lunes, 1 de febrero de 2010

Incógnitas




Me perdí entre la niebla. Figuras fantasmales susurraban heladas frases de desamor. Recordé las novelas de misterio en el Londres de la imaginación infantil. El aire, gélido, circulaba una y otra vez a mi alrededor, envolviendo en jirones mi alma. No sabía dónde estaba. Caminaba sin rumbo hacía horas, como poseído por una batería sin fin, como aquellos muñequillos de cuerda que nunca se paraban, si acaso, caían desde el borde de la mesa, al precipicio cercano del suelo. Con las manos en los bolsillos de una chaqueta de cuero, gastada y sentimental, no tenía sino unas pocas monedas y una tarjeta con un nombre del que no recordaba su semblante. Sólo sentía el frío y una voz que me decía una y otra vez: “Vete, aléjate”.
Y ahora me encontraba allí, entre los páramos húmedos de un lugar desconocido. Un cuervo graznó, estaba cerca, levantó el vuelo desde una rama sin hojas. Las alas negras acentuaron mi soledad.
A lo lejos, oí el rumor de un motor, leve como el vuelo del ave.
Una luz apareció de pronto. Solo entre la niebla. Recordé un cuadro de Georgia O’Keeffe con un semáforo en rojo. Me estremecí.
¿Sería yo la víctima de una narración en un blog? ¿O guardaba una daga manchada bajo la solapa de cuero? ¿Era yo el que caminaba en la espesura de la bruma o era el asesino que me perseguía dentro de mí mismo?
Frente a tantas dudas, no supe qué sendero escoger. La voz seguía sonando con idéntica frase. Únicamente sabía caminar y escribir.
Y es lo que hago. Espero descubrir adónde voy, de dónde vengo.

67 comentarios:

Tempero dijo...

Deambular es un bello verbo aunque no se sepa a ciencia cierta (¿alguien sabe qué es a 'ciencia cierta'?) ni quién eres, ni de donde vienes ni adónde vas. Las incógnitas alentaron mucho al catolicismo y a la filosofía, por ejemplo.

Athena dijo...

Aquí tenemos un dicho "Mañanicas de niebla, tardecicas de paseo" Así que sólo te queda esperar a que se haga por la tarde.

:o) Besos

Merce dijo...

Quizas todos deambulamos por la vida de un modo u otro, quiza unos busquen su origen, su fin, quienes son, y quizá hay quien prefiere eludir o mejor dicho evitar saber o conocer.

No me gusta profundizar, me pierdo en esa navegacion :)

Biquiños

marichuy dijo...

"Figuras fantasmales susurraban heladas frases de desamor"

Querida Virgi

Debe ser la tarde de lunes, cruzada por un viento frío y coronada por un cielo gris, pero esa línea tuya, casi pude sentirla rozándome la piel

Y al final, nuestra vida es eso: un continuo deambular en busca de algo: un motivo, un sentimiento,un abrazo o un susurro, al cual seguir y sin importar si la luz del semáforo es verde o roja.

Un beso

iliamehoy dijo...

No saber reconocerse puede ser un extraño deseo, el de atisbarnos sin ser vistos, el deambular de los miedos.
O simplemente admitir que no nos sabemos.
Una sonrisa

TORO SALVAJE dijo...

Da miedo.
Está bien escrito y bien llevado.

Besos.

alicia dijo...

Parece un personaje perdido, dudando de su propia existencia como el Augusto de "Niebla" (vaya, y la niebla aquí tan presente!)de Unamuno. No te extrañe que en cualquier momento tu creación te mire con ojos de reproche y comience a hacerte preguntas. ¿De dónde vengo? ¿Qué esperas de mí?

TriniReina dijo...

Al menos, escribiendo, sabes que estás en el camino. Por otra parte, las frases de desamor, las incognitas y las coces extraviadas, forman parte del sendero, y el ansia por descubrirlas nos mantienen alertas.

Sea como sea, sigue escribiendo tan bello como este texto que nos ha trasladado al país de las tinieblas, para hacernos regresar a la realidad del escritorio.

Besos

virgi dijo...

A mí me encanta tener incógnitas, Tempero. Hacerme preguntas para buscar las respuestas.
Besitos, también al gato

Estoy en ello, querida Athena. Mientras, escribo y leo.
Besos bajo tu sombrilla

La navegación es estimulante, siempre que no nos sobrepase. Yo me perdería aún más si fuera el del texto.
Merce, artista, un abrazo de graffitis

Pues esa tarde fue aquí muy parecida, lluvia torrencial, niebla, viento. ¡Y los semáforos en rojo!
Querida Marichuy, besos y besos

De cenizas dijo...

