viernes, 20 de enero de 2012

Canción

Cántame una canción, le dice con voz verde de sol y luz. Se acurruca a un lado y entona sus temas favoritos. Al son de los rasgueos, las gaviotas se paran en seco, aleteando en el cielo para no perder ni una nota. Mientras toca y canta, los ojos del cardón se pierden entre el barniz almibarado de la madera y las cuerdas, prietas sobre el mástil. La mira arrobado, descubriendo las curvas y los pliegues escondidos, la tersura de la caja, el misterioso hueco, redondo como la luna llena.
Sus púas se reblandecen al son de la música y los brazos, tersos y carnosos, se contonean imperceptiblemente, en una danza que sólo él disfruta.
Cuando acaba, no puede hacer otra cosa que dársela, tal es el fervor con que la desea.

Me graznan las gaviotas que en la penumbra de la tarde, del cardón sale una canción de amor. Lo que no logro adivinar es si la melodía es de dicha o de dolor.




Camino de una playa recóndita, encontré este abrazo de madera y savia.
Me llegó un hálito de tristeza, ¿quién abandona una guitarra entre los brazos de un cardón?





Esta mi canción para Eva, plena de luz, poderosa como su mar.

Foto Virgi
La Palma, dic. 11

76 comentarios:

Cabopá dijo...

Tus palabras llegan hasta la savia del cardón, con los sones de esa guitarra abandonada entre sus brazos.

¡Qué bonico texto y qué preciosidad de foto!

Al pinchar en "eva" me he quedado con la boca abierta, por la belleza de La zarzamora....

Besicos murcianos.

virgi dijo...

¡Qué rapidez, Cabopá!
Así da gusto colgar algo, enseguida se empiezan a ver los resultados. Una oleada de besos y gracias para ti.

don vito andolina dijo...

Hola Virgi..una delicia,pura sinfonía de luz, de sonido...armonía...
Gracias guapa, pasa buen día, besos trepidantes..

De cenizas dijo...

¡Cuánta nota muerta resuena en la memoria de madera de la guitarra!

Bonito homenaje a ese cruel encuentro.


besos

virgi dijo...

De Cenizas, me quedé muy sorprendida al encontrar la guitarra como clavada en la planta. Dos elementos tan hermosos, parecía un cuadro surrealista.
Muchos besos, Gatito.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Quizá alguien que escapaba, y su guitarra es su condena. Pero mejor no profundizar en asuntos raros, el texto es una canción, en sí mismo. Un abrazo.

Arantza G. dijo...

Belleza entre el dolor.
Besos

Elvira dijo...

Me encanta cómo encuentras inspiración en tantas cosas. Y sí, esa guitarra da un poco de pena..

Besos

Pluma Roja dijo...

Alguien la dejó por un momento guardada y se olvidó recogerla. La suerte estaba tirada, era para ti.

Lindo texto Virgi.

Beso.

virgi dijo...

El regalo es que vengas, Pluma, muchos besos.
:) :) :)

Encarni dijo...

Yo creo que la guitarra quería estar allí para ser admirada, o tal vez había algun tipo de relación amistosa entre ellos.

Un abrazo.

Isabel Barceló Chico dijo...

Precioso texto, virgi. La imagen es singular y muy melancólica. Sin duda, alguien la dejó allí para no volver a cantar nunca jamás. Algo especial tiene tu tierra cuando es capaz de producir guitarras entre las púas. Besos, querida amiga.

tanci dijo...

Guitarra, llora guitarra... Y suerte de haber sido descubierta por tus ojos y por tu ternura hecha letra y melodía. Al aire sus notas llega hasta esa gaviota que aletenado luce un revuelo de "ton y son". Y mientras ese cardón, dándole cobijo y sombra, le muestra con todo su esplendor su arrope. Bellísimo relato que recoge el lamento ante el olvido de tan buen instrumento.Un montón de besos sonoros.

Mayte dijo...

Tus palabras atraviesan y llegan profundas, serenas...llenas de intesidad que derrite.

Besos.

ANTIQVA dijo...

Se trata de una imagen que, sin duda, nos arrastra a la tristeza...

