lunes, 24 de agosto de 2009

Una puerta



Un hueco en la puerta.
Los colores abarrotan la entrada.
Y el hueco es negro, sí.
¿Adónde nos lleva?
¿Es sombra? ¿O nada?
Fuera, el sol ilumina las telas, la puerta brilla.
¿Y dentro?
¿No hay nadie?
¿No hay vida?
La vida discurre en la calle, con la luz.
Dentro nada.
Vacío negro oscuro.
¿Somos como esta puerta?
Dentro, vacío.
Fuera, luz, color.

Nuevamente, la luz y los colores llaman a mi puerta. He dejado el pequeño muelle del Egeo, las olas del niño con sus esquifes, la lluvia tormentosa y los cabellos de fuego de una joven enamorada.
He de indagar de qué color es el vacío y si la vida en la calle es tan cierta como parece. Aún no sé si estoy dentro o fuera. ¿O es que son sólo adverbios de lugar que nada significan?
A un paso, la biblioteca de Adriano.

39 comentarios:

Cindy Muñoz dijo...

Que bello...

Me siento un poco puerta
un poco ventana
un poco flores en la puerta
o quizas un pajaro
que pasa a visitar a las flores
sigue ante la calle Y los cielos...
o quizas un florero...
Contradictorios

Tambien te sigo

Un Abrazo de Colores y Besos de Agua...

Tesa dijo...

Afortunadamente los negros interiores cambian a arco iris en cuanto les entra la luz.
Preciosa esa imagen de la puerta verde y las jarapas.

marichuy dijo...

Virgi

la puerta es hermosa, las ¿toallas? hacen juego, pero tus palabras...

"¿Somos como esta puerta?
Dentro, vacío.
Fuera, luz, color."

son todavía mejor. Y esperemos que no seamos así y que dentro nuestro no haya sólo vacío.

Un beso

Marien dijo...

Versos enigmáticos pero ciertos, puede que fuera todo sea color, en este caso el de las bonitas jarapas amontonadas y dentro si no hay color abrir la puerta es la mejor opción.
Besos

ybris dijo...

Misterios de todas las puertas.
Nunca llevan a espacios vacíos sino a nosotros mismos:
a nuestros miedos y a nuestras ilusiones.
El vacío es del color de nuestras plenitudes.

Besos.

Tinta de aterrizaje dijo...

El rumbo desconcertado/descentrado de un color. Quizás éso se acerque al vacío.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Me temo que dentro la vida viste de luto.
Es el contrapunto de la luz.
Eso he percibido.

Besos.

virgi dijo...

¡Qué tierno lo que me escribes, Cindy! Tal vez seamos un poco de todo, besos y un florero repleto.

Tesa, por suerte podemos abrir las puertas e inundarnos de luz y aire. Cariños y sonrisas.

Y si no, una buena lámpara que nos dé la perspectiva adecuada. Así veremos cuántas cosas aún hay dentro. Un abrazo, Marichuy

¡Qué bueno que has vuelto, Marien! Me alegra tu comentario, muchos besos, ahora mismo estoy contigo, muakmuakmuak!

Ybris, leerte es leer la sabiduría de la vida. Gracias, un beso fascinado.

Vacío, rumbo, timón, caminos, centro, negro, blanco...me haces recordar a Rothko...Besos de arco iris

virgi dijo...

Toro, sí, eso parece. Y el luto hay que vivirlo y dejar que nos desilumine el tiempo necesario. Pero al alcance de la mano está la luz. Un abrazo, sonrisas y muaks!

iliamehoy dijo...

Es que dentro está muy dentro, y qantes debemos de pasar esa zona oscura, territorio de nadie...para llegar.
Por eso a veces nos asustamos, y abandonamos justo a la entrada... pero es hermoso y aveces duro, continuar.
Una sonrisa

Calipso dijo...

A veces somos colores, somos remolinos contradictorios de flores y ventanas de calles y cielos, de besos y pajaros, de sonidos y caricias.
Esas veces, emana de nuestro interior el arcoiris, que colorea la puerta del alma, que se deja ver en las perladas sonrisas, en las timidas miradas.

Otras veces, somos el vacio grisaceo, la desolacion absoluta, la ausencia de todo, la lluvia, entonces, me conformo con pensar que el color sigue en la puerta, esperando a poder penetrar en la oscuridad absoluna que emana de dentro, esperando a colorear el mas profundo de los avernos.

Emocionalmente me llenan tus palabras, creo que son muy positivas.

Un abrazo

Lu dijo...

¡Qué colores! ¡Qué lugar pintoresco! Me recuerda algunos barrios de mi BAires.
Lo hueco lo asociamos al vacío. El negro a la oscuridad.
Los colores con la luz y la plenitud; con la vida misma, podría decirse.
Pienso q somos un poco como el vacío de un hueco colmado de colores, sensaciones y luz. Pero no estamos atestados de éstos, puesto q entre uno y otro hay un dejo de oscuridad q siempre nos acompaña y se filtra impertinente cuando sale el sol: nuestra sombra.
Saludos argentinos.

Lola Torres Bañuls dijo...

Esta bien el contraste entre la luz y el colorido fuera y la oscuridad dentro.

Muy bonito el blog.

Un abrazo.

Athena dijo...

Esa no parece una puerta de las que no hay que abrir. Con ese escenario seguro que es un algo maravilloso.

Besitos

Jin dijo...

todas las luces nacen de la sombra, no lo olvides! sin ella, el vacío muy vacío, y nada más..

besito

carmensabes dijo...

Las puertas nunca sabes que te van a deparar, más si son oscuras hay que penetrar igual, nunca se sabe si se encenderá una luz o brillará el sol que retiene por miedo.