Me hiciste sentir en medio de esa niebla... pero... siempre hay que seguir andando... nunca la niebla es perpetua.


besos

Arantza G. dijo...

Escapar de tu propio interior, ardua tarea cuando las dudas asaltan.
Un beso.

virgi dijo...

Admitir que nos sabemos. Un primer paso para empezar el camino de las tortuguitas, paso a paso.
Quizá llegar al mar, a la luz.
Un abrazo, fuerte (muy fuerte, Ilia)

Mis sonrisas, Toro
Mis besos, Salvaje.

No he leído a Unamuno, sólo cosillas sueltas. ¡Y eso que estuvo desterrado en una de estas islas!
Gracias, Alicia, por la sugerencia.

Trini, encanto, un placer tus palabras, entre las dudas y la luz. Un abrazo a tu fertilidad poética

virgi dijo...

Nada es perpetuo, De cenizas. Ni la tristeza, ni las dudas. Ni el amor?
Un abrazo, cielo

En el mar de dudas que normalmente nos movemos, no es fácil encontrar la puerta de las respuestas.
Arantza, gracias, también besos

alfaro dijo...

Quizá lo importante sea ir, ir, estar, y por supuesto hacerse preguntas.
Un abrazo.

ZenyZero dijo...

Es una paradoja. La niebla nos devuelve a nosotros mismos y sin embargo nos translada a otro mundo.

Como en un cuento, a ti, a mí y a todos los que andamos por aquí, también nos corresponde otra realidad.

Un abrazo
Chuff!!

Camille Stein dijo...

el rumbo es incógnita: de los rumores y las brumas se adivina la espesura, el permanente interrogante del origen y el destino inciertos

un beso, Virgi

RMC dijo...

Excelente texto y bella imagen.
un placer pasar por tu casa
feliz semana
un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Sabiendo caminar podemos llegar a cualquier parte.
Sabiendo escribir, también.

Voltios dijo...

que imaginación y encuadre mas magnifico en la foto, enhorabuena y un fuerte abrazo, del texto no te digo nada, por los comentarios leídos creo que ya esta todo dicho, un abrazo virgi.

Lu dijo...

Un relato q invita a sumergirse en el alma de su protagonista, en el alma de sus incógnitas.
Frases como "Figuras fantasmales susurraban heladas frases de desamor", o "Con las manos en los bolsillos de una chaqueta de cuero, gastada y sentimental..." o "Únicamente sabía caminar y escribir. Y es lo q hago". transmiten al dedillo el estado del protagonista. Es un texto con alma.
La foto me cautivó. No puedo dejar de mirarla. Esa bruma me transmite mucha tranquilidad.
Deslumbrante Virgi.
Besos.

jordim dijo...

yo no espero decsubrir a donde voy, pero sí qué voy a hacer..

virgi dijo...

En esas vueltas creo que estamos todos, en mayor o menor medida, querida Alfaro. Besos y circunvoluciones

Zeny, es que este mundo bloguero nos permite todas esas posibilidades de ser uno y varios. Mientras me siga gustando, sigo en ello. Besitos a tu abanico amplio y coloreado

La niebla nos impide ver el camino. Pero si no hubiera, estaríamos igual de confusos. El destino nos lleva, sonríamos entonces. Yo lo hago para ti, querido Camille

RMC, gracias otra vez por tu visita y por tus palabras. Un abrazo

virgi dijo...

¡Hi, María Jesús! Gracias por tu concisión, siento cosas lindas en tus palabras. Un guiño con besos

Querido Ángel, sí que eres generoso y optimista. Te veo lleno de vitalidad que se cuela entre tus palabras. Un abrazo, chico lindo

Mil gracias, Lu, muy bello lo que me escribes. Paseaba con unos amigos por unos campos de Alemania, entre niebla y una ligera llovizna. De pronto, salió esta luz. Luego la asocié a otra entrada que ya tenía. Besos besos besos

Jordim, ya se ve que sabes lo que quieres hacer. Sigue escribiendo, anda, llegues donde llegues.
Kisses kisses

Eva- La Zarzamora dijo...

Y yo, si me lo permites, añadiría que sólo me faltaría descubrir quien soy yo.
Me fascina saber que hay muchos, tantos que tanto saben de donde provienen.
Me pasaré la vida buscándolo/me si hace falta, es una incógnita más entre tantas otras que la vida nos ofrece.