Muy bellas las palabras, amiga

Un abrazo

virgi dijo...

Antiqua, yo también le ví esa tristeza, aunque también había un rastro de alegría, como de final de fiesta.
Besos

diego dijo...

Hay amores imposibles, Virgi, yo lo sé. Pero la melodía que surge del cardón es de dicha, seguro. Los amores imposibles suelen ser los más intensos.

virgi dijo...

Sabiduría en tus palabras, Diego. Así es, esa imposibilidad confiere al amor una intensidad inmensa. Pasión pura.
Un abrazo grande

TriniReina dijo...

Sé de alguien a quién le sentaría especialmente mal ver esta foto; por su amor a la guitarra, no más.

Vaya imaginación que tienes, sí que hay que tener arte para trazar este texto y plasmar con tanta belleza la unión guitarra cardón.

Besossssss

XuanRata dijo...

Una guitarra plantada, una nueva especie para la botánica, una madriguera para la cigarra. Una ocasión para tu canción.

Puedes ganarte la vida buscando tesoros.

Genín dijo...

Me he quedado intrigado, la foto es de una belleza extraordinaria, la guitarra no es una cualquiera y vivió mucho, pero que postura y sitio para estar, ¿O será que ya no está?
Besos y salud

ruben dijo...

Con esa herida de muerte de tocarla, mejor que en un contenedor, está ahí: Protegida por las espinas del cardón.Pronto mimetizará el verde.
Un beso

ruben dijo...

Con esa herida de muerte de tocarla, mejor que en un contenedor, está ahí: Protegida por las espinas del cardón. Pronto mimetizará el verde.
Un beso

mjromero dijo...

Hasta podría cantarse y creo que no resultaría una canción triste, la imagen me gusta por el colorido verde y porque la naturaleza acoge aunque sea con pinchos.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Sorprendente lugar para dejar a una guitarra así tan tiesa y parada en un lugar tan pinchudo.

Tu canción preciosa.

Muy buen fin de semana, Virgi.

LA ZARZAMORA dijo...

Quebrajada la voz, la guitarra se anida en un lugar donde protegerse de notas discordantes, guarecida por la voz de una sinfonía de amor y dichas.

:)

Eres un cielo.
Gracias, Virgi.

Besos.

Ginebra dijo...

Pues siendo una canción de amor,me imagino que contendrá alegría y tristeza..
Bonito regalo el que haces a tu amiga, supongo que se alegrará mucho:)
Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Eva, sin duda estará contenta con tu texto.
Es una curiosa sensación la de la foto: los colores estallan y engullen, las formas atraen y repelen.
Besos.

virgi dijo...

Suponía que sí y ahora veo que sí.
Me alegra que les guste, del cardón también salen besos.

mar dijo...

Para completar la escena, sólo faltó que al pasar, oyeras la melodía de amor...no me digas que no hubiera sido sorprendente y mágico.
Me gusta que nos hayas traído esta historia, misteriosa y pasional.

Tesa dijo...

La guitarra boca abajo con el alma partida canta un blues entre el verde que la arropa.

La composición es muy plástica y los texto poesía, Virgi, poesía.

Un beso,

Leonel Licea dijo...

Hermoso, delicado, conmovedor.
Es un deleite leerte.
Un abrazo fuerte, Virgi.
Leo

marichuy dijo...

Qué hermosa, aunque al final sentí un poquito de tristeza al ver la guitarra abandonada. [pero la foto, el contraste de colores, es genial.]

Un beso, querida Virgi.

Milu dijo...

Me ha encantado una vez más, el cardón abrazado a la guitarra parece que quiera proteger su silencio.Melancolía y amor a partes iguales.

Besos

Isabel dijo...

Canción hermosa la que has hecho con este hallazgo, que tan bien has sabido guardar, para nuestro disfrute.

Quizás, me digo observando la imagen, fuera desdichado/a en amores que se le clavaban como las espinas del cardón.

Abrazos.

mateosantamarta dijo...

