jueves, 9 de enero de 2014

Mediatriz



Los vió una tarde, tiernos y felices, junto a la verja del puente. Manipulaban un candado que colgaron de algún hierro con forma de corazón. La melena de ella se enroscaba en las manos de él y sus miradas confluían justo en un punto extraño, quizá a lo largo de la mediatriz de su amor juvenil y refrescante.




Oscurecía nuevamente sobre el puente, dos, tres, quizás cuatro inviernos  después; alcanzó a ver una joven que pugnaba frenéticamente por destrabar el mismo candado de aquella tarde lejana. Chirriaba el hierro, la melena ya no se enroscaba en otros dedos y la olvidada mediatriz se había perdido en la matemática imposible del amor.


 Fotos y texto, Virgi

77 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Bonitas frases e imágenes. Un abrazo!

V dijo...

El relato es precioso. Pero es que hace como un mes leí la noticia en un periodico (pese a que Sue, cariñosamente, ya me ha advertido en más de una ocasión sobre la inutilidad de leerlos).
El caso es que los que siguiendo a Moccia sellaban su amor con un candado meses después eran encontrados furtivos intentando romperlo.
¡que gran metáfora sobre las ilusiones perdidas! Geniales fotos. Un abrazo

virgi dijo...

Otro grande para ti, Josef. Un placer que te gusten.

virgi dijo...

Pues entonces es como si la hubiera leído yo también. Se me ocurrió una vez caminando por un puente cercano a casa, con las barandillas bastante llenas de candados. ¡Gente joven, repleta de ilusiones, aún no saben que el amor no se puede amarrar!
Sin embargo, las fotos sí que no son de ese puente.
En cuanto a nuestra querida Sue, sabemos que tiene razón, pero aún así seguimos leyendo la prensa.
Un beso y un abrazo, querido Víctor.

edgar dijo...

Aparatillos aparentemente fuertes para encadenar lo imposible. En fin, cada cual aprende con los tropezones. Y vuelta a empezar.
Un beso.

virgi dijo...

Cierto. Pero así somos, creemos tener algo seguro y escapa como el aire.
Un abrazo, Edgar.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que bonito Virgi que comencemos los "Ilusos" 2014 hablando de amor, desamor o momentos vividos. Al menos en los sentimientos y en las personas normales con sentimientos, está la esperanza. Y también la cultura, la escritura (como la tuya), la lectura, la pintura, la fotografía (como la tuya) la enseñanza, la vida..., en ella está el futuro y la esperanza.
Es agradable pasar por tus letras, tus imágenes y tus sentimientos, es muy agradable.
Besicos muchos.

ARO dijo...

Bello y triste: del amor al desamor.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Maravillosas las fotos, Virgi, pero el relatico, ay, el relato... Es precioso. Agridulce, tierno, sabio... Chica, cada día escribes mejor.
En cuánto al fondo, qué decirte. Las ilusiones primeras se desvanecen y el tiempo hace de las suyas, siempre para mal. El muy tunante del tiempo...
Besos a mansalva, querida amiga.

carmensabes dijo...

Me encanta. LA Matemática imposible del amor"... Si es que los candados nunca vuelven a ser los mismos nunca.

Preciosas imágenes Virgi y nostálgico relato lleno de belleza.

Abrazos sin candados reina.

tecla dijo...

¿Sólo cuatro años después? Qué poco les duró, qué poco dura todo.
El tiempo y la vida no tienen misericordia.

Pero tu sigues escribiendo con suma belleza.

virgi dijo...

¿Y sabes, Nani, lo agradable que resultan tus visitas? Es que eres muy dulce y tierna, sólo con tus comentarios ya se percibe.
Gracias, cielo, un abrazo grande bien grande,

virgi dijo...

Hola Aro.
Y esperemos que al amor nuevamente. Así somos, para bien o para mal.
Abrazo, que tengas un año estupendo.

virgi dijo...

Sabia chica que eres, Isabel querida. Pero con el tiempo sí que no podemos, en si mismo lleva la sabiduría, sin alharacas, sin explicaciones, sólo con su poso de experiencia.
Un abrazo, espero no encontremos nuevamente en este año que comienza (y más que te lo diré, a ver si así se produce).
:) :) :)

virgi dijo...

