viernes, 30 de diciembre de 2011

Campanadas

Cada una de las campanadas rompía una esperanza. Había prometido recogerme antes de las doce para pasar unos días juntos. Y allí estaba yo, agazapada en el sillón de la casa, contemplando con tristeza los bailes, el descorche, los brindis, las frases ya conocidas. Mi vestido tiritaba de frío, los zapatos me incomodaban y la maleta, con un escaso par de cosas, me guiñaba un ojo con ternura.

Me echaron una manta por encima y dormí durante un rato.
Desperté al sonido de un timbre. Alguien tocaba con insistencia.
Al abrir la puerta, allí estaba. Mi padre, mi héroe.
Me cogió en brazos y dejé la angustia entre confetis y serpentinas.
Niña entre dos mundos, empecé el año como más deseaba.






Foto Virgi

Relato publicado en EURO - PA – LABRA, el pasado 21 de diciembre.

Mi agradecimiento y la esperanza de que la labor realizada por este blog no caiga en saco roto. Gestionado desde el Punto de Información Europeo (que ahora se cierra) en la comarca de Saja-Nansa, Cantabria, dedicaba una sección a relatos en 100 palabras, consiguiendo un elevado número de visitas en un corto espacio de tiempo.

domingo, 25 de diciembre de 2011

Infortunio

Navidad para alguien sin suerte:
una herradura oxidada, un recuerdo sangriento, la luna tan lejos
y ella... ¡ah, ella!...
en el 12A, que nunca encontró.















Mis gracias a La Esfera Cultural.
Aún con sangre, la suerte me sonríe.





Fotos Virgi

viernes, 23 de diciembre de 2011

Navidad


Que lluevan estrellas.
Que traigan polvo de vida para seguir adelante en tiempos difíciles.
Que se abran las ventanas.
Que la luz entre y nos caliente.

Que seamos todo lo felices que la vida, las estrellas y los tiempos nos permitan.
Ternura, besos, sonrisas…Feliz Navidad!!!


viernes, 16 de diciembre de 2011

Avance


Avanza la oscuridad entre la luz. Sobre el piélago azul se recortan las torres, que, tímidas, quisieran crecer más allá de los tejados. No saben que en cuanto la luz las abandone, serán pasto de la noche. El poder de las sombras barrerá los colores, las formas y el brillo del día.
Una cúpula aquí, un campanario más allá, dibujan la geometría del horizonte, el cercano, aquél que aún podemos alcanzar antes de la noche. Se han ido las palomas, los lagartos duermen bajo las tejas, las mariposas baten sus alas en el jardincillo, festoneando la tarde con el aleteo fugaz y rutilante de los insectos prodigiosos.
Yo veo un cielo sin nubes, la línea blanca y quebrada de este horizonte posible, las minúsculas plantas más arriba de la tierra. Y según voy viendo, la sombra progresa y el horizonte se difumina. Nada ha de quedar, ni la luz para ver la oscuridad.



Foto Virgi

sábado, 10 de diciembre de 2011

León

Se larga el león.
Ufano, ni el hociquillo se le adivina.
Sale por la izquierda, se va de la escena donde alguien lo sigue.
Languidece la tarde y las uñas le crecen entre los rastrojos.
El ocaso es azul
azul
azul
como el espejo irisado del mar lejano.

No ha visto el niño al león en la sabana, no.
En su fuero interno sabe de su cola, de sus garras de fiera y de su melena al viento. Antes de que caiga la tarde, el león, paso a paso, entre las yerbas, dejará las huellas sobre el papel donde un niño pinta y caza al rey de la selva.

Con su andar firme, el león lo mira y aprueba la cacería.



Dibujo de D. G., 6 años

lunes, 5 de diciembre de 2011

Sin

Un sol sin luna.
Una bola sin green.
Un cuerpo sin sombra.
Un planeta sin órbita.

Una naranja sin rama.
Un balón sin oxígeno.
El silencio sin rumores.
La luz sin brillo.

Un salto sin réplica.
Una raqueta sin pelota.
La curva sin fin.
El círculo sin radio.


La esfera en un mundo cuadrado.
Una cuadratura sin solución.







Foto Virgi