Las canciones de amor son tristes...casi siempre. El amor es frágil, poco duradero...como el son de la guitarra, tan hermoso, tan evocador...pero se disuelve en el aire. Una foto muy sugerente. Un abrazo, Virgi!

mgab. dijo...

tú sin duda has sabido hacer los brazos del cáctus más dulces, su música te lo agradecerá, querida Virgi..

fgiucich dijo...

Admiro tu destreza con la prosa. Un placer leerte. AbrazosPD el texto de la Zarzamora, impecable.

virgi dijo...

El placer es mío leyendo los comentarios...¡ah, gracias!

zayi dijo...

No está abandonada, Virgi, está allí para suavizar la existencia del cardón.
Se le siente a gusto.
Precioso!
Un beso.

virgi dijo...

Muy acertada Zay, sí, ¿como no lo había pensado antes? Ahí está el quid de la questión.
Besitos, cielo.

gaia07 dijo...

¿Quién necesite ocupar sus brazos con otro amor?

Un beso

Belén dijo...

Es una canción hermosa, la puedo escuchar desde aquí!!!

Besicos

mar dijo...

Fui al blog de tu amiga...muy interesante, creo que la visitaré de ahora en adelante.
Un beso

tecla dijo...

Seguramente la escondieron allí para que el cardón la proteja con sus púas.
En cuanto a la melodía, seguro que era de dicha y emoción.
Qué bonito escribes Virgi mía.

cristal00k dijo...

Hay objetos, gentes... que encuentran su destino por caminos insospechados. Esa guitarra sabía donde y con quien quería ir. Estoy segura.
Precioso texto el de hoy.

Un beso, Virgi.

Sue dijo...

¿De verdad que encontraste una guitarra ahí? Qué belleza. Y qué palabras para describir el instante en que tomaste esa foto. Me ha encantado.

Besos.

alkerme dijo...

Pues sí, la verdad. ¿Cómo llega hasta ahí una guitarra?
Y sin embargo, tu encuentras palabras para ello...

Saludos, Virgi.

V dijo...

No te escapas sin el pertinente comentario dela foto del perfil. Creo que resume perfectamente tu manera de entender la vida y tantas otras cosas. Y ahora,en tu penultima muda, te nos apareces casi como invitando a contemplar, o a mantener cordial charla en ese banco. Dice mucho esafoto.Enhorabuena.
Y luego lo de la guitarra que prende donde igual hasta se la espera. Y el texto. Francamente sugerente, sin duda.Un abrazo.

virgi dijo...

Hola V.
Veo que te empleaste a fondo, aunque me parece que resumiste demasiado tus apreciaciones sobre lo del perfil. A ver si lo alargas un poco, me fío de lo que puedas ver, con leer tus entradas sobre cine....
Un beso con sonrisa amplia.

Vera E. dijo...

Si la música amansa las fieras...tal vez, quien dejó la guitarra pensó que, dejándola ahí, el cardón ablandaría sus espinas.

BsoT, Virgi.

Rayuela dijo...

será que el cardón necesitaba de cantos.o que el cardón fue refugio de cantos prohibidos.o...

un placer leerte, como siempre.
mil besos*

V dijo...

Pues claro que lo alargo.Ahora, no me voy a eternizar como en mis entradas. Cuando he visto la foto lo primero en lo que he pensado no es en el fondo,sino en la supuesta y enigmática cuarta pared. Inmediatamente uno cree que ese banco no está ahí por casualidad. Ni uno se sienta ahí por azar. Da la sensación de que algo hermoso,vital y que merece la pena puede verse desde ahí. Como me digas que enfrente está el basurero municipal, me vengo abajo.
No,ahí enfrente debe existir algo especial. Razón de más para que tu, persona atenta y observadora lo escojas como mirador, como ventana al mundo.
Nosotros nos perdemos tu perspectiva.Pero por otra parte ganamos con tu serena presencia.Un placer. He dicho.

virgi dijo...

