viernes, 7 de octubre de 2016

Calma


 
Esperó en vano.
 
 Tanto, que se disipó bajo la lluvia.
  
Sólo quedaron


un par de ejemplos


de su perseverancia.
 
 
 
 
 
 
Foto y texto, Virgi
 
(Escultura en Laguardia, Rioja alavesa)

44 comentarios:

Genín dijo...

Lo bien que tienen que salir los mosquitos de ese caldo de cultivo...jajaja
Así que después de que se deshizo bajo la lluvia, todavía fue caritativa con los bichos que la atormentaron en vida dejándoles de herencia sus instructibles zapatos :)
Besos y salud

Juan L. Trujillo dijo...

...y pájaros mañaneros
remojan sus picos
donde nacen las pisadas.

Un beso, poeta.

Franziska dijo...

Qué inteligente es el abordaje del tema. Pocas palabras pero llenas de imágenes. Una historia completa y misteriosa.

Me alegra tu retorna y recibir tus comentarios. Es verdad que mi último trabajo tiene un aire de repartir conocimiento y lo siento porque mi intención no era esa. Un abrazo. Franziska

virgi dijo...

Es lo que tiene la gente amorosa Genín, siempre dispuestas a dar y seguir dando. Y me da que de eso tú sabes bastante.
Abrazo gordo, fortachón.

virgi dijo...

¡Uy, qué bonito, JL, cuánta inspiración! Me has hecho sonreír, e incluso, volver a mirar la foto por si había algún pajarillo en el que no hubiera reparado.
Besos y besos, chiquillo.

virgi dijo...

No sientas nada, querida Franzis. Hagas lo que hagas, siempre está tu sensibilidad presente y eso es algo muy valioso y atractivo.
Un besote, mi niña.
( a ver si sigo por aquí con regularidad )

tecla dijo...

Eres genial mi niña dorada.
Una combinación perfecta de versos y escultura que nos estremece.
Esos zapatos de bronce hartos de tanto esperar.
Mi madre tenía unos así, pero no eran de bronce ni de cobre. Eran de sus años mozos, Virgi, y tu me los has recordado.
Besicos.

virgi dijo...

Tecla, tú y tus cariñosos comentarios, mil gracias. Si te digo que me conmovió la escultura, además no estaban estos zapatos solamente sino algunos más, y había una cierta atmósfera de desolación.
Te abrazo largamente, cielo.

Ernesto. dijo...

Muy gráfico, Virgi.

¿Y que haces tú por la Laguardia?

Un abrazo.

virgi dijo...

Hacía, Ernesto, hacía...
fue hace un año y medio, estuvimos unos días en Vitoria y en coche alquilado recorrimos sitios cautivadores, mismamente como Laguardia o Frias.
Y hace poco vengo de hacer un trozo del de Santiago y luego estuvimos también rodando varios días por esos nortes verdes y fabulosos.
Abrazo sonriente.

Esmeralda dijo...

A veces se disipan hasta los zapatos ---

Ahora ya de vuelta ... nos veremos con mas asiduidad
Abrazos

Ginebra dijo...

La espera desespera, a veces incluso diluye:) Me gustó mucho el texto y la foto. Besos

Isabel dijo...

Y no cabía duda. Nunca mejor dicho con el agua en sus zapatos.
Me alegra que vuelvas. Muchos besos.

marichuy dijo...

A algunos, al menos a mí, la espera nos desespera. Ni la lluvia me calma. 🙈
Un abrazo, querida Virgi,

virgi dijo...

En este caso, Esmeralda, costará más, pero ya sabemos que el tiempo lo puede todo. A ver si seguimos visitándonos, besitos besitos.

diego dijo...

Yo creo que no esperó. Simplemente se fue, descalza, cuando empezó a llover. Dejó sus zapatos para que hubiera constancia de que ella acudió a la cita, quizás no muy deseada :)

virgi dijo...

Pues me alegras, Ginebra. Un besote y que las esperas sean por algo positivo, algo difícil viendo el panorama desolador que nos rodea (en todos los sentidos).

virgi dijo...

Un prueba concluyente, querida Isabel. He vuelto, no sé cuanto aguantaré , mi niña, un fortísimo abrazo.

virgi dijo...

Bueno, yo puedo esperar bastante, me suele molestar más que me esperen, eso me pone nerviosa.
Mi apreciada Marichuy, ahora mismo voy a verte, montón de besos, cielo.

virgi dijo...

¿Ves, Diego? Siempre tienes otro ángulo de vista, me encantas.
Un abrazo mientras sonrío a tu ingenio.

Alí Reyes dijo...

Me reí con lo que dijo Genín de los mosquitos
Pero la foto es arrolladora en su sencillez

virgi dijo...

Genín es muy ocurrente, un tipo genial, sí.
Gracias, Alí, por tus gentiles palabras, un fuerte fuerte abrazo.

