jueves, 11 de mayo de 2017

Despaisajes

Despaisaje VI
En la oscuridad de la noche, el viento brilla y las estrellas soplan con fuerza.

Se han intercambiado los papeles, el aburrimiento puede llegar a límites insospechados.



Despaisaje VII
Cuando se desmoronó el acantilado, las piedras –como pájaros al fin libres- emprendieron el vuelo.



Despaisaje VIII
Obsesionado con ser útil, el iceberg se mutiló durante años para convertirse en cubitos de hielo.




Despaisaje IX
En un arranque muy humano, decidieron las gaviotas tener un islote para cada una -de absoluta propiedad, eso sí-, sin tener en cuenta a dónde irían a parar los náufragos.



Despaisaje X
Era un río tan rebelde que corría del mar a la cumbre. 




Texto y fotos, Virgi