Un beso, cosa linda.

P.S. Cuando quieras mi París, está abierto para ti. Ya te lo propuse montonadas de veces...
Te presto un par de botas, deja las espardenyas en la Cantera ;)Aquí sobran paraguas, de esos ni traigas :0))

Besos.

Filoabpuerto dijo...

¡Qué angustiosas son esas nieblas densas interiores que dejan a nuestros pasos sin brújula ! Una puede estar absolutamente perdida, en ocasiones en nuestro propio paisaje, suerte que finalmente la "incógnita" parece irse despejando

Un abrazo

Merce

Gwynette dijo...

Que atmósfera tan excelente !. Me ha encantado !!!. No puedo responder a ninguna de tus preguntas, espero -deseo- que no seas Jack el destripador! :)...me decanto por "escritora en un blog, que está a punto de empezar una novela de serie negra" ¨_¨
Besitos

Ñoco Le Bolo dijo...



Espero que descubras de donde vienes y a donde vas. Si así fuere, ya me dirás dónde se esconde esa información.
De momento sé... que estoy.

Besos desde los Llanos de Ucanca.

CristalRasgado & LaMiradaAusente
________________________________

tanci dijo...

A veces las voces de nuestro inconsciente parecen mandarnos mensajes. ¿Mensajes que están en lo cierto?. Mensajes certeros o no, parece que uno se desconoce, que no sabe a dónde va. Por mucho que uno haya trazado el camino... O al final llegas al lugar que no esperabas. El más imprevisto, el nunca pensado. Y entonces recuperas la capacidad de asombro, nunca perdida. De nuevo me ha gustado lo que escribes Virgi. De nuevo me llena.Un bonito abrazo.

edgar dijo...

Ya podías haber puesto un link para relacionarlo con tu entrada de G. O'Keeffe, no te parece?
¿O es que sigues sin rumbo?
Un abrazo, aunque estés perdida, te lo montas muy bien, te sigo en la niebla.

virgi dijo...

Encantadora Eva, una de las ilusiones de la vida es descubrir las incógnitas con las que nos tropezamos. Y así vamos, como en el juego de la oca.
Besos, cielín, ya hablamos de la Ciudad de la Luz ("Siempre nos quedará París"...?)

Hola Merce/Filo, gracias a que siempre aparece un rayo de luz por alguna parte. Un abrazo desde S/C

Gran alegría Gwynette de que hayas vuelto y me visites tan prestamente. De momento, tampoco Dr. Jekyll. Besos contentos

virgi dijo...

¡Ños! ya veo la de fotos bellas que estarás haciendo por esos paisajes. Yo necesito ir ahí cada cierto tiempo, pa' cargar las pilas.
Besitos, Mr. Artista Ubicuo

Gracias, Tanci, me alegran siempre tus palabras. Buenas reflexiones aquí y en tu espacio. Un abrazo pasado por agua. Y sonrisas

Buena idea, Edgar, he de practicar primero. A ver si me sale bien cuando lo piense. Varios besos por tu sugerencia.

gaia07 dijo...

Vivir es una continua incógnita, nunca sabes qué decisión será la acertada. Elijas la que elijas, siempre habrá otra mejor pasado el tiempo, pero solo servirá la que hayas elegido en las circunstancias de ese momento.
La suya ha sido sabia, caminar y escribir, le será más fácil buscar rastros que le guíen.
Un abrazo.

ana sáenz dijo...

encontraremos en el camino la realidad que adormece la nieve haciéndola más tibia

un abrazo

Rayuela dijo...

si supiéramos a dónde vamos/de dónde venimos/no hubiéramos confluido aquí...


mil besos*
/buscándo(me)/

Laluz dijo...

Sólo quiero perderme.
De momento, lo hice en tus palabras.

Un beso,

Ely dijo...

Quien sabe...
Buen blog, me gusto.
Saludos

momo dijo...

bueno...
sabes caminar y escribir
lo otro ...
ahí estamos la mayoria.
un beso y hasta la vuelta.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

para qué, si la niebla es lo más cierto...

virgi dijo...

¿Sabes Gaia que pienso que en este camino nos encontraremos? Sigamos escribiendo y leyendo hasta entonces.
Un gran abrazo

Que se derrita la nieve con nuestro calor y nuestros sueños. Besitos, linda Ana

Ja, ja...muy aguda Rayuela! Me ha encantado esta aportación, besos y más sonrisas

Piérdete, Laluz, si te apetece. Pero no pierdas el rumbo. Un abrazo

virgi dijo...

