desbordados, que reclaman su espacio, su tránsito de milenios.
Un abrazo para ti, otro a tu perspicacia.

Un placer que te haya gustado, Ismo. En ese remanso sólo me faltaria un buen blues. Gracias por la música.

Lunática dijo...

Gracias por pasar por mis letras. Te leeré e iré conociendo las tuyas.
Saludos.

Merce dijo...

Un foto-relato sorprendente :)

Me gusta la secuencia, el desarrollo, la creatividad y, ese remanso de agua que se vuelve un espejo de tranquilidad.

Muy chulo :)

Clarice Baricco dijo...

Esa magia de combinar tus letras con tus imágenes es hermosa. Tus fotos son sencillas, cálidas, se sienten tan íntimas y nuestras.


Abrazos cariñosos.

virgi dijo...

Lunática, un placer que hayas venido, gracias y besos.

Hola Merce, tengo un paquete de fotos que hice en Dresde en navidad. Según iba viendo alguna, iba pensando el texto, hasta encontrarlo a mi gusto. Me alegra que te haya gustado, muchos besos, muchos.

Clarice, ya en la anterior respuesta cuento cómo me salió. Tengo una cámara de "andar por casa", así que me gusta lo que me dices. Un abrazo, gracias por la cercanía

Haideé Iglesias dijo...

Mejor quizá que somos incertidumbres que todavía no han encontrado su isla... pero no todos claro, los hay que ya son el faro :)
Desde el faro, sin arrogancia, no puedo, el sufrimiento para llegar a serlo no me lo permite :)

Shandy dijo...

Fue un agradable paseo por la palabra y las imágenes. Radiantes colores, rojos y verdes, tambien lunas y ocasos, cierta melancolía. Cruzo el campo de trigo y me detengo en el fresco verde del agua y del campo. Muy bello
Besos

virgi dijo...

Y aún siendo islas ínfimas, seguiremos con las incertidumbres. Haideé, un abrazo

Querida Shandy, alcanzo a verte cruzando el trigal. Me alegra que hayas el hecho el recorrido con colores, luz, alegría. Nos vemos, pues, en el remanso. Será un placer.
Besos hasta entonces