Un besiño guapa!!!

Ñoco Le Bolo dijo...

… con la mirada atenta…

La puerta solo es una ilusión en nosotros mismos. En todo momento estamos a ambos lados y tratamos de aprovechar la transgresión de la frontera.

... saludos desde CR & LMA
____________________________

Anna. dijo...

y yo ahora siento que tengo un hueco.. en la mitad del corazón...

precioso.

Anna.

TriniReina dijo...

Pienso que la relidad del ser está tras la puerta y cada uno lidia con ella como puede. A veces, estando en el color d ela calle, más tiempoque en la penumbra que se mastica en los dentros.

Es muy bello el poema ý, cómo no, el cuadro, que trasmina luz y color.

Abrazos

virgi dijo...

La oscuridad nos asusta y nos atrae, sabemos que también hemos de atravesarla. Un abrazo, Ilia

Calipso, entre la luz y la oscuridad nos movemos. Todo nos vale para seguir adelante. Besos, gracias por venir.

Y a medio camino, la sombra, para ver a un lado y a otro. las sombras nos ayudan a definir los contornos, como bien dices, Lu. Una sonrisa luminosa.

Lola, me alegra tu visita. Gracias por los haikus, me puse a leer sobre ellos, aprendí bastante. Un abrazo calentito.

¡Qué ocurrente, Athena! Pues sí, el escenario era magnífico y la oscuridad no tan terrible. Besos a tus palabras.

Federico García Barba dijo...

Gracias por tus comentarios.
También por tus ilustraciones y escenas tan "phoeticas".
La generosidad es una mercancía escasísima, estos días.

Lola Torres Bañuls dijo...

Virgi si quieres aprender sobre haikus tienes varios sitios.

www.paseos.net Es un foro taller que habla de haikus.

El rincón del haiku.

Y toda la obra de Vicente Haya trata sobre los haiku. Este autor se ha dedicado toda la vida a estudiar los haikus japoneses y sabe un montón sys libros son muy interesantes.

Ventana indiscreta dijo...

El color verdadero como variante del desgaste. El color demorado en el uso. El color como apertura.

Besos.

zayi dijo...

Yo creo que nadie está completamente dentro o afuera, podría asegurar que en mi caso, estoy más bien en el umbral, con un pie en la luz y otro en la oscuridad...es la constante!!!... sólo que loa días de colores los valoro muchisimo, cosa que antes no...se puede ser feliz con casi nada...
Me ha gustado mucho. Me he visto retratada...
Besitos linda!

zayi dijo...

Finalmente tu blog me ha permitido seguirlo...antes no me dejaba... tiene vida propia...;)
más besitos.

virgi dijo...

En tu sonrisa está la gentileza que te adorna. Gracias Zayi, por tus palabras. Un beso grande, tierno como tú misma

Alfonso dijo...

entre la luz y la sombra acechan el deseo y la nostalgia...

virgi dijo...

Besitos Jin, me encanta cuando veo aparecer esa mano tiznada...Un rayo de luz para tí.

Sí, las puertas están para eso, para abrirlas. Con dulzura, con coraje, con temor, con dudas, con alegría...pero abrirlas.
Carmen, un abrazo abriendo la puerta.

Ñoco: acertado eso de "estar a ambos lados". Hay muchos matices entre la luz y la oscuridad. Un beso reluciente.

¡Hola Anna! siempre me alegras. Espero tus entradas, son bellísimas. Un beso y una sonrisa.

virgi dijo...

Trini, te leo a "contra"luz...pero se ven los matices. Un abrazo, gracias por venir.

Mi reconocimiento a tí, Federico, por tus enseñanzas. Un beso

Lola, visitaré el sitio que me indicas. Besitos, eres un encanto, gracias por volver.

El color nos acecha, Sofía...¿estamos dispuestos? Muak!

Cruza la puerta, pide un deseo...¡y tilín! la nostalgia te sonríe una vez más, achatada y todo. Alfonso: te mando un abrazo y un rayito de sol

Fero dijo...

Sepulcros blanqueados?

No tiene porque ser así...
Por lo menos no como objetivo de vida.

Tu texto es genial y reflexivo.

un abrazo.

virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
edgar dijo...

Muchas preguntas sin respuesta. El negro también es un color ¿sabes?
Y fundamental. Un abrazo

Jose dijo...

hola... sólo quería saludarte y agradecerte tu paseo por mi Refugio, besos de colores

sue dijo...

Pero qué linda foto! Tienes un don para la belleza ¿lo sabías? Y bien lindo el texto.

Enrique Sabaté dijo...

Detrás de la puerta está la sombra que apetece entre tanta solana y seguro que lo cotidiano de la vida.

Un abrazo.

virgi dijo...

A veces es así, no siempre. De acuerdo, Fero. Un abrazo.

Gracias Edgar, lo tendré en cuenta, besos en colores.

Un abrazo por salir de tu refugio. Sigo en visitarte, Jose.

¡Sí es es lindo lo que me escribes! Millón de besos, Sue

Enrique, una alegría verte otra vez por aquí. Besos melodiosos

jorge dijo...

Para iluminar un interior oscuro has de entrar con tu propia luz.

Solo cuando estas apagada quedan a oscuras las estancias en las que penetras.

recoge la luz exterior, carga las baterias y entra brillando, en la interior encontraras la esencia de las cosas.

Fernando dijo...

Mi obsesión no es indagar, sino llenar directamente de color, aunque sea uno sólo, el vacío.
Cómo inspira levante...
Un beso.

virgi dijo...

Jorge, Fernando: la luz de levante inspira y nos invita a llenarnos de luz.
Besos con retraso