domingo, 24 de julio de 2016

Paradoja




Cegado por el sol, camina hacia la luz.


 No distingue lo uno de la otra, 


en el fondo sólo busca la sombra.





Foto y texto, Virgi

38 comentarios:

Genín dijo...

Yo podría vivir ahí encantado... :)
Besos y salud

virgi dijo...

No me extrañaría, Genín, ya sé que no te va la vida de lujos, a mí tampoco. Y precisamente estos lugares me cautivan por eso mismo.
Un fuerte y cariñoso abrazo.

U-topia dijo...

En verano es lo que persigo a todas horas, no puedo con el calor.
Qué cielo tan hermoso, qué azul tan inmenso.

Un abrazo!!

virgi dijo...

A mí me gusta un cierto grado de calor (bueno, supongo como a todo el mundo), pero ese asfixiante que tenemos largo tiempo en verano, es horrible.
La verdad es que este día el cielo estaba muy limpio y además era a horas tempranas.
Un besote, U-topía

Alí Reyes dijo...

Tengo una duda ¿Esa casa no tiene techo, cierto?

LA ZARZAMORA dijo...

Luz y sombra, pura contradicción, eso somos...

Besos, tesoro.

Veo que abriste la puerta hacia la luz... ;)

Ernesto. dijo...

La imagen rústica y natural. Las palabras profundas y ciertas...

Y el tejado sobre la casa, Alí :)

Un abrazo, Virgi.

Franziska dijo...

No es posible decir más con tanta escasez de medios. La verdad es que eso también me ocurre a mí. Nunca he sabido buscar el mejor camino para ponerme a la sombra.

Un abrazo.

Beauséant dijo...

curiosa simetría entre el tejado y la montaña, no creo quien lo hizo pensase en eso, ¿verdad?

Cómo cambian las cosas con la luz, esa casa con esa luz parece acogedora, de noche no entraría ni en broma

Sara O. Durán dijo...

Hola, Virgi. Llegué por casa de Genín. Me ha encantado la imagen y llegar a tu blog.
Un beso.

Isabel dijo...

Una casa como una pequeña montaña para quien la habita. Menos mal que la casa nos cobija en la sombra de sus paredes porque por aquí está cayendo lo más grande de calor.
Te imagino en esas pozas maravillosas que otras veces nos has mostrado.
Esos disfrutes también los da el verano.
Felicidad y abrazos.

V dijo...

Lo alucinante es que aqui no hay fotoshop...esa es la auténtica paradoja...este paraiso es muy real y está a la vuelta de un click. Un abrazo

Myriam dijo...

Paradojas del ser humano---

Besos, Virgi

virgi dijo...

No, Alí,no tiene techo y justo pasábamos cuando el sol la iluminaba de una manera especial.
Un gran abrazo

virgi dijo...

Abrí la puerta, mi querida Eva, a ver si venías.
Y ahora estoy alegre, sí, y las dos a la luz bajo la montaña.
Mucho cariño para ti, maravilla.

virgi dijo...

Tan rústica, Ernesto, tanto.
Y natural cien por cien, pues está en un lugar bastante alejado del bullicio.
Besos besos

virgi dijo...

Jajaja, qué bueno, Franzis!
¿Ves nuestras coincidencias?
Tendremos que ponernos de acuerdo y al menos, sentarnos a la sombra, besitos, cielo.

virgi dijo...

Efectivamente, Beauséant, ese paralelismo entre casa y montaña, fue una de las cosas que me cautivó, aparte de la puerta iluminada.
Un abrazote

virgi dijo...

Estupendo que vengas, Sara. Y si lo haces a través de Genín, mayor satisfacción, gran tipo ese chico, me encanta.
Bienvenida y mil gracias por tu paseo por aquí.
Abrazos y besos

virgi dijo...

Imaginas bien, Isabel, porque aquí también hace un calor exagerado. Si encuentro alguna de esas fotos, la cuelgo para ti, no para que te desconsueles, sino por el detalle de recordarme de esa forma.
Tan linda y gentil como sueles, querida, muchos besos.

virgi dijo...

No, lo del fotoshop aún no lo conozco, no porque no sepa que existe, sino que esas cosas me parecen demasiado para mi mente sencilla.
Besos, querido V.
Y gracias por tus piropos, caballero.

virgi dijo...

Es lo que tenemos, Myriam, que no sabemos bien lo que queremos ni adonde vamos.
Besitos, guapetona.

mateosantamarta dijo...

Con lo que ansiamos el sol y la luz en Invierno!! Viva la sombra!! Abrazo, amiga.

virgi dijo...

Si, así somos, apreciado Mateo, añoramos lo que no tenemos.
Nos gusta la calidez del sol y la frescura de la sombra.
Beso y abrazo.

Ildefonso Robledo dijo...

Muy bella imagen, amiga... Me encanta el angulo desde el que la has tomado...

Un abrazo

XuanRata dijo...

Amamos el sol y la luz, pero qué de vez en cuando ¡qué gusto poder descansar de tanto amor!

Genial esa composición llena de dinamismo. Y esa puerta que parece emitir luz propia.

Besos.

virgi dijo...

Gracias, Ildefonso, caballero generoso, un abrazo desde este ángulo. Y una sonrisa.

virgi dijo...

Lo de la luz propia fue lo que captó mi atención, Xuan. Pasamos en el momento justo y me gustó fotografiarla. Mi agradecimiento a tus palabras, admirado pensador.
Besos besos besos

Ernesto. dijo...

¿Qué no tiene tejado?... :)

Pues las paredes sí parecen tener algún resto de tejas o algo que les da un color diferente. Aunque también puede que sea lo que señalas, Virgi, la luz del sol.

Un abrazo.

ANNA dijo...

http://anna-historias.blogspot.com.es/.
Te mando mi blog si quieres darle un vistazo gracias

Maite S.R dijo...

Estimulada por Franciska he visitado tu blog, y me ha sorprendido gratamente. No se equivoca cuando dice que es tan personal y de fotos tan buenas.
¡Enhorabuena!
Un saludo :)

virgi dijo...

No, Ernesto, no tiene tejado y eso es lo que me dejó prendada, que le salía la luz por la puerta y en definitiva, era el reflejo del sol en las paredes.
Un abrazo.

virgi dijo...

Te haré una visita, Anna, no lo dudes, gracias por venir.

virgi dijo...

Hola Maite, me alegra que vengas por esa recomendación. Franzis tiene un no sé qué cautivador, me gusta mucho visitarla, así como sus comentarios cuando viene por aquí.
Un abrazo y gracias.

tanci dijo...

Sol y sombra. Necesarios para avanzar hacia luz de la vida. Me gustó, tan lleno. Un abrazo

virgi dijo...

Ni cuadros habría sin ellos, querida Tanci (un guiño, ya sabes). también me gustas tú, mi niña, un abrazo alargadísimo.

ñOCO Le bOLO dijo...


Yo también buscaría sombra... con un cielo así. Sí, pero después de subir a esa montaña y hacer las fotos de rigor... como las tuyas.

Un beso

· LMA · & · CR ·

virgi dijo...

Pues mira, Ñoco, a mí esta foto me gusta bastante y eso que fue con el móvil, que tampoco tiene una cámara del otro mundo, ¡es que se me hace pesado cargar con la Canon!
Besos y más que gracias, querido Profe.