Ni los candados, Carmen, ni nosotros, ni tampoco los días. Todo es distinto dentro de su igualdad (¡uy, qué profunda!), así que el amor será aún más diferente.
Besitos besitos (me encanta que estés de nuevo por aquí)

virgi dijo...

Pues a mí hasta me pareció mucho, fíjate, Tecla querida. Sabiendo de la inconstancia del amor y el deseo...pues eso, que los candados son meras metáforas erróneas.
Mas no seremos nosotras las que aclaremos estas cosas, así que te abrazo bien fuerte y con ganas.
Muchas, montones.

Alís dijo...

No sé si es bueno destrabar un candado que selló un amor pasado. El amor puede terminar, pero romper los gestos que lo simbolizaron es como romper la ilusión con que hemos vivido cada relación, es como arrepentirse de haber amado. Esa ilusión debería permanecer inalterable y sentirnos orgullosos de haber sentido, aunque haya tenido fecha de caducidad.

Un beso grande

Aristos Veyrud dijo...

Si no acudió a un cerrajero o a uno de esos pillos que abren cualquier candado es que todavía algo la ata. Las ilusiones atan y las decepciones desatan. Pero el problema mayor no es atarse sino enredarse, eso si que es un problema serio.
Besos Virgi!!!

ANTIQVA dijo...

Bellisima entrada, amiga... Tanto en esas imagenes como en las palabras, tan acertadas

Un abrazo

TriniReina dijo...

"Nada es para siempre"...
No hay que ponerles candados al amor ni materiales ni mentales. Las puertas abiertas, que corra el aire y luego, si permanece, mejor y si no, pues...

Muy hermoso

Besos

diego dijo...

Es que la matemática es poesía. Y tú eres matemática. No me gustan los candados cerrados, atan, constriñen, impiden. Si algún día coloco un candado en un puente lo dejaré abierto. No por eso dejará de ser un candado enamorado. Besico.

virgi dijo...

Tienes razón, Alís, pero esas reflexiones implican un grado de madurez que no tiene la chica, seguramente ha sufrido y el dolor muchas veces es irreflexivo e impetuoso.
Un beso, me ha encantado que vinieras así, con ese pensamiento positivo.

virgi dijo...

¡Uy, qué agudeza la tuya, Aristos! Destrabarse es más difícil de lo que parece, así que mejor que las relaciones sean sencillas, sin nudos ni torniquetes.
Pero...¿cómo se llega a eso?...
...
...
Un besote, maravilla.

virgi dijo...

Abrazos, Antiqua.
Mira que no eres tú sensible y acertado cuando te pones a escribir (te lo puse el otro día, no?).
Gracias y muchos besos

virgi dijo...

Y si no...
...pues Trini ya la vida nos deparará otra gente, otros momentos, otras historias.
Que corra el aire, sí.
Besitos, linda.

virgi dijo...

¡Vaya, eso sí me gustó, Diego! Tan ocurrente y humano.
"Dejarlo abierto"...mmmnnn...buena aportación...incluso se pueden añadir otros candados al primero...mira, me encanta.
Así eres tú, un sol de chico.

María Socorro Luis dijo...

Qué bien sabes urdir sentimientos. Imagen y palabra, siempre en armonía.

Milbesos, Y gracias por ser así, como eres.

Juan L. Trujillo dijo...

Mal asunto tratar de encadenar el amor, sobre todo cuando la vida a penas empieza a despuntar.
No hay candado capaz de guardar los sentimientos de un joven.
Bellas fotos.
Un abrazo.

Isabel dijo...

Bueno, es tan real, y tú, a pesar de, lo haces tan poético que hace merecer todo él la pena.

ABRAZOS

Patricia Nasello dijo...

El amor es así, dulce, frágil, desgarrado. La mejor compañía y el recuerdo más duro.

Abrazo, Virgi!

Cabopá dijo...

Un texto delicioso y la elección de las fotos un acierto total.

Besicos, amiga.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

por qué todo debe terminar asi...
Qué hermosas imágenes.

Myriam dijo...

¡Ay, estos amores que no duran!

Dime Virgi, ¿las imágenes son de Suecia?

Besos

Myriam dijo...

y abrazo bien fuerte.

Nómada planetario dijo...

Apuesto que la moda de los candados es mercadotecnia de los ferreteros. El amor no entiende de llaves, ganzúas ni puentes. Tiene su propio albedrío.
Las imágenes son poesía en sí mismas.
Besos sin llaves.

virgi dijo...

