lunes, 14 de enero de 2013

Pupila y palabra XXX



Gris


Las chimeneas han quedado atrás, ¿para qué volver la vista? no es ese el paisaje de tu vida, ni el aroma que te envolvía de pequeña. El ascenso hasta el lugar donde reposarás el momento justo de quitarte las medias, es largo y pesado.

Por el camino piensas en tus padres, lejos de los prados de la dulce Escocia, en el celeste firmamento sin nubes, en los riachuelos bordeados de chopos, donde jugabas a perseguir ranas, las ruinas de las colinas en lontananza y unas gaitas resonando en tu corazón.

No es tarde aún para salir de nuevo, pero todo queda lejos, los parques y las plazas, las amigas de la fábrica, las tiendas donde distraer la mirada y el pensamiento. Ese camino de retorno a casa es gris, como el humo lejano. Como es gris el abrigo con el que llegas y te vas, cada día, cada día.



Kurt Hutton te esperaba a la vuelta, para dejarnos constancia de la calle vacía, de tu pelo en la brisa y de la luz mortecina. Tú lo miras y continúas, nada significa un hombre con su cámara, no sabes que él te ve como un resplandor de belleza entre la maraña gris de rutina.





Kurt Hutton recibió en 1937 el encargo de fotografiar lo que unos años antes George Orwel había escrito acerca de su recorrido por Wigan Pier y que plasmó en un extraordinario libro (El camino a Wigan Pier), donde describe las duras condiciones de la clase trabajadora en esa zona industrial, al norte de Inglaterra.




Gracias a Pluvisca, que, con su blog “Gozar con la mirada”, nos muestra la belleza inagotable del arte y la capacidad infinita de los artistas.




75 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Tesoro, hoy sentí una empatía enorme con tu texto...

Fui y soy yo a quien describes...

;-)

De verdad.

Creo que jamás fui tan sincera en un comentario.

Me leíste el alma???

Besos, a esa mujer que es mi imagen grabada en el instante.

Muaaaccckkkksss!!!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Que descripción exacta y palpable de toda una vida. La foto y tus palabras dejan una tristeza gris grabada en el alma.
Como siempre, lo bordaste.
Besicos muchos.

tecla dijo...

Me maravilla la manera en que te hundes en un ambiente y un paisaje como si lo hubieras vivido tan intensamente que aún te encontrases dentro de él y apareciera de verdad Kurt Hutton con su magia entre las manos.
Cuanto te admiro, Virgi.
Yo también añoro con dolor los paisajes de mi infancia.

mateosantamarta dijo...

Leí otros libros de Orwell, varios, entre ellos uno que habla sobre las condiciones de vida de los mineros, pero no éste.
El texto es muy bueno y lo es la foto, pero todo ello peca de gris. El gris es muy nítido para expresar las cosas pero se deja algunos destellos cromáticos por el camino. Un abrazo, amiga.

virgi dijo...

Zarzamora, no te he leído el alma, pero ahora me emociona tu corazón.
Cuando ví la foto en el blog de Pluvisca, algo se removió en mí.
Pasaron varios días y volví a verla, así fui poniéndome en el lugar de esa mujer. Y entonces, por lo que veo, también de ti.
Me alegras, cielo, que sepas que todas tenemos algo de no querer mirar atrás, según como sean los paisajes.
Montaña de besos

virgi dijo...

Gracias, querida Nani, tan efusiva y leal, te van besos, pero no grises, sino con los colores del arco iris.

virgi dijo...

Tecla, preciosa, los paisajes ya no volverán por mucho que vayamos en su busca. Recuerdo una entrada que hiciste hace poco tiempo relacionada con esto.
Muy gratificantes tus visitas, mi abrazo grande y largo.

virgi dijo...

Orwell tiene grandes obras. Basta para amarlo su lucha en España y todo lo que defendió a la clase trabajadora.
Querido Mateo, si viviera, estaría horrorizado.
Un abrazo fuerte y muy cariñoso, que lo sientas desde ahí.

María Socorro Luis dijo...


Precioso texto Virgi. con ese toque de evocadora y serena belleza.

El gris es un azul con pena...

Besos y amapolas.

Genín dijo...

Si no fuera por la mujer, la foto me dejaría muy triste...
Besos y salud

Verso a beso dijo...

Qué difícil es liberarse del gris... tanto del exterior como del interior.
Una prosa precisa y sobria, de mucha calidad.

Bss

Elvira dijo...