Nadie sabe nada, Ely. Bueno, tal vez algunos un poco.
Besos, gracias por tu visita

¡Momo! ¿Te vas de nuevo? Mándanos alguna seña desde cualquiera de tus orillas. Sonrisas y buen viaje!

...entonces, borremos las preguntas.
Sí, Pedro Ojeda. Gracias por tu consejo tan práctico. Un abrazo

MBI dijo...

Tu ventana esta en mi blog.
He esperado un texto que me hiciese pensar más en ti, en tu blog, en tu sensibilidad...pero últimamente estoy torpe y abrumada con cuestiones caseras-familiares...
que no me ayudan a la lucidez...
No quería esperar más.
Abrazos

virgi dijo...

Querida MBI, me asomo a mi ventana azul y siento que nunca es demasiado tarde. Mil gracias mil, tesoro.
Un orgullo que me tengas en tu rincón, abierto al mundo (como tú, seguramente) y a la paleta inmensa que contiene.
Un abrazo, grande y sonriente.

Miguel Baquero dijo...

¡¡Qué bueno!! Esas dudas del personaje sobre lo que le tocará hacer en el relato son geniales. Es de un humor sobrio y de primera calidad. Enhorabuena, te ha quedado fabuloso

XuanRata dijo...

Apenas quedan faros en funcionamiento. La mayoría han cerrado, no sé si por falta de barcos o por escasez de tormentas. Ahora nos guiamos por semáforos que nos dicen cuándo y por dónde y que además nos vigilan, por nuestro bien, naturamente. Y nos ahorran el trabajo de buscar. Tremenda imagen la de esta entrada. Dan ganas de ser pájaro. Seamoslo.

Conciencia Personal dijo...

Algunos tienen caminos bien fijados, otros ambulamos más libres, más livianos, tu narración me llevó a mí misma; caminar sin rumbo.

Un abrazo, Monique.

virgi dijo...

Querido Miguel, me entusiasma tu entusiasmo. Todos somos personajes con dudas, no crees? A veces menos, otras más...o montones d ellas. Un abrazo

Siendo pájaros podríamos ver desde lo alto. Quizá nos ahorraramos las dudas del camino. Gracia, Xuan, un placer tu visita

Es que lo del rumbo es bastante engañoso, Monique. Pensamos ingenuamente que vamos al norte y nuestros pasos nos llevan al este (p. ej.). Que sea la propia senda nuestra brújula. Besitos, encanto

Mayte dijo...

Deambulamos...en silencio o a gritos...en pequeños sitios, lugares o letras...me gusta Virgi.

Bikiños.

Isabel Martínez dijo...

¿Se pueden responder esas preguntas, querida Virgi? Supongo tu respuesta, ya que las preguntas son las que en realidad nos definen y nos afirman.
Un abrazo y es un placer leerte.

Ventana indiscreta dijo...

Tiene algo de mágico el meterse en una narración:
el tiempo que tarda en ponérsenos el semáforo en verde. Pero circulando tambien se hace acopio de buenas historias. Hasta el ámbar.
Besos.

Manuel dijo...

Perdidos en la niebla, millones de personas ciegas sin rumbo...

Fernando dijo...

Me encanta cómo está hilado con tu Nocturno anterior.
El mismo perderse, la misma soledad, la misma duda entre víctima y verdugo.
Qué frío interior se cuela por ese frío escrito. Al menos yo lo siento así. Gélido.
Admirado, como siempre, Virgi.
Un abrazo.

Paco Merlo Ansin dijo...

Hola! Si has perdido tu paraguas quizás lo encuentres en mi blog. Si coges otro no pasará nada, si no lo necesitas o no te gusta ninguno puedes llevarte de recuerdo alguna de mis fotos para tu blog o para lo que quieras, me sentiré muy halagado.
Ansin soy yo!

-Pato- dijo...

Y escribís muy muy bien, esa incógnita se te ha revelado.

Qué alucinante me ha resultado leer tu texto. Yo terminé de escribir algo en estos días que tiene esta idea fundida.
Yo también camino y escribo, la víctima de mi relato también...

¿Pero dónde están?
Besos.

virgi dijo...