Bien dicho, sí señor.
La foto es en el jardín de una pequeña iglesia. Pequeña pero acogedora y antigua. Los dibujos externos son franjas esgrafiadas en las esquinas. Era una mañana nublada, silenciosa, con el mar a mi espalda y las montañas al frente.
Sólo se oían las risas de dos niños y el ladrido de un perro lejano. Más abajo, una fuente, un camino empedrado, una puerta azul, tejados rojos.
Gracias por volver, V, con intuición, humor y ternura.
Un abrazo fuerte.

Beauséant dijo...

quién sabe, una guitarra entre cactus sólo puede hacer mejores canciones o que salgan mejores plantas. es una buena combinación en cualquier caso..

mercedespinto dijo...

Un post con muy buena música, pero que muy buena. Y es que donde se ponga una canción acompañada de una guitarra...
Me alegra verte de nuevo.
Un abrazo y hasta pronto.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Imagino a la guitarra tocando sola melodías melancólicas para el cardón, transida de nostalgia, rota por el abandono. Me llega esa música y tu sensibilidad que capta una historia en cualquier parte.
Un beso muy grandote, querida Virgi, que se me despistó tu entrada (menos mal que he comprobado). Pues, hala, otro beso.

Conciencia Personal dijo...

Certero abandono, inspirador de una melodía...

Abrazos desde el otro lado, Monique.

edgar dijo...

Relaciones como esa parece que no funcionan, pero pueden tener un mundo enorme de vivencias. Por algo será que están juntos.
La música amansa a las fieras, Virgi.
Beso

La sonrisa de Hiperión dijo...

Una canción que pincha...

Saludos y un abrazo.

Esilleviana dijo...

Impresionante.
La idea de tocar un guitarra y tararear una vieja canción, mientras carda y separa el dolor que producen las púas de un amor, clavadas en su piel, a la vez que intenta alegrarse mientras escucha la balada de la nostalgia...

de veras siempre me gustan tus palabras y la imagen que las provoca.

un abrazo

(ps: a Eva le habrá encantado :))).

virgi dijo...

Siempre tan entusiasta, Esi, millones de gracias.
Besitos, linda.

ñOCO Le bOLO dijo...


· También el cardón necesita de la música para alimentar su alma. ¿quién no?

· BdpH

CR & LMA
________________________________
·

Sarco Lange dijo...

Apostaría mi TV a que es de dicha.

Bss.

La abuela frescotona dijo...

MUCHA PENA TENDRÁ EL GUITARRERO QUE OLVIDÓ SU GUITARRA EN UN CARDÓN, PENAS DE AMOR HA DE LLEVAR...
SALUDOS AMIGA MIA

don vito andolina dijo...

Hola Virgi, que siga sonando esta infinita melodia...
Gracias guapa, pasa buena tarde, besos en armonía--

Franziska dijo...

Cuando el amor anda por medio, comienza con dicha y termina con dolor. Esa es la constante en la que se apoya y lo más lamentable es cuando acaba sin frío ni calor.

Un trabajo de la calidad de todos los tuyos. Un abrazo de Franziska.

mi nombre es alma dijo...

Precismaente es esa dicotomia, entre madera noble y fuerte vegetación, entre alegría y tristeza, la que describe la vida, toda vida.

maria dijo...

Si han sido felices un tiempo...carpe diem.
Abrazote Virgi, tienes unas ideas!!!

virgi dijo...

Pues tú lo has dicho, María, ¡carpe diem!
Y besitos

SKIZO dijo...

Wonderful.Picture

virgi dijo...

Thanks, Skizo.
Kisses

VICTOR GATO dijo...

Sólo un desenamorado puede abandonar una guitarra abrazada a un cardón, por eso no lograbas adivinar si la melodía era de dicha o de dolor. De todas formas, una vez que se entra en el amor nunca se sabe, todo es una mezcla indefinida.
Precioso como siempre.
Un besito.

virgi dijo...

Ese perfil de gato es una lindura. Así debes ser tú.
Gracias, Víctor, una canción de besos para ti.

Clarice Baricco dijo...

Me encantan los cactus. Qué padre foto.

Y obvio, tus letras.

Un placer estar en tu casa.

virgi dijo...

El placer es mío, Clarice, por acercarte hasta tan lejos. Un beso grande, gracias también.