jueves, 7 de febrero de 2008

Como palomas que aletearan surcando el cielo, así eran los papelillos de colores. Un fru-fru de bailarinas con fondo azul y el sabor de la sal en tus mejillas. Flecos de colores entre árboles, gorriones, hojas meciéndose con la brisa , mientras la tarde se acercaba al ocaso.
La huella de un niño sobre la arena, la espuma entre las rocas y el mar siempre inmenso acunando tus sueños.

2 comentarios:

kat dijo...

me encantó esta entrada..., tengo una foto muy parecida en el blog...
muchos besos

virgi dijo...

Después de un tiempo ví tu comentario, mil gracias Kat. Hace tiempo que te sigo.
Besos también para ti.