Maravillosa foto y el texto le va perfecto, me gusta muchísimo.

Besos

Isabel Martínez Barquero dijo...

La foto es impactante, sí, habla o, más bien, emite confidencias, quizás las mismas que tú has recogido en este texto hermoso y con el que cualquiera puede identificarse (cuántas veces nos sentimos así, solos en medio de un entorno hostil, y huimos sin mirar atrás, decididos.
Un beso, querida Virgi.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Con esa foto, y con solamente el primer párrafo, ya sería un gran post.
· La maraña gris de fondo, del trabajo duro, es una maravilla.

· BdPH

· CR · & · LMA ·


Esmeralda dijo...

Una foto melancólica que hace reflexionar y más leyendo tu magnífico texto .

Un post 'sucoso'
Abrazos Vir

ñOCO Le bOLO dijo...

un post jugoso, creo que eso es lo que quiere decir... y lo es

marichuy dijo...

Una fotografía hermosa en medio de su grisura y tristeza.

Y como siempre, hermosas palabras tuyas para acompañar todo tipo de imágenes.

Un beso, querida Virgi

Remei dijo...

Este gris hace que se me encoja el alma, pero lo disfruto con la melancolía justa.

Virgi un extraordinario post!
Un beso.

Pluma Roja dijo...

Es mejor continuar caminando sin voltear la vista para atrás. Me encanta como escribes Virgi.

Precioso texto.

Besos.

S. dijo...

Has literatulizado una fotografía y eso merece que una estrella sea bautizada con tu nombre.

Bs.

virgi dijo...

Un piropo excesivo, Sarco, gracias, gracias, besos.
(te avisaré por lo del bautizo)

Isabel dijo...

Imagen impactante que me recuerda a lugares; yo recorría todos los días unos lavaderos de carbón para llegar al lugar de mi trabajo: un centro de educación en un barrio obrero.

Aprendo contigo, virgi, a extraer historias porque lo que tú cuentas es de verdad, como la vida misma.

Gracias por el enlace, bueno, por todo, por como eres.

Gran beso achuchao.

Aldabra dijo...

es una imagen tremenda que dice demasiadas cosas grises!

bicos,

VICTOR VERGARA dijo...

La belleza está en todo, todo posee una pequeña grieta, una rendija, un ángulo secreto por donde se accede a ella; y el ojo acaba de completar la operación de magnificarla, de glorificarla. Y las manos, para compartirlo con los demás.

Precioso texto, gran enlace.

Besos. Feliz año.

Verae dijo...

Todo va cambiando en la vida, incluso los desastres naturales dejan a su paso un nuevo paisaje pero ninguno tan atroz y pesimista como el que está dejando el ser humano.

Me emocionó el sonido de las gaitas. La música nos devuelve las emociones perdidas porque tiene la capacidad de tocarnos el alma.

Te dejo un beso Virgi.

Darío dijo...

Una imagen que conmueve. Un abrazo.

ohma dijo...

La Inglaterra industrial ha quedado muy atrás, hoy ya no saben ni de qué viven como pasa aquí.
Saludos.

Pamisola dijo...

Es fantástico Lo que nos puede sugerir una fotografía.
Muy bueno el relato, Virgi.

Y gracias por la información sobre el libro de Orwell, debe ser muy interesante.

mjromero dijo...

Mi ciudad también es gris,y tiene nubes de humo, y casas así a pie de horno industrial, de algún barrio próximo a las fábricas, y lo peor lo que el fotógrafo no puede captar el mal olor, sobre todo cuando hay algún escape de gas.
Pues a pesar de todo mi ciudad no es tan espeluznante como esa fotografía, tan espeluznante me parece que la figura humana me parece pura anécdota a pesar de que es lo más importante.
Touchée, así me voy.
Un abrazo.

Aristos Veyrud dijo...

En los tantos siglos de ollín y oscurantismo material-espiritual el ideal estético siempre pugnará por filtrar su luz y redimir lo humano.
Un texto a la altura estética del artista.
Abrazos!!!

Aristos Veyrud dijo...

Uyyyy!!! se me fue la h de hollín ja ja ja.

Alís dijo...

Gracias a ti por recrear esta interesante imagen. Y bonita dentro de la fealdad de las chimeneas y el humo.
Y gracias por presentarme a Hutton.

Un abrazo

virgi dijo...

Alis, q alegria vert otra vez! un abrazo enorme.

V dijo...

