jueves, 28 de enero de 2016

Estupor


En su deambular,
 las gaviotas tienen una sorpresa: 
compitiendo por la arena hay un par de humanos.


Arrogantes y torpes,
 sus huellas nada tienen que ver 
  con los sutiles pasos de las aves, 
que parecen danzar entre el cielo y la tierra.




Foto y texto, Virgi

38 comentarios:

**kadannek** dijo...

Excelente. Tiene un toque sagrado y místico. Una sensación de calma y alegría.
Linda foto.
Saludos.

virgi dijo...

Me alegras, Kadannek, expresas algo similar a lo que sentí al sacar la foto.
Abrazos y abrazos

ñOCO Le bOLO dijo...



¡Que foto! Estás en todo.
Pisadas por pisadas, las humanas se prestan siempre a múltiples interpretaciones. Buenas, cuando coinciden en los destinos. Las de las aves cuentan son la simpatía por la anarquía.

Un beso, Virgi

· LMA · & · CR ·

Genín dijo...

Es una prueba concluyente de que los bichos, todos, podemos tener nuestro espacio... :)
Besos y salud

Isabel Martínez Barquero dijo...

Arana, pisadas, huellas, aves… Todo hoy en tu entrada es un aire de libertad.
Un beso, querida Virgi.

Isabel dijo...

La foto y tus palabras son preciosas.
No he podido evitar que me lleven a pensar que quienes las tomaron como anagrama de libertad para su programa, además de mentir (incluso, la gaviota no es gaviota, sino un charrán) y parecer poco humanos con sus semejantes, son arrogantes y torpes.
Lo siento, virgi, si no te agrada este comentario lo puedes borrar, y si lo dejas, que no se ofenda quien entre, por favor, pero es que si me callo, reviento.
Abrazos.

virgi dijo...

Mi sonrisa de satisfacción, querido Ñoco, al ver que te gusta...¡Con lo que sufría antes, ay, señor! :)
Muchos besos, te los llevan las gaviotas y te los daré pronto.

virgi dijo...

Los espacios hay que trabajárselos, Genín, y creo que tú de eso sabes bastante,verdad?
Abrazo, chicarrón generoso.

virgi dijo...

Las aves nos traen otros aires, Isabel, otros sueños, otros deseos. Quizá imposibles, pero no por ello, dejamos de soñarlos.
Besitos muuuuuuchos.

virgi dijo...

Esa gente son todos unos falsos, hipócritas y ladrones, como bien se ve cada día, querida Isabel, así que no estás diciendo nada raro.
Con lo hermosas que son las aves, nada que ver con ese anagrama.
No creo que nadie se moleste, la verdad.
Un abrazo bien alto.

Franziska dijo...

¡Cómo admiro a las gaviotas! Siempre que tengo ocasión, paso horas contemplandolas y tienen tanta gracia volando como caminando, es curioso pero yo siempre las he visto como llenas de dignidad. Te felicito por la foto. Un abrazo. Franziska

XuanRata dijo...

Excelente tu vuelo rasante, Virgi. Esas huellas tienen algo de frontera trazada al caminar, cuando debería ser justo al contrario: que al caminar se borren todas las fronteras.

Besos.

virgi dijo...

Sí, Franzis, las gaviotas tienen un halo de libertad cautivador, será porque vuelan entre el mar y la tiera, como si ambas les pertenecieran. Recibo tu felicitación con alegría, un abrazo.

virgi dijo...

Excelente tú, Xuan, con esa inspiración que no te abandona y que nos hace admirarte tantísimo. Es un placer disfrutar de lo que haces, sea lo que sea y donde sea.
Más besos para ti.

tecla dijo...

Qué gozada tenerte Virgi.
Tan exquisita tu, tan ligera y sutil.
Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...


Simbólico binomio poético: Texto e imagen creadas con alma de gaviota.

Besísimo, Virgi. Y una flor y un dulce recuerdo para tu amatxo.

Ginebra dijo...

Sobre todo arrogantes, así somos o nos consideramos los humanos sobre otros seres vivis, de los que tendríamos muchoooo que aprender. Besos

Ginebra dijo...