Soco, tesoro, eres una brisa poética que penetra por todas las rendijas. Así que la suerte es la mía por sentirte cerca.
Muchas más gracias y montones de besos. Montones.

virgi dijo...

La gente joven ya se dará cuenta de que los candados no sirven para nada y mucho menos para asuntos amorosos.
Apreciado Juan L., otro abrazo grande para ti.

virgi dijo...

Pues un buen piropo, sí señorita, un placer que me digas esas cosas. Si logramos darle belleza a lo que es triste, Isabel, me doy con un canto en los dientes.
Muuuuuuuuchos besos.

virgi dijo...

Sólo cuando esos recuerdos pasan a la normalidad y hasta el olvido, Patricia, ya podemos decir que hemos pasado página.
Un abrazo grande, un beso mayor.

virgi dijo...

Gracias, Cabopá, me satisfacen tus palabras.
Un besote bien cariñoso.

virgi dijo...

Es que el amor, Pedro, es así. Pocas veces somos capaces de razonarlo, lo mismo enloquecemos por un dichoso candado que deseamos darle de martillazos.
Besos besos

virgi dijo...

Hola Myriam.
Las dos imágenes del puente son de Dresde, hace un par de inviernos. Y la del cielo es desde el balcón de mi casa.
No he estado en Suecia, estuvimos a punto de ir hace unos años y aún seguimos en ello.
Besos y abrazos

virgi dijo...

Pues vaya, Nómada, no se me hubiera ocurrido ese marketing ferretero.
El otro día conté unos cuantos en un margen de un puente cercano y había como doscientos! Iba asombrada mientras contaba.
Besos :)

Sue dijo...

"Chirriaba el hierro, la melena ya no se enroscaba en otros dedos y la olvidada mediatriz se había perdido en la matemática imposible del amor".

Precioso!

Un beso.

Ginebra dijo...

Bueno, nada es para siempre... y, a fin de cuentas, es más fácil romper un candado que quitarse un tatuaje en la piel con corazón y nombre propio:)
Besos

Elvira dijo...

Me he quedado tan prendada de la primera foto que ni puedo casi mirar el resto. Luego vuelvo a por más. Besos

mateosantamarta dijo...

Como siempre, excelentes fotos y un texto bello y sugerente -melancólico, sin duda-. Quizá el amor continúa siempre, de otro modo, añorando lo perdido, cambiando de objeto...yo que sé. Besos, amiga.

marichuy dijo...

"la matemática imposible del amor". Vaya que sí.

Hermosas fotos, querida Virgi

Un abarzo

virgi dijo...

Sue, guapa, me alegra que te guste esa frase. Es que la matemática del amor tiene poca lógica, por eso chirría tanto.
Besitos montones.

virgi dijo...

Verdaderamente que sí, Ginebra. Eso de tatuarse un nombre me parece horrible, a ver como te lo quitas luego sin que se te quede la cicatriz.
Muy aguda vd. sí, señorita.
Un abrazo

virgi dijo...

Bueno, Elvira, tranki, si vuelves bien, si no, otra vez. Estamos casi en familia, un beso.
Además, es un lujo para mí que te haya gustado tanto.

virgi dijo...

Poco sabemos, querido Mateo. Y más que eso, creo que lo del amor es "sufrir", no te parece?...¡ay, qué vida esta!
Besitos :) :) :)

virgi dijo...

Marichuy, cielo, veo que coincidimos en la imposibilidad matemática.
Un abrazo transcontinental.

Tesa Medina dijo...

Pretender que un sentimiento dure siempre y rodearlo de símbolos que lo aten nunca me ha parecido una buena idea.

El candado con que muchos enamorados "encadenan" su amor me da yuyu.

El amor tiene que viajar libre como esa mano enredada en la melena de la primera parte de tu relato y disfrutarlo hasta donde llegue esa mirada que se cruza.

Me gusta mucho la segunda foto, Virgi.

Muchos besos,

Esmeralda dijo...

Me gustan las fotos y acompañadas de ese bonito texto tienen otra dimensión....los amores son caprichosos...

abrazos

virgi dijo...

Los humanos somos especialistas en atarnos, querida Tesa. A personas, a lugares, a objetos...
Admiro a la gente que es capaz de dejarlo todo y empezar de cero.
Un abrazo. Grande, enorme (me encantaría dártelo en vivo...llegará, llegará)

virgi dijo...