Excelente Virgi. Me ha emocionado esa foto. No suelo comentar cuestiones personales pero es la viva imagen de mi madre, que se pasó casi treinta años en una fabrica. Incluso físicamente.
No he leido esa obra de Orwell, ni tan siquiera la conocía. Y mira que he leido a Orwell. Gracias Virgi.

Beauséant dijo...

Hay que ver lo que cambia la foto si quitamos a la chica, ¿verdad? Supongo que sería una modelo, pero eso no le quita fuerza ni a la foto ni al texto que lo acompaña.

virgi dijo...

V. soy yo ahora la emocionada y m toca el corazon lo que me dices.
Te abrazo conmovida, siento hondamente lo que cuentas.

Juan L. Trujillo dijo...

Esa fotografía, junto a tu prosa me ayudan a recordar mi infancia. El verde de la huerta, el azul del cielo que iluminaba un puñado de vides, el rumor del agua de la noria.
La vida nos empujó a la tristeza del humo y la grisácea y dura realidad del adoquinado.
Todo eso me ha recordado tu entrada.
Gracias. Un abrazo.

Isabel Expósito dijo...

Virgi, ¡qué bien dibujas con palabras la atmósfera gris, la triste belleza de esta instantánea sobrecogedora! Un abrazo

Mayte dijo...

Fascinante...sin palabras.

Un beso enorme a tu arte!

Manuel dijo...

En un mundo sin libertad todo parece gris...

pluvisca dijo...

AY Virgi!, acabo de ver la entrada ahora, no sabes como me alegro de tu detalle.

Me encanta tu entrada, el relato y la cita a Orwell que era un escritor quE marco mi juventud y que sigue vigente hoy y creo que siempre.

Gracias mi niña por tu entrada.

A mi me encanta como sabes convinar escritos y fotografias, eres una artista

Un abrazo

virgi dijo...

Alegría grande de que te guste, querida Pluvisca.
Mucho del material que cuelgas es muy sugerente paa formara historias, pero la verdad es que esta foto es impresionante.
Un fuerte abrazo y gracias a ti, por el blog que tienes.

tanci dijo...

Mi querida amiga,con tu magnífico texto le has puesto colores a esa fotografía.O bien los matices tan bellos que has destacado ha posibilitado que no la veamos tan gris.Y aunque la cruda realidad está ahí para no olvidar la Historia,con tu sensibilidad nos la has dulcificado,si cabe. Y además nos aportas material imprescindible para llenarnos más.Gracias.Vuelvo a leerte una vez y otra más.Y es que me gustó más allá del corazón.Abrazos de colores con tantos matices de grises como tú quieras.

Fernando Santos (Chana) dijo...

Excelente fotografia e escrito....
Cumprimrntos

violeta dijo...

Que sensación y sentimiento me has hecho sentir hoy con tu entrada... Mientras te leía, visualizaba y sentía cada escena que mostrabas y me hiciste sentir en una sala de cine donde el gris me enseñaba todos los matices hasta tocarme el corazón.
Qué grande eres!
Mi abrazo

Adriana Alba dijo...

Un texto lùcido y profundo.
La foto magnìfica.
Abrazos Virgi.

edgar dijo...

Te pones y nos pones en el lugar de tantas personas que han trabajado a costa de sus vidas. O por lo menos, dejando de lado una parte importante de ella.
Un abrazo

edgar dijo...

Cada uno de nosotros se puede ver reflejado en esta entrada.

Verónica C. dijo...

La imagen cuenta la historia por si misma y el texto fotografía cada palabra.

Me ha gustado mucho esta entrada gris, Virgi.

Besos

virgi dijo...

¡Ah, Verónica, qué bien lo de "el texto fotografía cada palabra"!
Para pensarlo.
Besos besos

silvia zappia dijo...

la lectura de la imagen.
tu lectura, como aquella "ansia", es también una imagen,palpable, maravillosa.


abrazo, virgi*

virgi dijo...

Una alegría grande que estés otra vez por aquí. Un fuerte fuerte abrazo, Silvia.

TriniReina dijo...

Por qué no ha de haber belleza en lo gris?
Así, entre lo gris, resalta más la luz de la hermosura y somos más conscientes de ella.

Besos

Sue dijo...

La foto es sobrecogedora y tu texto la enriquece.

Un beso artista.

virgi dijo...

Seguramente, mi guapa Sue, si escribieras tú algo acerca de la foto, aprendería mucho, pero mucho.
Sabes bien lo que me gusta leerte.

Besos besos besos
(te ví súper,sí)

ANTIQVA dijo...