Seres vivos, quise escribir:)

marichuy dijo...

Hermosa foto y hermoso verso, querida Virgi

Un abrazo grande

Ildefonso Robledo dijo...

Ah, que torpes son nuestros pasos... Tendriamos que fijarnos en los pajaros...

Un abrazo, amiga

tanci dijo...

Si esa arrogancia y esa torpeza pudiera el ser humano trabajársela, tal vez, elevaría un poco más el vuelo.Así,vería el mundo desde otra perspectiva...Excelente por la serenidad que encierra y por la tranquilidad de tus palabras.Un abrazo.

tanci dijo...

Si esa arrogancia y esa torpeza pudiera el ser humano trabajársela, tal vez, elevaría un poco más el vuelo.Así,vería el mundo desde otra perspectiva...Excelente por la serenidad que encierra y por la tranquilidad de tus palabras.Un abrazo.

volvo dijo...

Me da por pensar que esas pesadas huellas "esquivadizas" eran de un gavioto ;)
Nada que ver con la exquisita filigrana formada por las ligeras pisadas de las aves.

Te dejo un beso, virgi.


Pedro Ojeda Escudero dijo...

Qué foto más buena.
A veces uno quiere ser gaviota...
Besos.

virgi dijo...

¡Qué linda con tu cariño, Tecla!
Gracias por tu delicadeza, un fortísimo abrazo.

virgi dijo...

Gracias por el dulce recuerdo, Soco. Es hermoso que me lo mandes y así yo haré lo propio con ella. Muchos besos

virgi dijo...

Ya, ya te entendí, Ginebra. Pero creo que no tenemos remedio y así nos va.
Y así le va a otros con menos suerte que nosotros, cielo. Desesperados por un pedazo de vida que les negamos.
Beso y abrazo.

virgi dijo...

¡Ay, Marichuy, qué sorpresa tan bonita! Me alegras con tu visita, espero que vuelvas al blog, ya ves que yo he tardado mucho, pero aquí estoy, de nuevo.
Te abrazo con cariño y alegría.

virgi dijo...

Me parece, Ildefonso, que por mucho que nos fijemos, poco lograríamos, ya estamos muy viciados, chiquillo.
Abrazo grande.

virgi dijo...

Eso, eso, Tanci: "trabajársela".
Pero que nos traigan el coach adecuado para ir por la senda de la humildad y la solidaridad.
Besitos muuuuuuchos.

virgi dijo...

Tus besos, Volvo, son como las pisadas de las aves. Así, delicados.
Más para ti.

virgi dijo...

Quisiéramos echar algún vuelo, Pedro, pero es imposible. Sólo con la mente...si acaso...
Abrazos

tecla dijo...

Mi genia querida.
Pasaba por aquí.

virgi dijo...

Tus pasos, paseos y pasadas, querida Tecla, se agradecen mucho.
Besitos besitos

Ernesto. dijo...

Sugerente imagen, Virgi.

Un abrazo.

virgi dijo...

Linda sorpresa, gracias, Ernesto, otro abrazo para ti.

Tesa Medina dijo...

Creo que a las aves les importa menos que a los humanos dejar constancia de su paso.

Las gaviotas nos pintan un cuadro impresionista de patitas ligeras e inquietas. Apenas un esbozo en todas las direcciones.

Una foto muy chula, Virgi, armoniosa y evocadora.

Esos pies atrapados entre las huellas humanas y el muro me sugieren que al hombre le sigue pesando no poder volar y las gaviotas parece que se rien con su mensaje caótico al otro lado.

Me inspiras, Virgi, siento la belleza y la serenidad cuando paso por aquí.

Un abrazo,

virgi dijo...

Las aves se ocupan de volar y hacer su nido. Los humanos nos entretenemos en otras cosas,no siempre positivas ni agradables, querida Tesa, bien lo sabes.
Y esa mirada que tienes acerca del cuadro impresionista es de una "humana" especial como eres tú, cielo.
Y para acabar, eso de que te inspiras por aquí...jajaja, a ti no te hace falta, eres un manantial de inspiración por ti misma.
Besos y besos y besos