miércoles, 15 de agosto de 2012

Desatinos


Hacía calor

la piscina estaba cerrada.






 





 
Caminé hasta el río.







Desesperada, incapaz de molestar al pato,
me lancé a la acequia.
 


Ni aún así, 
logré volver a mi infancia de mar y rocas. 




Fotos Virgi
Madrid, Zamora, Miranda do Douro, La Olmeda, Tacoronte

72 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Tu mirada es una linda mirada, una pura y linda mirada.

Bs.

virgi dijo...

Gracias, Sarco, tus palabras sí que son lindas.
Besos besos

Isabel Expósito dijo...

¡Qué desatinos tan atinados! A veces cuesta conseguir el camino de vuelta, a veces, solo a veces. Un abrazo

Alí Reyes H. dijo...

¿Por qué es que me gusta tanto tu composición de fotos y texto?
La verdad es que lo ignoro, pero me gusta

virgi dijo...

Gracias, Isabel, Alí.
Besitos

iliamehoy dijo...

No en tiempo, pero si en esencia: lo mejor de esa infancia, asoma con delicadeza en cada una de tus letras.
Una sonrisa

virgi dijo...

¡Ilia, qué alegría!
Sabes bien lo que me gusta saber de ti.
Un abrazo enorme

Darío dijo...

De todas formas, estás encantadora...Un abrazo.

virgi dijo...

Gracias por el piropo. Otro abrazo para ti.

Esilleviana dijo...

Tú disparates??
imposible.
Te siento tan certera y siempre tan razonable como Mª Jesús.

caminando llegaste desde la acequia donde corre el agua dulce hasta la orilla de tu mar de rocas y peces.

Preciosas fotografías, V.

un abrazo

fgiucich dijo...

Bello y nostálgico. Abrazos.

Cabopá dijo...

Serán desatinos, pero no lo parecen...

Un montaje fotográfico delicioso muy bien acompañado por las palabras y por esa cara juvenil tan alegre...

¡Qué mona!...¿por qué pasará el tiempo tan rápido?

Besicos salados, amiga.

Genín dijo...

Claro, esas rocas de marea baja nunca se olvidan...
Besos y salud

Pluma Roja dijo...

Precioso Virgi, no se vuelve se recuerda nada más. Linda foto.

Saludos cariñosos.

marichuy dijo...

Qué linda, tú, en esa foto. Y qué considerada con el pato.

Un beso, querida Virgi.

virgi dijo...

ja ja me encantó lo del pato,
besos, Marichuy

María Socorro Luis dijo...


Precioso. Preciosa.

Te he robado la foto. Quiero eternizar esa sonrisa.

Abrazolargolargo...

Tesa Medina dijo...

Virgi, estás tan guapa de niña como en la foto que tienes en tu perfil ahora.

Me encanta esa manera de mirar poética con la que me identifico. Los desatinos están demasiado presentes hoy.

Seguro que al pato no le hubiera importado compartir el agua contigo.

Me doy una vuelta por el blog y me voy poniendo al día, aún ando a medio gas.

Un beso,

pfp dijo...

no te conozco virgi, pero juraría que mantienes la chispa en los ojos.

un abrazo, pilar

Aldabra dijo...

es que hay cosas que "físicamente" no pueden ser y además es imposible pero.... siempre nos queda la mente, y en la mente y en espíritu sí que vuelves una y otra vez a tu infancia.

biquiños,

pluvisca dijo...

Que hermosa la última foto ¿eres tu?

Vaya con el bar y la piscina...no me negaras que la puerta es genial...

Besos

Myriam dijo...

Linda tu foto, Virgi y como dice Aldabra, con la mete podemos volar, crear, soñar.

Besos

virgi dijo...

Hola Pluvisca.
Sí, soy yo con seis años. Afortunadamente mis hermanos y yo tenemos muchas de pequeños, hechas por nuestros padres.
Un beso

Isabel dijo...

Esa foto en blanco y negro tiene todos los colores y las sonrisas.

Linda, linda.

Besos

Mayte dijo...