RECOMENZAR dijo...

antes esperaba
ahora vivo al dia si llega bien
si no llega tambien
bello texto

V dijo...

Geniaaaaaal....te ha quedado redondo..además conozco el sitio....no me digas que acabas de estar en Laguardia que me tiro de los pelos...y pensar que hemos podido estar pisando las mismas calles y cruzarnos...te hubiese visto...aunque soy un despiste...aaaaayyyy uveeeee...un abrazo

Tesa Medina dijo...

Oh, que hermoso post, Virgi, me chifla la foto y el relato.

Y es lo que tiene la lluvia, querida Virgi, que como decía mi amado poeta Lorca...

"...hace vibrar el alma dormida del paisaje..."

A mí me encantaría marcharme así... dejar ahí mis zapatos, y con el pie que gasto, los gorriones tendrían una piscina olímpica.

Un abrazo,

virgi dijo...

Un abrazo, Recomenzar, gracias por tu visita.

virgi dijo...

Hola V. Estuvimos en esa zona, sí, pero hace año y medio, la próxima te aviso con tiempo (¡uf, no sé cuando será!). De donde vengo hace un par de semanas es de hacer un trozo del Camino, quizás ponga algo en el blog. Un abrazo, también a mí me quedaría pena si por "un nada" no nos encontramos. Y besos.

virgi dijo...

Jajaja...Tesa, qué humor tienes, eres mucho, me encantas. La próxima vez que nos veamos, me fijaré en tus pies, a ver...me da que exageras bastante.
Respecto a la lluvia, a mí me gusta mucho, me pone muy contenta.
Tendremos que pasear un día con los zapatos intercambiados bajo el agua, te parece buena idea?
Besitos, artistaza.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Esos zapatos ahora están más contentos y menos solos. Tus letras los han llenado de poesía, de historia, de significado.
Virgi, eres una maga de la evocación.
Mil besos bien grandes

virgi dijo...

Isabel, bien me quieres, mi niña, los besos te los cambio por mil gracias a tu consideración y alabanzas.
Y que sepas que me hace gracia lo de maga, es un simpático y hasta poderoso piropo.

Ildefonso Robledo dijo...

Precioso todo, amiga... Me encantan esos zapatos mojados, y como los has captado

Un abrazo

XuanRata dijo...

Merecería la pena esa espera? Tal vez era precisamente la lluvia el amor más fiel.

Besos.

tanci dijo...

Qué bonita inspiración para unos zapatos que, tal vez, podrían pasar desapercibidos. Pero tú, con tu arte y con tu destreza has sabido ver más allá. La perseverancia todo lo puede, hasta dejar patente su presencia, su huella...su calzado. Un beso, amiga

virgi dijo...

A mí me decían muchas cosas, Ildefonso, y al final, pues tuve que colgarlos aquí. Un fuerte abrazo, me alegra que te haya gustado.

virgi dijo...

Como sueles, apreciado Xuan, tan sutil y ocurrente. Con ese comentario, qué decirte?...pues que vuelvas.
Besos y abrazos

virgi dijo...

Huellas que alguien deja para que nosotros nos fijemos y continuemos la cadena de la vida con estos pequeños detalles, querida Tanci.
Besotes, que nos vemos pronto, campeona.

María Socorro Luis dijo...


Así que por mi "cerquita" y yo sin saberlo...

La verdad que la escultura se presta a mil conjeturas. Y tu, con tu mirada mágica, supiste encontrar una deliciosa.

Besosmil

Ernesto. dijo...

Buen finde, amiga. Muy observadora en lo de (y hasta puede que algo más)

Un abrazo, Virgy.

virgi dijo...

Cerquita estuve, querida Soco, pero hace tiempo (creo que te lo dije en su momento, ¿o no?). Y ojalá mi mirada se pose otra vez cerca y poder avisarte.
Un besote, cielo, y gracias por la consideración.

virgi dijo...

Pues me satisface que algo así me encuentres, Ernesto. Suelo observar bastante a mi alrededor, sí.
Abrazo grande.

LA ZARZAMORA dijo...

Y es que ya no quedan Penélopes...

;)

Besos, tesoro.

ñOCO Le bOLO dijo...


Perseverancia, virtud cardinal, ordinal, o aleatoria, que nos lleva a conseguir algo que incluso, algunas veces, ni hemos deseado.
Me aplicaré el cuento, a ver si consigo unos zapatos así, prueba de todo desgaste.
Foto bonita, y en 1x1 me gusta más.

Un beso

· LMA · & · CR ·

virgi dijo...

Ni Penélopes ni Ulises, mi linda Eva.
Besos y abrazos.

virgi dijo...

Eso, eso...así se habla, sr. Ñoco.
Ya sabía yo que eso del 1x1 te iba a gustar...¡ay, este chico!
Mi sonrisa cómplice, artista.