Amiga, te texto tan tremendo te ha inspirado esa imagen tan tremenda, igualmente...

Pleno del dramatismo de la vida.

Magnifico texto y terrible realidad

Un abrazo

mar dijo...

También parece que la chica es gris, pero no, tiene una decisión y una elegancia que presagian mucho más, alguna vida interior que tal vez el fotógrafo logró intuir.
Bueno, mucho, me gustó.
Besotes

Alí Reyes H. dijo...

Paisaje atosigante. El fotógrafo logró que el observador de la foto lo sintiera así

Evanir dijo...

Amizade, bem precioso
Que a vida pode nos dar
Tesouro muito valioso
Que ninguém consegue roubar.
A amizade verdadeira,
Não tem hora,não tem lugar.
Também não é passageira
Quando vem, é para ficar.
È assim mesmo uma grande amizade,
e eu tenho você como um tesouro na minha vida.
Uma semana rica de saúde farta de amor iluminada pela esperança
junte tudo isso e poderá sentir no seu coração .
Quanto Deus te abençoa a cada amanhecer.
Uma linda semana beijos no coração carinhosamente .
Evanir..

Isabel Barceló Chico dijo...

Preciosa la lectura que has hecho de la fotografía, virgi, con tu sensibilidad habitual y esa imaginación que parece haber vivido mil vidas. Un abrazo muy fuerte.

virgi dijo...

Tus palabras son un lujazo, Isabel.
Mira que con lo que sabes y lo bien que escribes regalarme estos comentarios tan gratificantes!!!
Montaña de besos

Esilleviana dijo...

Un fotoperiodista que encontró la belleza, humanidad, alegría en los lugares más insospechados

http://www.cadadiaunfotografo.com/2011/10/kurt-hutton.html

Un texto muy apropiado para estos días de escándalo tras escándalo.

Un fuerte abrazo Virgi

virgi dijo...

Gracias por el link, Esi.
Precisamente lo visité cuando preparaba esta entrada.
Bsos, cielo.

Ginebra dijo...

Orwel fue un gran tipo, el máximo exponente del socialismo utópico. Dueño de una fábrica textil, incluyó en esta escuelas para los hijos de los obreros y economatos para que pudiesen adquirir alimentos a un precio módico. Asignó a sus empleados un sueldo justo y atención sanitaria.
Se arruinó porque su negocio tan justo no era competitivo como los demás negocios que explotaban al trabajador a cambio de un jugoso beneficio.
Pero le recordamos como uno de los pioneros del movimiento obrero que consiguió liberar de la miseria a millones de personas.
Hoy esto parece olvidado y con los recortes y la pérdida de derechos caminamos de nuevo al siglo XIX, mi querida Virgi.

Bonito relato a partir de una imagen y un post con un contenido muy interesante.
Besos

virgi dijo...

Exacto, Ginebra, es lo que llevo diciendo hace un tiempo: directos al s. XIX.
Y de seguir así, nos acercaremos a la Edad Media: nobles, clero y plebe (la mayoría gracias a estos desalmados).
Besitos y gracias por venir hasta aquí.

virgi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maria dijo...

Estremece el reportaje d Hutton sobre lo que hizo Orwell...¡vaya dos!
Ahor mismo ya se podría ir haciendo todo un recorrido casi parecido en este país desastrado.
¡ay, Virgi!

Tesa Medina dijo...

Virgi, qué esplendido texto para esta mítica foto.

Un fotoperiodista de los buenos, seguro que estaría feliz si hubieras sido tú la que le pusieras los pies a sus imágenes.

Un post precioso, Virgi.

Muchos besos,

virgi dijo...

Tesa, por favor, con lo creativa que eres, no me digas esas cosas, que luego me las creo.
Besos, tesoro

(pero te lo agradezco muchísimo, eh?)

salambó dijo...

Lo encuentro duro y real, pero muy bien escrito, bello, Virgi.

edgar dijo...

Estuve leyendo sobre este trabajo, muy interesante, épocas tristes, gente grande.
Abrazo nuevamente

Clarice Baricco dijo...

Gracias por la información, no la conocía. Me encantó.

virgi dijo...

Besos a tu recorrido, Clarice.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

no solo la ve, también la inmortaliza. Qué belleza.

doramas de luis dijo...

Curioso este blog. Por enérgicamente crítico, algo "antisistema", si bien sin excesoss verbales, como si casi tanto como las palabras importaran las imágenes.

Saludos desde la isla hermana de Gran Canaria.