Deambular siempre me ha sonado bien, Mayte. Parece como si camináramos sin rumbo, sí, pero serenamente.
Un abrazo

Un placer verte por aquí, Isabel. ¡Tantas preguntas sin respuestas! Y las que nos creemos que las tienen, a poco que torzamos la esquina, nos volvemos a interrogar igualmente. Besos y sonrisas

Ámbar
Hermosa palabra. Por sí misma y por lo que significa. Una pena que en los semáforos sea tan poco interesante. Guiños, Sofía

Ciegas. Y sordas. Sin sonrisas. Y encima sin un norte...¡ay, Manuel!
Mis besitos

virgi dijo...

Querido Fernan, da gusto cuando nos entienden a la primera. No quise hacer ningún link con esa entrada. En este texto, me parecía ponérmelo demasiado fácil. Gracias, maravilla, siempre un lujazo leerte, aquí, allí o más allá.
Una sonrisa que me florece cuando en mis comentarios veo la imagen de un piratilla con su ojo tapado.
Un abrazo, mil gracias.

Paco Merlo, de nuevo te agradezco mucho tus ofrecimientos. Voy ahora a tu blog, para ver esos paraguas. Un abrazo

La pregunta del millón debe ser, -Pato-, porque no sé si alguien puede responder. El tiempo lo dirá.
Sonrisas y guiños, linda

Caminante dijo...

Pues yo que últimamente sólo sé de caminar, creo que sería una buena salida de esta niebla que alguna luz, con o sin voz, me mostrase un nuevo sendero.

Besos.

sue dijo...

Precioso relato que me lleva a seguir deambulando.
un beso.

edgar dijo...

He vuelto a leerte y veo muy coherente la relación con tu "Nocturno" anterior. Espero una tercera entrega. Un saludo expectante

virgi dijo...

Caminante, de seguir ambos así, nos vamos a encontrar pronto. Si encuentro alguna otra luz, te aviso. Mientras, te mando besos

¡Hola Sue! Pues ya somos unos cuantos. Al final podemos hacer una marcha colectiva, tesoro. Un abrazo bien grande

¡Caramba Edgar! Doble alegría por verte y porque lo hayas empatado. Besitos, mil gracias, ya te lo he dicho: una pena no devolverte la visita. Bueno, que te lleguen mis sonrisas

Bel M. dijo...

Muy bueno, Virgi. Me encanta que nos vayas mostrando todas las posibles facetas que tu escritura ofrece. Es como abrir el cofre del tesoro. Y me ha estremecido la coincidencia ¿Sabes que la amapola ámbar de O'Keeffe era un poco para mí eso, un semáforo en ámbar?
Y otra coincidencia, el autor de la foto de la madre y el hijo es (dicho con todo el cariño desde mi ignorancia de barcelonesa, y utilizando el adjetivo que se daba a sí mismo) chicharrero :D.
Un abrazo enorme.

virgi dijo...

Gracias, querida Bel.
Para nosotros, lo de chicharreros tiene connotaciones simpáticas. Y para los que son de Santa Cruz de toda la vida, es un gran orgullo.
Me alegra tu rápida contestación. Pero más que hayas colgado ese post tan bello.
Un placer este contacto

Fernando dijo...

Con esas palabras, a ver si al final me lo voy a creer... :D

Jan Puerta dijo...

En ocasiones las dudas nos hacen despertar de nuestro letargo.
Un abrazo

mateosantamarta dijo...

Muy intensos tus textos y hermosas las fotos. Si nosotros inventamos los textos o ellos a nosotros...¿ Quién sabe?
Bien que Alicia recuerde Niebla de Unamuno. No importa que no lo hayas leído, la inquietud anda por el mismo lado. Accedí a tu blog desde el de Inés. Un afectuoso saludo. Hace algún tiempo que paseo por aquí.

virgi dijo...

Que te lo creas o no, pues no sé, querido Fernando, pero es lo que siento. Más besos y proa al Norte!

Una sorpresa muy grata, tu visita, Jan. Ahora mismito te la devuelvo. Un abrazo

¡Hola Mateo! Deliciosas tus palabras, montón de gracias. ¿Cómo saber quién pasa de puntillas hasta que no tocan a la puerta? Gracias por venir. Y poder leerte!!!

zayi dijo...

Me gusta aunque me senti un poco desubicada, por lo general no suelo escribirme en el blog, pero a veces el subconsciente nos tiende trampas y nos hace escupir lo que sentimos... La niebla siempre me ha intimidado, espero que si formo parte de alguna historia, al menos no haya niebla.
Un beso.

virgi dijo...

Muy querida Zayi, cualquiera de tus visitas siempre es un encanto para mi, con niebla o con sol. Gracias, tesoro, besitos