Caprichosos como seguramente una parte de nosotros mismos, Esmeralda.
¡Ay, el amor, el amor...!
Besitos

a volvo dijo...

"Veo" su desesperación por eliminar aquellos momentos vividos; sería estupendo conseguir llegar al olvido deshaciendo los nudos que antes (inconscientemente) tejimos.
¿Quién se para a pensar que el amor también tiene su fin?

Buenas fotos, Virgi.

tD1b, o 2.

De barro y luz dijo...

Si quitaran todos los candados que ya no unen lo que se supone cerraron... ¡menos quedarían en los puentes! pero las llaves que lanzaron al agua...esas...son irrecuperables.


Bss

ñOCO Le bOLO dijo...


No son los gruesos candados los que nos atan. Son hilos invisibles, mucho más fuertes, cuando han sido 'segregados' desde el corazón.
(Me ha quedado cursi)
Las fotos, pues que bien para el texto. Muy francesas... diría. O de otras islas.

· BdPH

· CR · & · LMA ·


Esilleviana dijo...

He sentido estas palabras como la descripción de un amor que comenzó con la fuerza y seguridad de un candado, pero que el tiempo demostró que el cerramiento no estaba asegurado, dejando escapar lo que habían guardado con mucho cariño. Genial: tanto tus fotografías como tus esplendidas palabras.

un fuerte abrazo

tanci dijo...

Hola Virgi, pues hay sellos de amor que no necesitan candados. Y hay candados que no cierran ningún amor porque cuando es por obligación éste, el amor no florece. Desde mi punto de vista mejor fluir con alas del amor y los candados dejarlos para las maletas que perpetúen el viaje en paralelo. Un fuerte abrazo Virgi.

mar dijo...

"De puente en puente y me lleva la corriente"...¿no es lo que se decía en la Oca? Pues eso, que nada permanece ni es la misma agua la que vemos pasar.
El ciclista quizá lo sabe.
Un besote, Virgi

Franziska dijo...

Realista, no cabe la menor duda. Y, como es de esperar en tí, acompañado de buenas y bellas fotos.

Un abrazo. Franziska

virgi dijo...

En esos momentos el amor es eterno y lo más importante de lo que nos rodea. Poco a poco la burbuja se desinfla.
Así nos va, querida Volvo...¡qué se le va a hacer!
Besos y besos (te dejo muchos :)

virgi dijo...

Las llaves oxidándose, los candado ídem y el amor desintegrado.
¡Ay, Gato lindo, ay!
Un ronroneo cariñoso para ti.

virgi dijo...

Cursi tal vez, realista of course. Y el puente, en Dresde...o cerca.
Besos, querido Ñoco.

virgi dijo...

(así que ni Francia ni de otras islas, sorry)
:( :( :(

virgi dijo...

Mira Esi, es que por muy seguro que sea el cierre, el amor se esfuma sin saber cómo ni cuándo ni por qué.
Gracias por tu leal apoyo, cielo.

virgi dijo...

Eso, eso, así me gusta, Tanci. Mejor dicho, imposible.
Te aplaudo y te abrazo bien fuerte.
(y quedo a la espera...)

virgi dijo...

El ciclista tampoco creo que lo supiera, Mar. Me refiero a lo del amor, siempre insondable. Y lo de la Oca...:)...pues tal vez en esas alemanias también lo juegan.
A ver si me entero, un beso y dos.

virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
virgi dijo...

Muy guapa en ese perfil, Franzis, tesoro. Eso sí que es real. El amor, pues ya sabemos.
Un abrazo gooooooordo.

LA ZARZAMORA dijo...

Estas modas de encadenarse, en los puentes, cuando éstos lo único que buscan es unir, y dejarnos libres para transitar de un lado a otro...
Besos, linda.

virgi dijo...

Cierto, Zarzamora.
Me faltaba esta tu aportación de chica ciudadana del mundo. Fíjate que no se me había ocurrido verlo desde ese ángulo.
Más y más besos

cristal00k dijo...

Cualquier gesto que alivie, es bueno para enfrentar el 'desamor'. pero la verdad, es que sólo el tiempo es capaz de llevárselo... que no sé yo, si aún es más triste...

En fin! Precioso! y muy auténtico tu relato, Virgi.

Más besos!!