Imposible porque aún late en ti ese verano de piedras, de agua y vida...belleza pura.

besos!

Franziska dijo...

¿Por qué la infancia será esa patria en la que siempre queremos renacer?

¿Eres tú esa niña tan sonriente que nos está mirando?

¿Desatinos, dices? Yo creo que el corazón tenía sus razones.

Un abrazo. Franziska

virgi dijo...

Sí, Franzis, esa soy yo, feliz al lado del mar.
Besos a tu comprensión.

mar dijo...

Linda niña rodeada de agua. Así se entiende tu desesperación.
Besos, virgi, abrazos

De cenizas dijo...

Pues en una zambullida no es difícil volver a la infancia... aunque sea por unos instantes. Aunque sea una zambullida de imágenes y palabras.

besos

Sue dijo...

Haces aún más bellos los lugares por los que pasas. Aunque suene cursi es la purita verdad.

Un beso.

mjromero dijo...

Qué preciosidiad volver a ver el mar y las rocas en los colores gris y blanco y negro de las fotografías,así al final cuando fue al principio.
Me encanta la composición.
Un abrazo.

XuanRata dijo...

La clave del camino estaba en el pato: un niño o una niña nunca habría temido molestarlo.

Un abrazo.

Ginebra dijo...

Al pato le hubiese encantado tenerte como compañera. Lo de la acequia fue un acto irracional, Virgi... ¿una acequia????.
En fin, cada cual busca calmar los rigores estivales de la mejor manera posible (o de la forma más rápida).
Besos

ñOCO Le bOLO dijo...


· Esa infancia de mar y rocas es un paisaje interior del que nunca has salido. La muestra es el mismo post, que no es más que una elongación de la memoria.
Ya sé, elongación no queda bien, pon prolongación.

He vuelto. Ya ves. Todo un placer reencontrarte.

· BdPH

CR. & .LMA
________________________________
·

virgi dijo...

¡Ñoco querido, qué alegría!
Un abrazo bien grande, enorme

ANTIQVA dijo...

Oh, es cierto, somos muchos los que ingenuamente seguimos pensando que en las acequias nos esta esperando la infancia...

Bellisima creacion, amiga

Un abrazo fuerte

mateosantamarta dijo...

No es cierto, Virgi: hoy te contradigo. Creo que sabes regresar a la infancia, que no la has perdido. Es posible que tu bagaje vital y tu sabiduría te despisten un poco. Pero está claro que no has perdido a tu niña y que te zambulles con ella en acequia, piscina, río o mar. Besos, amiga. Refrescante post para un día insoportablemente caluroso en Madrid.

virgi dijo...

¡Ah, qué preciosa visita, Mateo!
Me has tocado el corazón, te abrazo agradecida.
Muchos besos, muchos

Beauséant dijo...

uno siempre acaba volviendo al lugar en donde empezó todo, ¿verdad?

el bar no estaba cerrado, más bien era una negación rotunda de cualquier cosa, qué forma de cerrar las cosas ;)

LA ZARZAMORA dijo...

Hay días en que ese regreso es arduo e inalcanzable, y otros en los que zambullirse es un refresco salvaje para la memoria.

Besos, mi tesoro.

P.S. Las vi todas... estás pá comerte!!!

Y gracias siempre.

Ximens dijo...

Me encanta el enlace de fotos que nos lleva a la de la juventud. Siempre se vuelve a la juventud. Me gusta el toque amarillo verdoso de tus fotos.

virgi dijo...

Volvemos sin volver, no les parece más adecuado?
Besos

gaia07 dijo...

En estos tiempos son más bien aciertos incluso no hacer sombra a los recuerdos hermosos.
Un abrazo enorme

Elvira dijo...

¡Qué divina estás en las rocas!!!! Y eso tan grande es un río???? Madre mía. ¡Cómo me gustan tus entradas!

Besos

Alejandro Kreiner dijo...

Hay recuerdos de la niñez que perduran toda la vida.

Saludos.

virgi dijo...

Es el Duero, querida Elvira, a la altura de Miranda de Duero.
Besitos y montón de gracias

virgi dijo...

Gracias por venir, Alejandro.
Un abrazo

Laura Lerer dijo...

Precioso tu blog, te seguiré...

salambó dijo...

Regreso después de un descanso (hablamos). Percibo unos dias magníficos por esos lugares, con añoranzas comprensibles...¡oh, el mar, siempre el mar!
Abrazos salados

virgi dijo...

Bienvenida, Laura.
Me alegra que te guste el lugar, besos.


¡Volviste, Salambó, qué bien!
Besos también.

(* dijo...

A veces se me despierta una nostalgia dulce por épocas que no he vivido. Me ha ocurrido hoy con tu última fotografía.
Un beso, Virgi.

Lichazul dijo...

ni siquiera el agua del río ni el río es el mismo

hermosas fotos Virgi

abrazo y feliz semana

Aristos Veyrud dijo...

No sabemos cuantas veces parpadeamos durante el día, hay muchos actos que nuestra consciencia no registra, uno de ellos es ese constante ir y venir hacia y desde nuestra infancia, a veces nos sorprende esa mágica superposición de dimensiones donde va quedando tejida nuestra biografía. En un trozo de canción, en un verso, en ese breve abrazo del arte que da cuenta de nosotros y de todo lo demás.
Un abrazo!!!

virgi dijo...

Gracias, Aristos, bella visita.
Otro para ti.

Mar dijo...

Difícil tarea volver a las emociones de tiempos pasados.

Gracias por tu visita a La Bitácora.

Saludos!

virgi dijo...

Gracias a ti,Mar, por venir.
Un beso

La sonrisa de Hiperión dijo...

Las vacaciones de siempre...

Saludos y un abrazo.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Siempre se puede volver a la infancia con la imaginación.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Nayuribe dijo...

Un golpe de realidad te golpeó en la cara esa tarde... a mi me ha pasado igual... volver a lugares de mi niñez y no reconocer siquiera donde jugabas... porque el cemento te nubla la vista.

Besitos

tanci dijo...

Vengo un ratito a jugar con la niña de entonces, la niña de ahora.Me gusta su compañía. Entretenida como he estado entre ternuras, recuerdos y un fuerte requebrajo, vuelvo. No me queda más que seguir nadando y, de vez en cuando, volver aunque la piscina esté cerrada. El nisperero sigue, la tunera presta a darnos sus frutos y el mar, la mar, aunque retirada de la terraza, mantiene su marejada permanente de vida y rutina.El pulpo y la sama seguirán al lado de la niña que nunca se ha ido y que permanece entre sus recuerdos, letras y juegos. Te abrazo Virgi, te abrazo emotivamente.

virgi dijo...

Me emocionas, Tanci querida, sin más explicaciones, las dos sabemos bien. A mí también me gusta la compañía de la niña que me lee, entre macetas, tuneras, nispereros y el mar, siempre el mar.
Y te abrazo con fuerza, más que ayer, mucho más.

maria dijo...

El verano, siempre propicico a vernos tal y como éramos. Aunque no lo consigamos, el recorrido suele traernos asociadas otras cosas también sugerentes.
Besotes

maria dijo...

(voy a la cita, je je)

Isabel Mercadé dijo...

No, nunca se vuelve. Pero tú nos has hecho recuperar la emoción.
Un abrazo, Virgi.

virgi dijo...

¡Ah, qué placer que vengas, Isabel!
Otro abrazo grande para ti.

alkerme dijo...

Un desatino como otro cualquiera pero me ha gustado toda esa mezcla.

Un beso.

virgi dijo...

Gracias, Alkerme, por llegar hasta aquí. Un abrazo

Clarice Baricco dijo...



La foto de la niña es genial. Hermosa foto.

maria dijo...

No te dije que había visitado tu infancia. Una monería, tierna en verdad.
Besazo de los grandes

virgi dijo...

Más besos a las dos...¿se pusieron de acuerdo?

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Qué hermosa niña feliz.
Besos.

virgi dijo...

Sobre todo, feliz.
Y muy libre.
Montones de besos.